Misfit Economy Lecciones en Creatividad de Piratas, Hackers, Gangsters y Otros Empresarios Informales

13/07/2018

Misfit Economy (2015) de Alexa Clay y Kyra Maya Phillips canta las alabanzas de las personas que rompen las reglas de la sociedad.

En lugar de rechazar tales “inadaptados” (Misfits), en su lugar te sentirás inspirado para adoptar esas estrategias en tu propia vida y carrera.

Os dejo el resumen:

Comprar Misfit Economy

Ser un inadaptado no es un inconveniente, es una bendición y te ayudará a tener éxito.

¿Podrían los ejecutivos trajeados aprender lecciones de inadaptados como piratas, criminales y hackers? Seguro que sí!

Vivir fuera de la ley requiere energía e ingenio, por no mencionar una organización y cooperación serias. Solo piensa en los piratas comunitarios del siglo XVIII que prácticamente cerraron el comercio transatlántico; su éxito no fue aleatorio.

Entonces, ¿qué podemos aprender de esos inadaptados? En la economía global actual, la creatividad, la fuerza de voluntad y la mentalidad innovadora de los inadaptados son herramientas valiosas y pueden ayudarte a salir adelante.

Porque, en realidad, no se trata de estar al margen e intentar entrar, sino de poner el margen en el centro y revolucionar la sociedad desde adentro. Aquí vas a aprender cómo. Y además descubrirás:

  • cómo un trío de hermanos alemanes construyó un imperio comercial copiando
  • cómo un inadaptado de la escuela primaria fundó su propia universidad
  • cómo un hacker adolescente montó su propia empresa de telecomunicaciones.

¿Eres diferente? ¿No encajas con lo “normal”? ¡Este nuevo mundo es para ti!

Inadaptado. La palabra describe a una persona que no “encaja”, que elige su propio camino contrario a los demás.

¿Puede esto ser algo bueno?

En la economía actual en rápida evolución, ser único es valioso. A medida que las industrias tradicionales se ven afectadas por las cambiantes condiciones sociales y ambientales, los inadaptados son más necesarios que nunca.

El inadaptado David Berdish es un trabajador de tercera generación en Ford. A cambio, redujo su carrera para hacer campaña en busca de ideas, impopulares en su momento, que, a pesar de todo, creía que eran vitales para el futuro de Ford, como el uso compartido del coche y otras soluciones de movilidad alternativas.

Fue difícil al principio. Pero, finalmente, Berdish obtuvo apoyo para sus ideas y, hoy en día, sus esfuerzos han ayudado a la industria del automóvil en su conjunto a comenzar a abordar el futuro.

Los inadaptados son capaces de soñar en grande y, a su vez, cambiar el mundo. Esto se debe a que esos extraños tienen una forma inusual de pensar. Y aunque los pensadores “raros” en el pasado fueron estigmatizados, hoy las compañías de todo tipo los están buscando.

Libro Misfit Economy

Por ejemplo, el gigante alemán de software SAP anunció recientemente que planeaba contratar a personas diagnosticadas con trastornos de autismo para puestos de programación y depuración, con la esperanza de que las habilidades especiales y la atención a pequeños detalles de este grupo fueran útiles.

Hay otra ventaja de contratar inadaptados: son flexibles. Las empresas modernas necesitan responder ágilmente a las condiciones externas. Los empleados deben ser creativos y adaptables, y no especializados y metódicos como muchos trabajadores del pasado.

Como resultado, las trayectorias profesionales son cada vez menos lineales y más diversas. Y los inadaptados son especialmente adecuados para prosperar en este tipo de entorno.

En general, hay grandes ventajas de ser “diferente”. Entonces, ¿qué podemos aprender de los inadaptados?

Los delincuentes son inadaptados en su esencia. Laboriosidad, adaptabilidad y agilidad: todas estas son habilidades de supervivencia.

Un verdadero inadaptado no se preocupa por reglas o convenciones. Algunos ni siquiera se preocupan por la ley.

De hecho, los delincuentes son inadaptados prototípicos. ¡Y créelo o no, podemos aprender mucho de ellos!

Los delincuentes tienen talentos especiales que usan para sobrevivir, trabajando en un ambiente difícil caracterizado por una rivalidad brutal y una competencia ilimitada. El nivel de habilidad y energía requerido para tener éxito en el inframundo, sin embargo, también se puede canalizar a la actividad comercial legal.

Ese es el objetivo de Defy Ventures en Nueva York, un programa que ofrece a los ex delincuentes una educación empresarial, que los coloca en el camino hacia el emprendimiento legal.

El proyecto ha tenido un gran éxito. Desde 2010, unos 72 de los 115 graduados de Defy Ventures han lanzado sus propias compañías, ganando un total de $ 13 millones. Alrededor del 87 por ciento de los participantes están empleados; y solo el cinco por ciento ha regresado al crimen.

¡Esto demuestra que los ciudadanos respetuosos de la ley pueden aprender mucho de los ex convictos que trabajan duramente!

Es importante destacar que los delincuentes son rápidos para adaptarse a las nuevas situaciones y las cambiantes condiciones económicas. Los “piratas” de Somalia son una prueba positiva de este principio.

Después de que el gobierno colapsó a principios de la década de 1990, las aguas frente a la costa somalí se volvieron peligrosas para los buques mercantes y de carga (muchos pescaban ilegalmente). Los lugareños desesperados comenzaron a atacar estos barcos, buscando objetos valiosos o secuestrando marineros a cambio de un rescate. Esto marcó el comienzo de la piratería moderna.

Rápidamente, estas actividades piratas se convirtieron en un negocio profesionalmente organizado y multimillonario. Los piratas y sus redes fueron ágiles y rápidos de adaptar, frustrando perpetuamente los esfuerzos de las compañías navieras y los países que intentan combatir la práctica.

Libro Misfit Economy

Claro, la piratería no es en esencia una práctica que debe tolerarse. Sin embargo, la capacidad de un grupo para adaptarse rápidamente a las circunstancias cambiantes puede ser una habilidad enormemente rentable.

Cuando te enfrentas a obstáculos serios, es cuando es hora de ser creativo.

¿Alguna vez te sentiste impotente cuando te enfrentaste con una montaña de problemas? Tómatelo en serio, ya que a veces todos encontramos obstáculos que a menudo parecen insuperables.

Pero la cuestión es que aquí es precisamente cuando tenemos que apresurarnos, y no rendirnos.

Ajetreo es a la vez una actitud y una estrategia. Un buscavidas tiene pasión y determinación; y su estrategia tiene que ver con la improvisación.

Así que no te preocupes si te falta un plan maestro o incluso recursos básicos. Solo usa lo que esté disponible para ti y prepárate para responder a cualquier cosa que se te presente.

Cuando una sucursal de DHL en el condado de Clinton, Ohio, dejó sin empleo a 9,000 personas, los residentes Mark Rembert y Taylor Stuckert comenzaron a apresurarse.

Crearon un movimiento de base para conectar a la comunidad y crear conciencia sobre estrategias comerciales alternativas. Lanzaron campañas para alentar a las personas a comprar en pequeñas empresas y reactivaron la Cámara de Comercio local.

Por supuesto, siempre habrá nuevos obstáculos, especialmente cuando intentas crear algo de la nada. Por ejemplo, comenzar un nuevo negocio significa toneladas de papeleo, por lo que cualquier persona sin recursos tendrá que buscar soluciones alternativas.

Y eso es perfectamente normal. De hecho, un estudio en el Reino Unido mostró que el 20 por ciento de los propietarios de pequeñas empresas se habían comprometido en algún momento en actividades informales o semilegales. Eso podría implicar el trueque de las habilidades de diseño del sitio web para el conocimiento de marketing de alguien. O puede significar pagar a un proveedor en negro.

El informe mostró que ese comportamiento no se trataba de engañar al estado, sino que se trataba de eludir regulaciones engorrosas simplemente para hacer funcionar el negocio.

Ser un imitador no solo es una estrategia comercial efectiva, sino que también sirve para un bien mayor.

Con el auge de las tecnologías de Internet, la cuestión del derecho de autor ha sido un problema grave durante años.

Pero hay otras formas de ver el acto de copiar. En realidad, puede ser una estrategia comercial increíblemente efectiva, si, por supuesto, dejas de lado las cuestiones morales y legales por un momento.

Rocket Internet de Alemania, fundada por los hermanos Marc, Oliver y Alexander Samwer, ha lanzado con éxito versiones “imitadoras” de varios servicios online con sede en los EE. UU., como eBay y Airbnb.

Los hermanos se dieron cuenta de que un servicio como el de eBay tenía mucho potencial para el mercado alemán. Inicialmente propusieron construir una franquicia alemana como contratistas, pero cuando eBay no respondió, los hermanos decidieron lanzar de forma independiente una compañía de copia, llamada Alando.

Unos seis meses después, eBay adquirió Alando por más de 38 millones de euros. Del mismo modo, el sitio de alquiler de vacaciones a corto plazo de Rocket Internet, Wimdu, se ha convertido en un competidor con éxito de Airbnb.

Copiar productos puede ser igualmente rentable. El mercado de productos falsificados se estima en $ 600 mil millones al año, ¡o aproximadamente el siete por ciento de todo el comercio mundial!

En China, hay toda una cultura empresarial llamada shanzai que se centra en copiar productos de marca para mercados de menor precio tanto en China como en el extranjero.

Así que copiar puede tener un buen sentido comercial. Pero, ¿es ético? La respuesta es simple: sí.

Copiar rompe los monopolios y, al hacerlo, sirve para un bien mayor. Por ejemplo, India y Brasil aprobaron recientemente leyes que permiten a las compañías farmacéuticas copiar ciertos medicamentos de marca sin pagar tarifas de licencia a los desarrolladores.

Dado que ambos países son grandes mercados emergentes, en realidad estas políticas ahora ofrecen medicamentos vitales y de bajo precio a millones de personas.

Libro Misfit Economy

Copiar e intercambiar ideas promueve la innovación y el progreso. Las tiendas cerradas son un callejón sin salida.

Facebook es la red social más exitosa en la actualidad, pero ciertamente no fue la primera de su tipo. (¿Recuerdas a Friendster?)

Y esa es la cuestión: la copia puede conducir a la innovación. Tomas algo que ya existe y lo mejoras. De hecho, esa es la historia de algunos de los inventos más innovadores de la historia, como la máquina de vapor y el ordenador personal.

Lo cual demuestra que la copia no solo ayuda a diferenciar productos similares en un mercado, ¡sino que puede conducir a productos totalmente nuevos!

La descarga de música digital creció primero en popularidad con la llegada de plataformas como Napster. Como el servicio permitía a los usuarios transmitir y compartir canciones de forma gratuita, la industria de la música entró en pánico. Las principales discográficas intentaron encontrar maneras de detener la práctica, aparte de simplemente lanzar demandas legales.

Los servicios de transmisión legal como Spotify surgieron como una solución viable. Y aunque comenzó lentamente, Spotify ha crecido en popularidad y desde 2008 ha pagado $ 2 mil millones en royalties a los artistas participantes.

En esencia, realmente deberíamos compartir ideas en lugar de solo competir. Porque cuando se trata de progreso, la colaboración tiende a ser más eficiente que la competencia.

Después de dos décadas de trabajar para la compañía farmacéutica GlaxoSmithKline, el científico Chas Bountra eligió un camino inadaptado, desarrollando investigación farmacéutica precompetitiva.

Pero, ¿qué es exactamente eso?

Bountra ayudó a los competidores a desarrollar nuevos medicamentos en colaboración y después de una determinada etapa de prueba, las compañías que colaboraron tienen la oportunidad de comprar los derechos exclusivos para vender y distribuir los medicamentos. Al permitir que las empresas construyan sobre el trabajo de los demás en lugar de comenzar de cero cada vez, la práctica permite una investigación más efectiva. Y al mismo tiempo, preserva la competitividad económica.

Además, las patentes a menudo actúan como elementos disuasivos de la innovación al favorecer a las grandes empresas (con los recursos financieros para pagar las patentes) sobre los inventores más independientes y creativos.

Los números cuentan la historia, ya que entre 1999 y 2008, ¡aproximadamente el 48 por ciento de las patentes de EE. UU. se emitieron por solamente el 1.5 por ciento de todas las firmas de patentes!

Sigue descubriendo más con Misfit Economy!

En esencia, la piratería consiste en construir un conocimiento profundo para transformar algo y hacerlo mejor.

Cuando escuchas la palabra “hacker”, ¿en qué piensas? ¿Un personaje sombrío, engullendo Red Bull y robando números de tarjetas de crédito de servidores poco seguros?

Tendemos a olvidar que la piratería no se trata solo de robo online y privacidad comprometida.

Libro Misfit Economy

El pirateo real es diferente. Piensa en Edward Snowden, quien expuso las cuestionables actividades de vigilancia de la Agencia de Seguridad Nacional de los Estados Unidos. Su acción estaba basada en la libertad de información. Del mismo modo, el colectivo de hacktivistas Anonymous trata de desafiar la autoridad.

La piratería consiste en desmontar las cosas y volverlas a armar de una mejor manera.

Considera a Sam Roberts, quien comenzó a juguetear con la electrónica cuando tenía nueve años ¡Una vez creó un sistema de alarma antirrobo de un par de walkie-talkies!

Y cuando alguien le dio una estación base móvil 2G, pasó seis meses aprendiendo cómo funcionaba. Eventualmente, su profundo conocimiento le permitió comenzar un negocio de telecomunicaciones con su hermano.

Además de piratear computadoras, también podemos piratear organizaciones, o incluso la sociedad.

Eso es lo que hizo Gary Slutkin cuando asumió el problema de la violencia urbana. Un experto en la prevención de enfermedades líder en el comercio, Slutkin pasó cinco años analizando las fuentes y las causas de la violencia en los vecindarios.

Cuando Slutkin notó que la violencia en una comunidad se extendía como una enfermedad en un cuerpo, decidió aplicar estrategias de su carrera médica para abordar el problema.

Al final, desarrolló un programa que permite a los ciudadanos pulsar interruptores de violencia si pensaban que un incidente violento era inminente. Principalmente formado por residentes de la comunidad, este grupo especial de trabajo trataría de reducir la violencia.

El enfoque de Slutkin ha demostrado ser prometedor y está siendo probado en todo Estados Unidos. De alguna manera, logró piratear políticas de prevención ineficientes para el bien de todos.

La innovación puede venir de desafiar lo mundano y hacer preguntas provocativas.

La primera persona que soñó con la idea de un avión seguramente parecía enojada. Pero esto va al corazón de la innovación: las nuevas ideas provocan que las personas cambien su visión del mundo.

Piensa en todo lo que compone tu vida, como la familia, el trabajo y la escuela. La innovación ocurre cuando dejamos de dar estas cosas por sentado y comenzamos a cuestionarlas.

A la edad de 12 años, Dale Stephens decidió abandonar la escuela, ya que estaba frustrado con el plan de estudios reglamentado y fijo. En cambio, eligió mentores y maestros que lo ayudaron a seguir sus intereses fuera del aula.

Esa experiencia finalmente lo llevó a fundar una “No Universidad”, un programa que ayuda a los estudiantes a crear alternativas a una carrera universitaria tradicional. Y aunque constantemente se vió obligado a defender su decisión de abandonar la escuela, Stephens ha demostrado a la sociedad que existen caminos creativos y autónomos fuera del sistema educativo tradicional.

Desafiar lo mundano es un camino hacia la innovación. Pero las ideas radicales también pueden surgir del arte.

En el Jet Propulsion Laboratory de la NASA, los científicos a menudo se inspiran en novelas y ciencia ficción. Las historias alucinantes pueden conducir al progreso y a descubrimientos “fuera de la caja” en el mundo real.

Sin duda, el proceso de innovación no comienza con las respuestas. Si quieres crear algo nuevo, tienes que hacer preguntas provocativas para ampliar las mentes de las personas y crear un nuevo nivel de conciencia.

Libro Misfit Economy

Los resultados pueden ser radicales. El grupo activista feminista francés, La Barbe, llevan barbas falsas y arruinan reuniones en organizaciones dominadas por hombres para llamar la atención sobre cuestiones de desigualdad de género.

Como era de esperar, las imágenes de video de las protestas del grupo a menudo se vuelven virales. Los activistas se niegan a posicionarse como expertos; no están interesados en presentar soluciones. En cambio, quieren crear conciencia sobre la igualdad de género dentro de la sociedad como un todo.

Forjar un nuevo camino puede abrir posibilidades inesperadas y conducir a una mayor realización.

La sociedad nos alienta a ir a lo seguro. Pero tomar riesgos a menudo vale la pena.

Pregúntele a Gib Bulloch. Tenía una carrera cómoda y financieramente segura en la consultora Accenture, pero algo no estaba del todo bien. Sabía que quería hacer una diferencia en el mundo.

Así que tomó un año sabático para trabajar en un proyecto de desarrollo en Macedonia, donde notó una falta de experiencia comercial entre otros trabajadores de desarrollo.

Y eso le dio la idea de crear un nuevo departamento sin ánimo de lucro dentro de Accenture para proporcionar consultoría económica a las organizaciones de desarrollo. El programa permite a los empleados contribuir con proyectos de desarrollo por un período de tiempo, recibiendo temporalmente un salario reducido a cambio de una mayor realización personal.

Dentro de Accenture, este proyecto pionero ha tenido un gran éxito. Hoy maneja más de 200 proyectos de desarrollo diferentes anualmente.

La iniciativa de Bulloch muestra lo valioso que es tomar riesgos. Y a veces los riesgos más grandes y aterradores, los que nos arrojan a un entorno nuevo y desconocido, son los mejores.

El ex jugador de fútbol de la Universidad Brown, Tyler Gage, abandonó su carrera atlética para explorar el mundo, pasando dos años con un etnobotánico en Costa Rica y nueve meses con una tribu nativa en el Amazonas.

También viajó a Perú, que es donde se le ocurrió la idea de desarrollar un negocio sostenible en torno a guayusa, una planta local utilizada para el té.

Y al hacerlo, se convirtió en un emprendedor social. Al introducir bebidas basadas en guayusa en el mercado estadounidense, Gage apoya a los agricultores locales peruanos y ayuda a combatir la destrucción del bosque lluvioso.

Las comunidades inadaptadas carecen de jerarquías y priorizan la cooperación por encima de la competencia.

Normalmente pensamos en inadaptados como solitarios. Pero esa no es una vista totalmente precisa.

Aunque los inadaptados valoran la autonomía y la autosuficiencia, también buscan redes de colaboración. Estos pensadores libres se sienten atraídos por las comunidades que carecen de jerarquías y están formadas por individuos independientes.

Viendo el éxito de tales estructuras, compañías como Valve (que desarrolló el juego de ordendor Half-Life (superventas) y la plataforma de juegos Steam) intentan emular a las comunidades inadaptadas dentro de un contexto corporativo.

En Valve, no hay una jerarquía oficial. Se alienta a los trabajadores a formar grupos de trabajo informales, y los salarios se basan en un sistema de moneda reputacional (reputational currency system). Eso significa que los empleados evalúan el trabajo en equipo, las habilidades técnicas y la contribución general de cada uno. Al final, este puntuación agregada influye en el sueldo de cada persona.

Lo que llega a un punto importante: la cooperación es una de las grandes fortalezas de las comunidades inadaptadas.

Solo mira Linux. El sistema operativo fue introducido por primera vez por un programador como un proyecto de código abierto. Pero con el tiempo, una enorme comunidad de programadores independientes y hackers ha crecido a su alrededor. Y dentro de esta comunidad, la toma de decisiones es colectiva. Esto significa que el grupo decide si implementar cambios en el sistema operativo.

Y eso demuestra que los inadaptados no siempre son proscritos. Cuando pertenecen a una comunidad, los inadaptados siguen reglas que son consistentes con sus creencias.

Este principio incluso se aplica a los piratas, los inadaptados prototípicos. En el siglo XVIII, los piratas desarrollaron un mercado informal que evolucionó en torno al creciente comercio transatlántico. Y la comunidad era el núcleo de este sistema. En cada barco, los piratas comparten derechos, obligaciones y ganancias (o botín) por igual entre los miembros de la tripulación.

Esta estructura comunitaria creó coherencia y fortaleció los lazos entre los miembros de la tripulación. Y cuando los piratas persiguieron barcos mercantes jerárquicamente organizados, ¡tuvieron una gran ventaja!

Resumen final de Misfit Economy

“Misfit” no es una mala palabra. Por el contrario, romper los límites del pensamiento establecido puede conducir a la innovación y el progreso. Los inadaptados siempre han liderado el camino, dando forma al curso de la historia con ideas provocativas y desprecio por las reglas y las convenciones. Hoy, la sociedad necesita inadaptados más que nunca para enfrentar los desafíos de nuestro mundo en constante cambio.

Compra Misfit Economy ahora en la librería de zonavalue.com

Si te interesan los libros como Misfit Economy te interesará:

Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva

Superpronosticadores: El arte y la ciencia de la predicción

Principles, Life and Work



SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER