Dinero: domina el juego

01/06/2018

Cómo alcanzar la libertad financiera en 7 pasos

Tanto si acabas de empezar tu carrera o estás avanzando hacia la jubilación, Dinero: domina el juego cómo alcanzar la libertad financiera en 7 pasos  (de Tony Robbins), ofrece buenos consejos de profesionales experimentados sobre el ahorro y la inversión para que puedas vivir la vida que deseas.

Vamos a ver un resumen:

Comprar Dinero: domina el juego cómo alcanzar la libertad financiera en 7 pasos

Descubre los pasos que debes seguir para lograr la libertad financiera

¿Qué pasa con los adictos a la TV? Sentados todo el día sin hacer nada, engordan.

Curiosamente, lo opuesto es verdad con el dinero. Déjalo sentado y verás que el total se vuelve cada vez más pequeño. Para hacer crecer ese montón de masa, ¡debes ejercitarla o hacer que funcione!

El libro explica exactamente cómo puedes convertir un pequeño nido de huevos en una montaña de efectivo que te permitirá vivir la vida exactamente como la desees. Si inviertes tu dinero en los lugares correctos, entonces te seguirá la seguridad financiera. Y si eres inteligente al respecto, es posible que no tengas que volver a trabajar nunca más.

Con este libro descubrirás:

  • cómo las estaciones del año pueden ayudarte a elaborar estrategias para tus inversiones;
  • la cantidad de dinero que realmente necesitas ahorrar antes de que puedas abandonar tu trabajo; y
  • por qué creer en ti mismo es el mejor consejo financiero que cualquiera puede darte.

El interés compuesto puede garantizar que tu dinero siga creciendo año tras año

¿cuánto trabaja tu dinero para ti? Si eres como la mayoría de las personas, es probable que tu dinero no se haya ejercitado en absoluto. Ha estado sentado perezosamente en tu cuenta bancaria, creciendo solo minuciosamente, si es que lo hace.

Esto necesita cambiar. Necesitamos hacer que nuestro dinero trabaje duro, especialmente porque no podremos confiar en los métodos de ahorro tradicionales en el futuro.

Puedes imaginarte que hacer crecer tu dinero es difícil. Tal vez estés satisfecho con tus ingresos, incluso si no es suficiente para cubrir tu jubilación, porque supones que puedes contar con una pensión o fondo de jubilación para ayudarte.

Desafortunadamente, esto no es verdad. Muchos de los sistemas de jubilación del mundo están fallando. En Estados Unidos, se inventó originalmente un plan de jubilación 401k para complementar los ingresos en la vejez, pero para muchos, es lo único en lo que pueden confiar.

Otros planes de pensiones fueron duramente afectados por la crisis financiera de 2008, y aquellos que lo hicieron perdieron mucho.

Puedes evitar esto si dejas que tu dinero trabaje para ti, beneficiándote del interés compuesto. Esto significa permitir que tu dinero aumente año tras año, al permitir que se acumule interés. Digamos que inviertes $ 100, y esto genera un beneficio del 10 por ciento. Si dejas intacta la inversión, generará otro 10 por ciento sobre $ 110 el año siguiente, luego sobre $ 121 el año siguiente, y así sucesivamente.

Cuando Benjamin Franklin murió en 1790, dejó $ 1,000 a las ciudades de Boston y Filadelfia. Él estipuló que debía ser invertido y no tocado durante 100 años.

Después de ese tiempo, se sacó medio millón de la cuenta, y el resto se dejó intacto por otros 100 años. En ese momento, la suma original se había transformado en $ 6.5 millones.

Siempre pon algo de dinero en tu fondo de inversión cada mes, incluso si no es mucho

Entonces, si quieres estar financieramente seguro, ¿dónde empiezas?

La primera regla de seguridad financiera es simple: pon dinero en tus ahorros. Si no lo haces, tu situación simplemente no puede mejorar.

Ahorrar nunca es fácil, pero trata de no considerarlo una tarea aburrida. Imagina que estás agregando a tu fondo de libertad, la base sobre la cual se construirá tu libertad financiera.

Tu fondo de libertad es como tu cajero automático personal, un lugar desde el que siempre puedes retirar fondos. No tendrás mucho dinero al principio, pero puedes aumentar el monto gradualmente.

Piénsalo como escalar una montaña. Al principio, es difícil y parece que no llegarás a ningún lado. Cuando llegues a la cima, sin embargo, de repente te darás cuenta de por qué trabajaste tan duro.

Ahorrar en tu fondo de libertad es tan vital que debes seguir haciéndolo, incluso cuando creas que no tienes dinero suficiente para todo.

Siempre puedes apartar un poco para tu fondo de libertad. ¿Realmente necesitas salir a cenar esta semana? ¿Puedes pedir una pizza o cocinar para ti? Haz cualquier pequeño ajuste que puedas para poder ahorrar más.

Y afortunadamente, la magia de la capitalización asegura que cuanto más ahorres, mayores serán los rendimientos que obtendrás.

En última instancia, debes tratar de ahorrar el 10 por ciento de tus ingresos, aunque eso será difícil al principio. Sin embargo, incluso aunque sólo puedas aportar el 5 por ciento o menos, te beneficiarás del interés generado.

No caigas en los mitos de inversión, pero haz tu tarea e investiga los mejores lugares para tu dinero

Cualquier conversación sobre inversión activa automáticamente las alarmas. Puedes pensar: “¿Qué sucede si invierto en algo equivocado?” O “¿Debo contratar un profesional para que administre mis inversiones?”

Los profesionales financieros realmente no saben qué es lo mejor para ti o tu dinero. Muchas personas permiten que los corredores de bolsa administren sus fondos de inversión, pero aquí hay algo importante que recordar. Tu asesor recibe tu pago, tengas beneficios o no. Su trabajo es venderte cosas, ya sean buenas o malas.

Otras personas invierten en fondos mutuos, o grupos combinados de oportunidades de inversión administradas por un profesional. Sin embargo, los fondos mutuos a menudo incluyen grandes tarifas. Cuando consideras estas tarifas y los rendimientos promedio que ganas, está claro que dichos fondos no son las decisiones financieras más acertadas.

Hay un experto en quien puedes confiar: un fiduciario. Los fiduciarios son profesionales a quienes la ley exige que no tengan otros intereses que no sean los propios (a diferencia de los corredores de bolsa). Esto significa que realmente puedes confiar en sus consejos.

Sin embargo, puedes aprender a invertir por tu cuenta siempre que recuerdes un par de reglas útiles.

La primera regla es que tienes que creer en ti mismo. Si tienes una actitud fatalista cuando intentas algo, estás obligado a fallar.

Luego, haz tu investigación. No caigas en la trampa de creer en los mitos o seguir ciegamente lo que otros hacen. Descubre lo que necesitas para ti.

También puedes intentar conocer qué han hecho otras personas de éxito con sus inversiones y ver si puedes hacer lo mismo.

Finalmente, ten cuidado. No esperes que gane al mercado, como pocos lo hacen. Haz tu mejor esfuerzo, ¡pero tienes que saber que no existe un camino mágico o simple hacia el éxito!

¿Tienes un objetivo financiero?

¿Cuánto dinero crees que necesitarás para sentirte completamente libre de estrés financiero?¿Necesitas un par de cientos de dólares, tal vez unos miles, o incluso unos cuantos millones?

Lo primero que debes recordar es ser realista. No intentes conseguir objetivos que realmente no puedes lograr. En definitiva, tus objetivos dependen de ti y de lo que quieras.

Aquí hay cinco objetivos diferentes para que pienses cuánto de lejos quieres llegar.

Objetivo uno: Genera suficiente dinero con las inversiones para cubrir tus facturas mensuales básicas, por ejemplo, alquiler, hipoteca, alimentos, energía y transporte.

Objetivo dos: Genera lo suficiente para cubrir las necesidades básicas más un extra para las cosas divertidas, como ropa nueva o entretenimiento.

Objetivo tres: Genera lo suficiente para asegurar tu independencia financiera. Esto significa vivir enteramente del interés compuesto y nunca tener que volver a trabajar. El gasto anual promedio para un adulto estadounidense es de $ 34,688; entonces, si deseas generar esta cantidad cada año, necesitas aproximadamente $ 640,000 en tu fondo de libertad.

Objetivo cuatro: No solo consigue que tus inversiones te liberen del trabajo, sino que también mejoren tu estilo de vida. Gana aún más para que puedas disfrutar de mejores vacaciones o comer en restaurantes más buenos.

Objetivo cinco: Lograr libertad financiera absoluta. ¡Esto significa tener suficiente dinero para hacer lo que quieras en cualquier momento!

Piensa en estos objetivos y determina cuál se ajusta a tus sueños y aspiraciones financieras.

Si no tienes un plan, es fácil sentirse abrumado o perderse en los detalles. Cuando sabes lo que estás buscando, es mucho más fácil llegar allí.

Cuando decidas qué cantidad necesitas en tu fondo de libertad, puedes comenzar a pensar cómo quieres invertir tu dinero.

Sigue descubriendo más conDinero: domina el juego cómo alcanzar la libertad financiera en 7 pasos!

El camino hacia la libertad financiera puede ser lento 

Cuando comiences tu viaje hacia la libertad financiera, será difícil al principio, ¡pero no te rindas!

Podrás lograr la libertad financiera, siempre y cuando sigas trabajando en ello.

A lo largo de tu viaje, definitivamente encontrarás a otros que están ahorrando más que tú, y en ocasiones puedes sentir que tus ingresos no son lo suficientemente altos como para que puedas ahorrar.

¡Pero no dejes que estas cosas te desanimen! Tienes que ignorar esa voz interior que podría decirte que te rindas.

La duda no es lo único que podría distraerte. Otra cosa que a menudo detiene a la gente es el pensamiento a corto plazo. Muchas personas sobreestiman lo que pueden lograr en un año, pero luego subestiman lo que pueden lograr en una década.

Si no cumples con tus objetivos para tu primer año, sigue trabajando; de todos modos, puedes ponerte al día con el tiempo.

A medida que sigas trabajando hacia tu libertad financiera, ten algunos consejos en mente.

Primero, acelera las cosas cambiando tu vida y estilo de vida. No esperes hasta la jubilación. Hazlo ahora para que puedas ahorrar dinero en pagos de hipoteca, calefacción e impuestos.

Además, invierte sólo cuando sepas que obtendrás buenos rendimientos, para garantizar que tu capitalización continúe a una tasa decente. Una buena regla para usar aquí es invertir solo cuando esperes retornos de más de cinco veces la cantidad. Incluso si no consigues obtener esas devoluciones tres de cada cinco veces, igual habrás ganado lo suficiente.

Finalmente, siempre trata de disminuir tu carga impositiva. El estadounidense promedio paga el 54.25 por ciento de sus ingresos en impuestos. Haz que reducir los impuestos sea un objetivo.

Para aprovechar al máximo tu fondo de libertad, diversifica tus inversiones y mantén el equilibrio

Entonces, después de haber ahorrado lo suficiente en tu fondo de libertad y estés listo para invertir, ¿qué sigue?

La clave para invertir sabiamente es saber diversificar. Debes invertir en diferentes productos financieros que tengan distintos grados de riesgo.

Hay tres áreas, o cubos, donde necesitas concentrar tus inversiones.

El primer cubo es tu cubo de seguridad. Aquí es donde colocas inversiones que son las más seguras, aunque no son necesariamente las más rentables. Los bonos, por ejemplo, deberían ir en este cubo. Los bonos no ofrecen grandes retornos, pero tampoco es probable que pierdan valor.

Luego está tu cubo de crecimiento, que es para inversiones que son más arriesgadas. Aquí es donde puedes obtener grandes ganancias, pero también puedes perder más. Puedes invertir en acciones. Muchas acciones superan el promedio del mercado a largo plazo, pero pueden ser volátiles y perder valor a corto plazo.

El último cubo es tu cubo de sueños. Aquí es donde debes poner algunas de las ganancias que ganas de tus otros cubos. El cubo de tus sueños te ayuda a mejorar tu estilo de vida.

Recuerda: el objetivo de lograr la seguridad financiera es gastar tu dinero en formas que disfrutes. ¡Si no tienes un cubo soñado, ahorrar e invertir es inútil!

Entonces, ¿cuánto deberías poner en cada cubo? Bueno, depende de tu actitud, de tu aversión al riesgo, de la fortaleza de tu fondo de libertad y de lo que intentas sacar de la vida.

Esfuérzate por mantener todo equilibrado. A medida que ganes y pierdas dinero, necesitarás moverlo constantemente para asegurarte de que cada cubo tenga la cantidad óptima.

Sigue los consejos de inversores inteligentes para guiar tu camino, pero asegúrate contra los malos tiempos también

Si quieres tener éxito en algo, es una buena idea aprender de personas que han tenido éxito antes que tú.

Las finanzas no son diferentes. Cuando analizas y copias lo que han hecho otros inversores con éxito, tienes muchas más posibilidades de alcanzar tus objetivos.

Ray Dalio es un buen modelo a seguir. Él fundó Bridgewater Associates, el mayor fondo de cobertura del mundo. El plan de inversión de Dalio se conoce como All Season Allocation (localización de activos para cualquier temporada). Está diseñado para ayudarle a ganar dinero, sin importar las condiciones financieras que enfrenta.

La economía pasa por diferentes períodos, al igual que las estaciones del año. Todas las estrategias de asignación de temporada lo guían en cómo ganar dinero a pesar de las condiciones cambiantes del mercado.

Considera esta combinación de inversiones, utilizada por Ray Dalio: pon el 7,5 por ciento de tus activos en oro y el 7,5 por ciento en productos básicos. El oro y los productos a menudo son buenas inversiones, incluso durante los períodos de alta inflación. Luego pon un 30 por ciento en acciones, especialmente durante temporadas de alto crecimiento en las que puedes ganar más. Finalmente, coloca el 55 por ciento en bonos de los EE. UU., Que son de muy bajo riesgo.

Además, sin importar el método que estés siguiendo, haz un seguro para los malos tiempos. Convierte algunos de tus ahorros en anualidades, o contratos financieros donde una compañía de seguros garantiza pagos futuros a cambio de pagos inmediatos. Esto ayudará a garantizar que obtengas un ingreso vitalicio garantizado.

Cuando te sientas cómodo con All Season Allocation, y establezcas tu seguro de ingresos a través de anualidades, ¡podrás alcanzar la libertad financiera!

El resumen final de Dinero: domina el juego cómo alcanzar la libertad financiera en 7 pasos

Cualquiera puede alcanzar la libertad financiera si está dedicado, dispuesto a ahorrar y listo para seguir los pasos necesarios. Así que sigue con eso, incluso si tu progreso es lento al principio. Diversifica tus inversiones, busca consejos en los que puedas confiar, prepárate para las diferentes “temporadas” financieras y consigue un seguro. Si trabajas duro, puedes convertirte en el dueño de tu dinero y vivir la vida que realmente deseas.

Compra Dinero: domina el juego cómo alcanzar la libertad financiera en 7 pasos ahora en la librería de zonavalue.com

Si te interesan los libros de esta temática te interesará:



SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER