Ahorra en “Capital Bolsa”. Cómo cualquiera puede ser un inversor exitoso invirtiendo 100 euros al mes

02/03/2018

Ahorra en “Capital Bolsa”. Cómo cualquiera puede ser un inversor exitoso invirtiendo 100 euros al mes

Nota: a lo largo del artículo llamaré “capital bolsa” al dinero que destinamos a un plan de ahorro a largo plazo.

 

Muchas personas creen que la bolsa no está al alcance de todos, y deciden desentenderse del mundo de la inversión y finanzas como si eso no fuera con ellos. Una pena, pues sí van con ellos, y no conocerlo les puede poner en una situación muy difícil en el largo plazo.

Dejar que me explique. Actualmente la gente en general no suele tener una orientación básica hacia las finanzas. Sus ahorros los tienen en una cuenta corriente, si es que los tienen; o en un producto de los que ellos llaman “seguros”, “sin riesgo”. Los que no tienen ahorros, y viven al día con lo que cobran, ni sueñan con tener un ahorro a largo plazo.

Eso es un error. Vivimos en un mundo que es de base inflacionario, lo que significa que el dinero, sólo por el mero paso del tiempo, cada vez vale menos. Recordar cuando de pequeños os daban de paga digamos 1.000 pesetas, en aquel entonces hacíamos un montón de cosas con 1.000 pesetas, hoy con esos mismos 6 euros, ¿qué haces?. Nada, con suerte si no te pides palomitas, vas al cine.

Pues bien, en ese mismo entorno, que además tiene un elevado componente de endeudamiento a largo plazo, las economías se ven colapsadas y constreñidas por la necesidad de devolver las inmensas deudas que han acumulado los países para contribuir al bienestar social (carreteras, servicios básicos, salud, educación…), y los saldos positivos son escasos o nulos; el coste que debemos pagar todos es la devolución de esa deuda. No nos han regalado nada. Las infraestructuras en los países Europeos son extraordinarias si las comparamos con, por ejemplo, algunos países latinoamericanos, pero el coste de tener ese beneficio en el bienestar social pasa factura y los estados no pueden hacer frente a esas devoluciones si no somos nosotros quienes contribuimos a ellas con nuestros impuestos.

Hasta aquí todos lo sabemos, pero tiene otro trasfondo. Ni con los impuestos llega para pagar lo que se debe y vamos abocados a un sistema donde tras una larga vida laboral no tengamos pensiones que soporten el resto de nuestra vida. Pues si pagamos pensiones no pagamos la deuda.

Podríamos pensar, “pues no paguemos la deuda”. Ya, es un pensamiento fácil y bastante complaciente, pero las cosas no funcionan así. En cualquier caso, hay un mecanismo para “no pagar la deuda” y se piensa en él: la misma inflación que antes comentaba. Cuando hay mucha inflación, el valor del dinero baja, con lo que el de la deuda también. Tendríamos que pagar la misma cantidad de deuda, pero ésta representaría menos de lo que ahora representa, pues si entonces debíamos 5.000 pesetas y las pudieramos pagar con 30 euros actuales, la percepción de entonces era que 5.000 pesetas era mucho dinero, pero hoy 30 euros en una comida en un buen restaurante, ya está.

capital bolsa

Pero esto trae otras consecuencias, volvemos a galopar con inflaciones altas, y que la inflación se coma la deuda en el largo plazo, no significa que haya capacidad de pagar pensiones, pues cada vez hay menos gente que contribuya a llenar las arcas que luego permiten pagar las pensiones.

La conclusión es que los jóvenes de hoy no van a tener un sistema de pensiones en el futuro. El modelo va a cambiar, y se orientará hacia los planes privados de pensiones.

Un plan privado de pensiones gestionado por una compañía de seguros, te insta a que ahorres una parte de dinero todos los meses (por ejemplo) y ellos invierten ese dinero en bolsa u otros productos como bonos, etcétera para que en el largo plazo, llegado el momento hayas ahorrado cierto dinero y además ese dinero te haya dado una cierta rentabilidad.

La rentabilidad en este caso es importantísima porque si ganas poco, menos que la inflación, en realidad estás perdiendo dinero, perdiendo capacidad adquisitiva. Es decir, con lo que recuperes no te dará vivir.

Actualmente la gente, cuando ahorra dinero y lo pone en una cuenta corriente o un producto “seguro”, está perdiendo dinero todos los años, el equivalente a la inflación. Mal negocio.

Quienes tienen un plan de pensiones privado, y ahorran todos los meses, se jactan de decir que ellos “no invierten en bolsa porque la bolsa tiene riesgo” pero sin embargo la compañía de seguros lo está haciendo, y lo malo es que lo están haciendo MAL, lo que redunda en una baja rentabilidad a largo plazo, que en un entorno inflacionario, no superará a la inflación, con lo que perderán dinero todos los años.

capital bolsa

La conclusión es entonces,

Tenemos que encontrar la forma de ganar una rentabilidad a nuestros ahorros superiores a la inflación (que recordar, será creciente), y que de esta forma, nuestros ahorros no sólo aporten la cifra absoluta que hayamos ahorrado a nuestro bienestar, sino que además añadan una rentabilidad extra que permita que tengamos más dinero del que hemos ahorrado y que ésta compense a la pérdida que vendrá vía inflación.

 

¿Y eso cómo se hace?

La mayoría de los planes de pensiones, ya sean de compañías de seguros, o de entidades financieras, no dan rentabilidad o tan baja que tú con unos mínimos conocimientos podrías hacerlo mejor.

El motivo es sencillo, las grandes instituciones no tienen más interés que el de captar capital bajo gestión ya que cobran dinero por ello, y tienen mucho dinero que gestionar. En general con equipos de análisis muy pequeños y muy poco formados, y suelen crear productos compactos, que están referenciados a índices (cestas de acciones) sobre los que no se ha hecho ningún filtrado. Son simplemente cestas de acciones, y las instituciones se adhieren a ellos, ofreciendo a los partícipes del plan de pensiones la rentabilidad que esas cestas de acciones hayan dado y descontando las comisiones que la gestora cobra, los gasto de trading y las comisiones de la compañía de seguros que está en medio. Cobra todo el mundo y lo que queda para tí, que como decía es muy poco.

Esas cestas de acciones, que se les llama índices, son por ejemplo el IBEX35, el Eurostoxx50, el S&P500… índices de las bolsas en general.

Pero si vas a estar invertido en esas índices y de eso va a depender tu jubilación, me pregunto ¿no deberíais preguntaros qué tipo de acciones hay dentro de esas cestas?. Yo lo haría pues de eso va a depender mi jubilación, en ese caso.

No lo hacéis.

 

Pero responder a ésto, vosotros sí sabéis que las empresas las hay de muchos tipos,  empresas buenas con una alta calidad que ganan mucho dinero y no paran de hacerse cada vez más grandes (las llamaremos “las buenas”); y empresas malas, que no paran de perder dinero y no crecen o incluso decrecen y desaparecen (las llamaremos “las malas”).

En esta distinción que he usado, empresas “buenas” y “malas”, no he tenido en cuenta el tamaño. Las hay que son “buenas” pequeñas, y las hay que son “malas” y grandes… Es decir, nada indica que una empresa grande sea “buena”, ¿verdad?. De hecho tiene más sentido que una empresa pequeña “buena” con el tiempo pueda hacerse muy grande, y si tu has estado invertido en ella, todo ese crecimiento lo habrán recogido tus ahorros. Mientras que si la empresa ya es muy grande su capacidad de crecer es menor, y además si ésta es “mala” ni te cuento.

Esto lo he explicado porque el único criterio que usan esas cestas de valores de las que hablábamos antes y en las que invierten los planes de pensiones y de las que depende tu jubilación, están formadas por acciones que son simplemente grandes, no por ello “buenas”, sino sólo grandes, las más grandes de cada país, o zona de países.

Esto es un factor a tener en cuenta.

Yo creo que sería más sensato aprender a localizar “buenas” empresas e invertir en ellas, nosotros mismos, haciendo nosotros un plan de ahorro que llamaremos “capital bolsa”.

 

capital bolsa

 

Cómo construir un plan de ahorro de capital bolsa.

Bueno, la cuestión es la siguiente, si nunca antes has invertido en Bolsa, mejor. Si lo has hecho, tu reto será mucho mayor, tienes las de perder (a no ser que tengas la férrea voluntad de poner en contradicción tu propio conocimiento sobre la bolsa. Una actitud valiente, pero escasa). Pero si no has invertido nunca tienes ahora una gran oportunidad por delante.

 

Primero vamos a ver,

cómo deberíamos hacer un plan de ahorro

Imagina que decides apartar 100 euros todos los meses de tu nómina que los destinas a invertir. Una de las principales ventajas de esto es que estamos ahorrando dinero futuro, dinero que cobraré en mi siguiente nómina y no dinero que ya he ahorrado y he ganado con el sudor de mi frente. Cuando ya tienes ahorros, te da pánico invertirlos en bolsa, pero si estamos hablando de invertir 100 euros de tu próxima nómina, es un dinero que no tienes ahora en tu bolsillo, y psicológicamente no es igual de duro.

Además, planificas tu vida de acuerdo a que ganas 100 euros menos al mes, y arreglado.

Una vez esto está claro, lo que va a pasar que cada mes te vas a juntar con 100 euros. Es decir vas a ahorrar 1.200 euros al año. Dentro de 20 años tendrás en esa cuenta 1.200 euros x 20 = 24.000 euros.

Pero ojo, suponiendo una inflación real media del 5% (que es ser muy conservador para los próximos 20 años), tu resultado real sería que el valor de ese dinero compraría hoy bienes y servicios por un montante de tan sólo XXX ese decir un auténtico desastre.

Por este motivo decíamos que debíamos obtener rentabilidad a nuestros ahorros, y que esta debería ser superior al 5%, para no sólo quedarnos igual, sino que le ganemos dinero a nuestro dinero. Que se revalorice con el tiempo y que se convierta en por ejemplo 800.000 euros. Así no sólo compensamos la inflación sino que nos damos una buena jubilación.

 

¿Y esto se puede hacer?. Sí. Primero os enseñaré por qué es esto posible, y luego cómo hay que ponerlo en marcha.

Imaginar que podemos obtener una rentabilidad media anual del 20%, suponer que sabéis cómo hacerlo (de momento, lo doy por supuesto, y luego explico cómo es posible y quién ha explicado cómo conseguir esa rentabilidad. Para que podáis contrastar mis ideas con las del autor de origen).

Si esto es así, la inflación estaría superada, pero además hay un efecto de revalorización acumulada llamado Interés Compuesto, que a hacer que tu dinero cada vez crezca a mayor ritmo. Pensar que si ganas un 30% el primer año a tu dinero el año siguiente tendrás un 30% más, y al terminar el año, tu rentabilidad del segundo será de un 30% sobre el 130% del dinero, con lo que ganas más dinero que el primer año y así sucesivamente.

Si esto lo aplicamos a un plan de ahorro en el que desde el principio, y empezando desde 0, ahorramos e invertimos 100 euros mensuales, al cabo de 20 años tendríamos el siguiente resultado:

capital bolsa

Como véis, estamos hablando de tener 850.160,95 euros invirtiendo tan sólo 100 euros al mes.

Es decir a los 24.000 euros que hemos ahorrado, les hemos ganado 830.000 euros de beneficio. Parece que merece la pena.

Bien, como véis cualquiera puede ganar mucho dinero en bolsa haciendo un “Plan de ahorro en Capital Bolsa”.

 

La cuestión ahora,

¿cómo se obtiene una rentabilidad del 30% anual medio?

 

Si os lo cuento yo, me creeréis o no, con lo que el valor de lo que os cuente calará poco en vuestro cerebro, así que me basaré en el trabajo de otros que tienen mayor reputación de la que yo tengo.

Las fuentes serán: Cliff Asness, Joel Greenblatt, Joseph Piotroski. Tres billonarios que han hecho lo que predican y se han hecho ricos con ello. Esa idea de “put your money where your mouth is”.

 

Seguramente después de leer esto seguiréis pensando que no es posible, que no hay fórmula que permita ganar dinero en bolsa consistentemente; pero dejar que os adelante que incluso el propio Benjamin Graham, el padre de la inversión en bolsa, tenía su propia fórmula, y lo que han hecho estos otros inversores que he comentado no es más que ahondar en esa misma fórmula.

Esto está inventado desde los años 20, así que espero que la credibilidad se la entreguéis a la historia que ha hecho que ésto pueda ser así.

La fórmula

 

La fórmula consiste en comprar una lista de acciones (20) cada año que tendrán todas ellas en su conjunto unas características concretas, y cada año cambiar esas acciones por las que al inicio del año cumplan nuevamente con las características en cuestión.

 

Es decir siempre tendremos 20 acciones, y las cambiaremos cada año.

 

Las características de esas acciones serán las siguientes:

 

Empresas que obtengan una alto rendimiento sobre el capital. Las empresas necesitan un capital mínimo para llevar a efectos sus negocios. Son inversiones en Capital de Explotación Neto y Activos Fijos Netos. Estas dos partidas son las más esenciales en la administración de una empresa.

Si las empresa ganan mucho dinero en relación al capital mínimo  que necesitan para que la empresa funcione, entonces podemos considerar que la empresa es muy eficiente. Que tiene una calidad ALTA.

Es importante invertir en empresas de alta calidad, al igual que vosotros cuando compráis algún producto, queréis o le exigís una calidad mínima. No os conforméis con cualquier porquería. En las empresas pasa lo mismo, hay que saber identificar calidad, y la manera más fácil de hacerlo es usando este factor, que se llama: Rendimiento sobre el Capital Invertido (o ROIC).

Y se calcula:

EBIT / (Capital de Explotación Neto + Activo Fijo Neto)

¿Y cómo calculamos esto con todas las acciones que hay en bolsa?. Me voy a morir en el intento…

No es preocupéis, es muy fácil: entráis en zonavalue.com y en la sección de Fundamentales tenéis un screener (radar) que busca lo que queráis, en este caso, buscaréis en los países de la zona euro, las empresas con más altos ROIC. Ya está.

fuente: Joel Greenblatt. “El pequeño libro que bate al mercado”

 

En segundo lugar buscaremos las empresas que tengan un mejor comportamiento.

En principio no hay ninguna lógica en que compremos acciones que como han subido antes, vayan a seguir haciendo ahora; sin embargo sucede que así es. Empíricamente se ha estudiado (muchos autores) que hay una corriente que mueve a las masas por la que si unas acciones lo han hecho bien el año anterior, tienden a seguir haciéndolo bien el siguiente.

Si nos creemos esta idea, que se llama Momentum, y que no se aplica sólo a bolsa si a todos los aspectos de la vida pues es un aspecto conductual, podemos incluirlo en nuestra fórmula y usar el Momentum como un factor adicional.

Se calcula usando el ratio Price Index 12m que consiste en la variación que tuvo el precio de la acción en los últimos 12 meses. Cuando más alto mejor según esta teoría.

Igual que antes, tranquilos, esta información la obtenemos en segundos con zonavalue.com

fuente: AQR Library

 

El tercero y último de los factores se lo debemos a Joseph Piotroski.

Este profesor nos enseñó un método para clasificar las empresas de tal forma que podamos separar las “buenas” de las “malas”. Así de simple.

El método consiste en una clasificación (score) que va de 0 a 9, y si una empresa obtiene 7 ó más puntos en la clasificación, es que es digna de invertir en ella.

Estos puntos, o factores de clasificación, están todos relacionados con los estados financieros de las empresas o sus características de negocio.

El ratio se llama F-Score

Podéis ampliar la información aquí: https://es.wikipedia.org/wiki/Piotroski_Score

fuente: “The Use of Historical Financial Statement Information to Separate Winners from Losers”

 

Bueno pues ya lo tenemos,

Nuestra fórmula para llevar a cabo nuestro Plan de Ahorro en Capital Bolsa será una combinación entre tres factores:

 

Altos ROIC

Alto Price Index12m

Alto F-Score

Pero entonces,

¿cómo sé que esto de verdad funciona y puede generar una rentabilidad del 30% anual?

 

Pues mirar, para ello hay que ver cómo ha funcionado este mismo modelo en el pasado.

Por ejemplo, si miramos los últimos 10 años y hacemos un backtesting de la estrategia, podremos ver qué habría pasado en caso de haber esto esto todos los años.

Criterios de selección:

capital bolsa

fuente: zonavalue.com

Nótese que he descartado el sector financiero y el de Utilities (os recomiendo que hagáis lo mismo). Y que he decidido invertir en empresas más grandes de 50 millones (Market Cap).

 

Resultado Backtest fórmula Capital Bolsa

capital bolsafuente: backtesting gratuito de zonavalue.com

 

Ahí lo tenéis.

 

Por supuesto para un plan de ahorro en Capital Bolsa como el que hemos comentado, si empieza con 100 euros de inversión, no podríamos comprar las 20 acciones desde el principio, así que nos tocaría hacerlo en un cierto tiempo acumulando acciones a cada compra. Es decir, nos llevaría 20 meses (a 100 euros por acción) para completar la cartera.

Por supuesto si se tiene ya un dinero ahorrado y se quiere destinar a este plan de ahorro en Capital Bolsa desde el principio, entonces sí se podría comprar el total de la cartera desde el minuto cero.

Como os decía, el ahorro es muy importante, y el método que utilices también. Aquí tenéis un resumen de lo que grandes inversores nos han enseñado, puesto todo junto en un sencillo artículo que espero hayáis disfrutado.

 

Apéndice: esto no es necesario, pero que aquí quede para vuestro conocimiento:

Screening de la fórmula capital bolsa a día de hoy (02/03/2018)

Las acciones que hoy cumplirían estos criterios son:

 

Nombre Return on Invested Capital (ROIC Greenblatt) Price Index 12m (%)
Soitec SA 18.24 3.28
Derichebourg SA 16.52 2.13
Estoril Sol SGPS SA 19.33 1.66
Continental AG 22.35 1.5
CropEnergies AG 17.87 1.21
Societe Pour l Informatique Industrielle SA 21.02 1.02
Sapmer SA 16.9 0.86
Micron Technology Inc 34.75 0.85
HanseYachts AG 19.4 0.75
Devoteam SA 31.52 0.72
AST Groupe SA 21.98 0.6
Plastiques du Val de Loire SA 15.47 0.59
Hochtief AG 26.62 0.55
MGI Coutier SA 24.53 0.51
Aubay SA 17.18 0.44
Basler AG 41.59 0.4
Eckert & Ziegler Strahlen und Medizintechnik AG 15.7 0.39
Dr Hoenle AG 19.88 0.38
Aurubis AG 18.41 0.37
SS Lazio SpA 49.61 0.34

* todas cumplen adicionalmente la condición de F-Score > 6 y Market Cap > 50 millones. Países España, Alemania, Francia, Italia y Portugal.

**he utilizado el screening gratuito de zonavalue.com para obtener las acciones resultantes de aplicar esta fórmula. Podéis hacerlo vosotros mismos registrándose en la web de forma gratuita y accediendo a la herramienta de screening.

 

capital bolsa



SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER