Trabajar como Greenblatt con una cartera de fondos, ¿es posible?

06/11/2017

Joel Greenblatt en su libro “El pequeño libro que bate al mercado” propone lo que él llamó la fórmula mágica. Una fórmula cuantitativa simple basada en el axioma de Warren Buffett “buenas compañías a precios razonables”.

Su fórmula traduce este axioma a ratios financieros definiendo las “buenas compañías” como aquellas que tienen altos ROIC y los “precios razonables” como bajos Ev/Ebit.

Esta traducción a ratios cuantitativos de un axioma filosófico de inversión y la forma en la que los trabaja, creando listas con cada ratio y combinándolas para seleccionar las empresas que conformarán su portfolio, es el gran hallazgo de Greenblatt y su fórmula mágica, y con ello abrió la puerta a la posibilidad de crear estrategias muy rentables basadas en ratios y sistemas muy simples.

De hecho, si testamos la fórmula mágica en los años 2002-2016 en EEUU entre aquellas empresas con una capitalización superior a 50m vemos que obtendremos una rentabilidad del 24,13% anual (CARG)

Simplicidad y efectividad. Lo que sólo un genio es capa de ofrecer.

A partir de aquí, cuenta el arte de invertir y la capacidad de cada uno para ser fiel a lo que está haciendo y superar los momentos difíciles con tranquilidad. No hay que olvidar que este 24,13% lo obtenemos de media, pero que pasaremos años como el 2008 (-35,71%)

Fondos. Joel Greenblatt y alta rentabilidad.

Pero, ¿qué pasa si no queremos invertir directamente  en el mercado? ¿Qué pasa si queremos aplicar este tipo de estrategias invirtiendo en fondos para aprovechar las ventajas fiscales que ello conlleva y además mitigar la volatilidad de una estrategia como la que propone Greenblatt?

Me dirán que no es posible, que no tenemos posibilidades de realizar este análisis en fondos de inversión y la verdad es que sólo existe una herramienta con la que podamos hacerlo, zonavalue.com.

Pero bueno, más vale una que ninguna, así que estamos de suerte. Podemos crear una cartera de fondos siguiendo la fórmula mágica. ¿Cómo sería este trabajo?

Entramos en zonavalue.com, nos registramos ( todos los datos de fondos de inversión son gratuitos) y vamos al radar profesional de fondos. Con el radar trabajaremos como si estuviéramos seleccionado empresas y aplicaremos los ratios de la fórmula mágica.

Lo que el radar de  fondos hará es analizar los portfolios de todos los fondos que se comercializan en España para darnos como resultado aquellos cuyos portfolios tiene menor EV/Ebit medio de entre los que más ROIC medio tengan.

Fondos. Greenblatt. Europa.

Primero haremos este trabajo en Europa.

Hemos seleccionado las categorias de mediana, pequeña capitalización y capitalización flexible para huir de los fondos más grandes y ser los más fieles posible a las propuestas de Greenblatt. Además le hemos dicho al radar que nos quite todos los fondos que no tienen un histórico mayor a 3 años y de los que no podamos analizar por lo menos un 30% del portfolio.

El resultado es un fondo, Oddo Avenir Europa, con una rentabilidad media a 5 años de un 16,19% y con una volatilidad de un 12,12%, un ratio sharpe de 1,56 y cinco estrellas Morningstar.

Fondos. Greenblatt. EEUU

Realizamos el mismo ejercicio para EEUU utilizando los mismos ratios e ideas en nuestra búsqueda.

Desechamos el primer fondo que aparece por estar referenciado en libras y el segundo por ser un fondo destinado a institucionales, y nos quedamos con el tercero de la lista, el Merchbanc SICAV global dólares, un fondo con una rentabilidad media a 5 años de un 16,23% y con una volatilidad de un 24,99%,  un ratio sharpe de 0,57 y tres estrellas Morningstar.

Creando una hipotética cartera en la que invirtiéramos un 50% de nuestro capital en cada uno de estos fondos nuestro resultado habría sido:

      Rentabilidad (CARG) 16,21%

      Volatilidad: 18,55%

       Ratio sharpe: 1,06

Fondos. Greenblatt. Conclusiones.

De esta forma hemos demostrado que es posible aplicar la fórmula mágica de Greenblatt a la inversión en fondos consiguiendo aprovechar las ventajas fiscales de estos productos y consiguiendo al mismo tiempo reducir considerablemente la volatilidad de nuestro portfolio, del 30,42% al 18,55%.

Es verdad que hemos renunciado a parte de la rentabilidad que el modelo de Greenblatt promete (24,13% frente a 16,21%) pero a cambio hemos ganado fiscalidad, seguridad, tranquilidad y algo que no debemos olvidar, que el 50% de nuestro portfolio está referenciado a euros, lo que nos evita por el camino el riesgo moneda.

En realidad se trataba de hacer un ejercicio mediante el cual pudiéramos ver cómo aplicar del método Greenblatt a la inversión en fondos  y eso hemos hecho. Mi objetivo, por tanto, no era crear una cartera de fondos real. Para ello habría que aplicar un análisis más profundo a todos los niveles y conformar una cartera que incluya no dos sino quizá algún que otro fondo más.

Sin embargo, este es el tipo de análisis que yo realizo cuando debo conformar las carteras de Qvalue.es, no necesariamente aplicando al fórmula mágica de Greenbaltt pero si utilizando un análisis cuantitativo sólido a la selección de fondos, tal y como hago cuando tengo de seleccionar acciones para los fondos que asesoro, ya sea Fonvalcem o Fórmula Kau Tecnología.



SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER