Análisis del Eurizon Azioni Strategia Flessibile

17/06/2019

Este es el primero de una serie de artículo que iré elaborando sobre los fondos que analizo en mi día a día. Concretamente, en esta primera serie comentaré los fondos que me presentaron en el Iberian Summit organizado por Investment Europe. Para los que no lo conozcan se trata de un evento de dos días que pone en contacto a analistas de fondos de inversión y gestores patrimoniales con gestoras de fondos de inversión.

Eurizon AM es una gestora italiana que está dentro de la estructura del banco Intesa San Paolo y que tiene unos 309.000 millones bajo gestión en 25 países diferentes. Estamos ante una gestora de bastante tamaño pese a que pueda ser desconocida para el público en general.

La presentación fue realizada por Corrado Gaudenzi, Head of Long Term Sustainable Strategies, con 28 años de experiencia en la gestión. El equipo de gestión del fondo está formado por 5 personas que llevan más de 10 años trabajando juntas y que han desarrollado su propio estilo de gestión, gestionando unos 20.000 millones de euros.

El fondo presentado fue el Eurizon Azioni Strategia Flessibile y comenzó de la mejor manera posible, explicando con claridad los objetivos del fondo. Sus objetivos son conseguir en un horizonte de 7 años la misma rentabilidad media que la renta variable en la historia, pero reduciendo significativamente la desviación típica soportada por el fondo.

¿Cómo?

  • Utilizando un enfoque flexible para invertir entre el 50% y el 100% en RV Europea y Americana
  • Seleccionando unas 120 empresas con altos dividendos sostenibles en el tiempo
  • Enfoque muy “contrarian” en la selección de valores

Para ello aplican un sistema de inversión con sesgo cuantitativo en la toma de decisiones que les ha dado muy buenos resultados en los años de historia del fondo. Algunos datos:

  • Máximo tiempo de recuperación tras caída: 305 días vs 422 del índice
  • Media de días para recuperarse tras caída: 51 días vs 63 días
  • Máxima caída: -13% vs -20% del índice
  • Media de la caída máxima: -1,7% vs -3,54% del índice
  • Rentabilidad desde inicio: 77% vs 21% de la categoría asignada por Morningstar

La estrategia se entiende bastante así que tampoco me extenderé en ella. Solo quiero comentar que para determinar la asignación de RV utilizan el CAPE de Shiller (como el Sextant Grand Large) pero aplicándole 1 desviación típica para ajustar la media y optimizar el punto de “sobre valoración”. Como podéis imaginar el fondo lleva desde 2016 al mínimo de renta variable, en torno al 50% y 55%, lo que lo posiciona como una buena alternativa para los inversores que sean muy negativos con el panorama actual. Por cierto, la parte de RF va a cash así que no hay generación de retorno por esa vía. Aquí va una imagen de su posicionamiento histórico en RV:

Como resumen tenemos un fondo con un corte muy defensivo que ha demostrado tener unos ratios interesantes fruto de una estrategia con sentido y de fácil comprensión. La parte invertida está en empresas de alto dividendo, siendo una de las claves el peso en RV que está determinado por el CAPE de Shiller.

Eso sí, es uno de esos fondos en los que es clave conocer la estrategia ya que para algunos inversores los rendimientos de los últimos años serán “insatisfactorios” en relación a los índices, pero esto es fruto de este sesgo defensivo.

Pienso que es un fondo mixto muy interesante, al estilo Sextant Grand Large, y que puede ser útil para inversores moderados que busquen una exposición flexible en función de la valoración de los mercados pero que no quieran estar fuera del mercado (exposición mínima del 50%). Además la parte en renta variable es vía empresas de alto dividiendo, lo que da un plus de seguridad en la parte invertida y puede posicionar al fondo como una buena alternativa para aquellos que quieran exposición a la renta variable con un “paracaídas” por si se giran los mercados.



SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER