El final inevitable de los malos consejos: “No seas bajista”

04/05/2022

“No seas bajista”. Ese fue el mensaje entregado por un Artículo del Wall Street Journal en agosto de 2021, discutiendo la “nueva generación” de “estrellas de los medios financieros”. Esto es:

“Mientras EE.UU se retiraba a sus sofás en medio de la pandemia, millones de aspirantes a selectores de acciones, algunos llenos de efectivo, activaron las redes sociales y las aplicaciones de mensajería y se lanzaron de cabeza al mundo de la inversión minorista.

Muchos de estos influencers no tienen capacitación formal como asesores financieros ni experiencia en inversiones profesionales, lo que los lleva a elegir acciones en función de los caprichos de la opinión popular o a dar consejos para perder dinero”.

Dado que los inversores jóvenes querían una hoja de ruta “rápida y fácil” para obtener “grandes ganancias”, estas “estrellas” online que brindan asesoramiento gratuito fueron la fuente perfecta.

Sin embargo, esto no debería sorprender dado el avance casi vertical del mercado desde los mínimos de 2020. Los inversores jóvenes han aumentado el riesgo financiero con la “Fed” y el “BCE” proporcionando un seguro contra pérdidas.

Las acciones de los inversores minoristas recuerdan demasiado lo que presenciamos antes del colapso de “Dot.com” . Sin embargo, difícilmente se puede culparlos, dado que este es el único entorno de inversión que han conocido.

Pero ahí está el resto de la historia.

Solo la mitad de la historia

Según el artículo, solo hay 3 reglas que debe conocer para ser una “estrella financiera de las redes sociales”.

  • Ser identificable
  • Vender el sueño
  • Siempre alcista, nunca bajista

La Generación Z, nacida entre 1992 y 2002, teníamos entre 5 y 16 años durante la crisis financiera. Este es un punto importante porque nunca hemos experimentado realmente un “mercado bajista”. Se demostró repetidamente que cualquier consejo que pudieran haber recibido de asesores financieros que sugirieran precaución, asignación de activos o gestión de riesgos tenía un rendimiento inferior al del mercado.

“Los Boomers simplemente no lo entienden”.

Lo que condujo a un severo “sesgo de confirmación”:

“Como la mayoría del contenido de Internet, los videos de influencers prosperan con la popularidad. Y en medio de un mercado alcista de largo recorrido, también lo que es popular son solo las historias de éxito y los buenos consejos.

Muchas personas influyentes comentan que cuando promocionan una inversión, obtienen las mismas impresiones que anhelan. Sin embargo, cuando el mensaje es bajista, los seguidores se alejan o, peor aún, atacan con trolling despiadado.

El problema con el sesgo de “no seas bajista” debería ser evidente. Solo escuchar la mitad de la historia hace que los inversionistas queden “sorprendidos” por la otra mitad.

“ Sabemos que el day trading no produce riqueza a largo plazo para la gran mayoría de las personas que lo practican, pero estos influencers se están aprovechando de esa parte del cerebro humano que tiene menos inhibiciones, que piensa: “Yo seré la excepción.” Eso lleva a la especulación y a otros tipos de comportamientos de muy alto riesgo”. – Ted Klontz, Profesor de Finanzas Conductuales, Universidad de Creighton.

La demanda de los Gen Z’ers de comentarios de “no seas bajista” es la razón por la que ignoraron las mismas señales que impactaron negativamente tanto a los Millennials como a los Boomers anteriormente.

Fue divertido mientras duró

El problema actual para los jóvenes inversores minoristas es que los mercados “desafiaron la lógica” con tanta frecuencia que se convirtió en sinónimo de “lobo llorón”. Claro, las valoraciones son históricamente caras, pero “y qué”. La Fed continúa impulsando la política monetaria.

Desde mediados de 2021 y continuando en 2022, el fervor especulativo de los inversores minoristas que buscan acciones como AMC, Gamestop, Bed Bath & Beyond y muchas otras terminó tal como se esperaba. A medida que aumentaron las tasas de interés, la liquidez se revirtió y la Reserva Federal se volvió más agresiva con la política monetaria, las acciones de “YOLO” se convirtieron en “OH NO”.

Como muestra la siguiente tabla, de las 700 empresas examinadas con capitalizaciones de mercado superiores a $ 7 mil millones, las 120 empresas mostraron la mayor destrucción de precios desde sus máximos de 52 semanas. Muchas fueron las favoritas de las “acciones de memes” como Zillow, Zoom, Pinterest, Netflix, etc. Estas compañías han bajado un 33% o más desde sus máximos de 52 semanas.

La siguiente tabla muestra las 81 empresas con mayor capitalización de mercado. Notará muchas empresas que han bajado significativamente más que el índice S&P 500 en 2022. Empresas como Nvidia, Facebook (Meta), Salesforce, Paypal, Qualcomm e incluso Tesla han bajado un 20 % o más desde sus máximos de 52 semanas.

Por supuesto, esa destrucción de capital pesa sobre el sentimiento de los inversores. Si bien los inversores minoristas disfrutaron del “frenesí” inducido por la liquidez, muchos ahora han sufrido un severo “mercado bajista”  en sus carteras. No es sorprendente que el sentimiento de los inversores se encuentre en niveles que se asocian con mayor frecuencia con correcciones más significativas y mercados bajistas importantes.

Tratamos de advertirte

La acción de los jóvenes inversores minoristas fue comprensible. Lleno de un cheque “estimulante” y una aplicación comercial, el “casino de Wall Street” estaba abierto para los negocios.

Sin embargo, el resultado de los jóvenes inversores que se acercaron al mercado con una actitud de “no se puede perder” fue evidente. Si bien las estrellas de las redes sociales “se hicieron ricas” por sus consejos de inversión gratuitos de “no seas bajista” , vale la pena señalar que sus “riquezas” no provinieron de su habilidad para invertir. En cambio, provino de su habilidad para producir productos y anuncios. Eso no es muy diferente de cómo Wall Street hace su dinero.

La experiencia tiende a ser un maestro brutal, pero es solo a través de la experiencia que aprendemos cómo crear riqueza con éxito a largo plazo.

Como Ray Dalio bromeó una vez:

“El mayor error que cometen los inversores es creer que es probable que persista lo que sucedió en el pasado reciente.  Asumen que algo que fue una buena inversión en el pasado reciente sigue siendo una buena inversión. Por lo general, los rendimientos pasados ​​altos simplemente implican que un activo se ha vuelto más caro y es una inversión más pobre, no mejor”.

Es por eso que cada gran inversor en la historia, en diferentes formas, tiene una regla básica de inversión en común: “No pierdas dinero.” La razón es simple: estás fuera del juego si pierdes tu capital.

Samuel Izquierdo Pina, Analista de inversión

4/5 - (4 votes)



SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER