Acciones Santander: Análisis y expectativas a largo plazo

29/01/2018

Probablemente las acciones Santander, junto con Telefónica, sea la inversión más común en las carteras de los inversores Españoles. Cosa que no dejará de sorprenderme nunca.

¿Por qué los inversores nóveles encuentran atractiva esta acción?

¿Qué lleva a un inversor novel a comprar acciones Santander y no otras acciones de entre las millones disponibles que hay al alcance de todos?

¿Piensan que van a ganar dinero con ellas?. Entiendo que sí; pero, ¿no se han cansado de esperar a que eso suceda, mientras otras acciones han subido una barbaridad y las acciones Santander no han hecho más que caer, y caer…

Han decidido ahora, de repente, que mejor esa inversión pasa a ser una “inversión de largo plazo”. Normal, después del enganchón, un inversor novel tiene a cambiar los orígenes de sus intenciones, y lo que era una inversión para poco tiempo no tiene más remedio que convertirse en largo plazo para ver si hay suerte y recuperan algún día su dinero.

Estas y otras preguntas podríamos tratar de resolver, pero antes empezaremos por el principio.

Acciones Santander (análisis)

acciones santander

Para un inversor novel (dejarme que haga un apunte aquí, muchos inversores que llevan invirtiendo muchos años siguen siendo nóveles. Ser novel o senior no es sino un estado que descansa sobre la acumulación de conocimiento, y en muchos casos los inversores no acumulan conocimiento por más que pasen los años), aprender a separar empresas buenas de empresas malas debería ser algo sencillo. Es algo sencillo de hecho. Sin embargo no parece que la gente en tenga mucho interés en hacer dicha separación a la hora de invertir, y la verdad, les vendría muy bien.

Para otras cosas sí se preguntan cómo hacer las cosas bien, cómo elegir los productos que compran bajo la lógica de “comprar calidad a precio barato” y aprenden cómo hacer esta fácil distinción para que no les den “gato por liebre” en sus adquisiciones diarias, pero en las inversiones… ¡resulta que les da igual comerse un guiso gato!. Que curioso!

Pues bien, si apelamos a la lógica, una acción debería ser comprada bajo la misma premisa. Deberíamos comprar una acción que presentara un buen binomio calidad-precio. Es decir una empresa que tiene una alta calidad y que se vende a un precio barato, ¿no creéis?.

A veces he leído eso de que el análisis técnico no se preocupa por los fundamentales de las empresas sino sólo del precio (yo como sabéis no tengo ni idea de análisis técnico), pero me pregunto yo:

¿qué queréis decir, que os saldrán mejor vuestras operaciones si trabajáis sobre acciones elegidas sin criterio fundamental previo, que si aplicáis vuestro análisis a empresas que ya de por sí tienen una predisposición a subir porque son buenas compañías infravaloradas?. No sé, me parece tan ridículo…

Bueno, además, inversores que gestionan fortunas propias y de terceros, billones y billones bajo gestión, con éxito abrumador como Stanley Druckenmiller o Jessy Felder que sí aplican análisis técnico va y resulta que lo hacen sobre acciones que sí cumplen criterios de excelencia fundamental. Es decir no lo hacen sobra la acción que más “pita” ahora en las redes sociales, sino que hacen una selección por fundamentales de las acciones que trabajarán y entonces aplican su análisis técnico sobre estas y no otras, y porque siguen dando un binomio calidad-precio que les resulta atractivo. Quizá por eso ellos sí tienen éxito con el análisis técnico.

Ahora sí, después de este preámbulo, pasemos a analizar las Acciones Santander.

Lo primero que vemos es que es una empresa que tiene los siguientes ratios financieros:

Ratios de tamaño acciones Santander

 Market Cap

95.49 bn

 Enterprise Value

-13.74 bn

Hay que tener en cuenta que el tamaño de una empresa en general se mide por medio de la capitalización (precio de las acciones por el nº de acciones disponibles), si bien ésta no es una medida que nos de mucha información sobre la compañía pues el tamaño medido así nos dice sólo el precio que vale hoy, pero no tiene en cuenta la deuda tenéis que tener en cuenta que una empresa como el banco Santander que tiene un precio en mercado de 95 billones tiene sin embargo tal cantidad de caja que su valor real teniendo en cuenta la deuda neta (que es negativa) es de -14 billones aproximadamente.

A esto último le llamamos Enterprise Value y se calcula como:

EV = Market Cap. – Deuda Neta (Deuda – Caja)*

*La fórmula incluye otras partidas pero a groso modo esta sería una definición práctica.

Viene a ser en palabras llanas,

Factores de caja acciones Santander

Esto es muy importante pues un banco como el banco Santander tiene mucha caja, mucha caja, muchísima… y eso en teoría es bueno, ¿no?. Pues no necesariamente, la verdad. depende de lo que el banco haga con esa caja.

El flujo de caja positivo es generalmente considerado como un fuerte indicador del potencial futuro de una empresa. Los gerentes, inversionistas y analistas, sin embargo, deben tener en cuenta el flujo de caja con otros informes financieros importantes para evitar la mala interpretación de la situación de una empresa. Puedes sobrestimar fácilmente el potencial de una empresa si te fijas sólo en sus estados de flujos de efectivo.

En esencia, hay cuatro aspectos a tener en cuenta,

La deuda incobrable no se tiene en cuenta en los flujos de efectivo y contablemente la compañía puede mostrar millones de euros de efectivo esperado que sabe que no va a cobrar nunca.

El segundo es la preocupación de rentabilidad. Una cosa son las ventas y otras las ganancias. Una empresa puede vender productos por menos de lo que pagaron por ellos, y sin embargo seguir anotándose ingresos cosa que va a incrementar los flujos de efectivo, y dar una imagen equivocada de la realidad.

El tercero, podría ser en enfoque de corto plazo, pues un flujo de efectivo alto, indica que la empresa puede pagar sus obligaciones de corto plazo, sin embargo la deuda a largo plazo no esta garantizada con altos flujos de caja.

Y el cuarto es de sentido común, Si la empresa no es capaz de generar retornos a sus inversiones, no invertirá ese dinero. Y de ser así, ¿qué podemos esperar nosotros como inversores obtener a cambio cuando invirtamos en esa empresa?. Nada, lo mismo que la empresa no confía en su negocio y por eso no invierte en él.

En particular algunos ratios al respecto de Acciones Santander son:

% Caja por acción/precio: 0.67%. Hay muy pocas empresas que coticen por debajo de su caja por acción, y se supone que esto es algo positivo pues estaríamos pagando por ella su precio de cotización, pero “recuperaríamos en efectivo” más de lo que hemos desembolsado y además tenemos la parte proporcional que representa la acción sobre el negocio. Un chollo, pero como decía antes, si esta empresa no invierte su dinero porque le obtiene un retorno muy bajo, no podemos esperar de ella que crezca en el tiempo. No nos interesan empresas con mucha caja o flujos de caja altos, si por el contrario no obtienen altos retornos a sus inversiones.

Las acciones Santander obtienen un modesto 7% de rentabilidad sobre el capital, y no parece que sea suficiente para sostener un crecimiento sostenible de una empresa que ya vale 95 billones de euros. La dificultad de crecimiento es enorme, y como inversores no podemos esperar ganar dinero con las acciones Santander, pues estamos abocados a la lógica que sus mismo gestores se enfrentan: no obtienen retornos suficientes a sus inversiones en capital y no invierten, por tanto ese dinero en su propio negocio.

La industria bancaria en general no llega a un rendimiento sobre el capital del 6% (media industrial) lo que nos descarta el sector bancario en general como un sector capaz de crecer a largo plazo. Motivo por el cual muchos inversores billonarios descartan invertir en el sector banca (por ejemplo el billonario Joel Greenblatt entre otros).

Tener en cuenta que el crecimiento esperado del EBIT para las acciones Santander,

^EBIT PS (% Crecimiento Ebit Esperado por acción)

1.59 industria

0.36 Santander

dependerá del factor de crecimiento del Retorno sobre capital en el sector bancario, y en el caso de Santander es del 0.36% es decir es un banco con una capacidad de crecimiento muy por debajo de la del resto de su industria. Con lo que nuevamente nos pone en una situación de dificultad para obtener ganancias a largo plazo en esta empresa.

acciones santander

Otras interpretaciones

La banca en general aplica un compendio contable casi indescifrable… mucho hay que saber sobre contabilidad financiera para entender las cuentas de un banco.

Más allá de la consideración de algunos sobre que “el banco Santander es una gran empresa y ya subirá”, opinión absolutamente irracional y sin fundamento ninguno, la realidad es que desde un punto de vista de contabilidad financiera lo que es aplicable para el resto de industrias no lo es para la banca. Los inversores billonarios saben esto y la mayoría descartan el sector bancario por no estar seguros de conocer la realidad de lo que están viendo, por claro que en apariencia pudiera parecer. De hacho este es el motivo que factores como el F-Score (meritoria métrica de análisis de contabilidad financiera que creó el profesor Joseph Piotroski), no se aplica ni al sector bancario ni al de aseguradoras.

Conclusiones

Desde mi punto de vista, lo más sensato es seguir el sentido común. Si no puedes conocer un negocio en profundidad con un simple vistazo, mejor no te líes en tratar de analizarlo, y dedica el esfuerzo de análisis en buscar empresas (que las hay muchas) con unas capacidades de crecimiento mayores. Generalmente del sector industrial, servicios o tecnológico, que harán las delicias de un inversor dedicado, por encima de lo que te pueda reportar a largo plazo una empresa como el Banco Santander.



SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER