Cómo saber si una acción es cara o barata

02/11/2021

Las acciones tienen un valor real llamado valor intrínseco y un valor de mercado (determinado por la oferta y la demanda). Ahora bien, cuando buscamos que una acción tenga un buen precio, estamos buscando que el valor de mercado de la acción se encuentre por debajo de su valor intrínseco, de forma que podremos decir, que la acción está infravalorada y por tanto, sacarle mayor rentabilidad.

Digamos que los valores de una acción podrían plasmarse en una gráfica, en la cual el valor intrínseco de la acción sería una línea horizontal generalmente de carácter ascendente y su valor de mercado oscilaría hacia el alza o la baja alrededor de esta línea del valor intrínseco. La clave es saber apreciar cuando la línea del valor de mercado, cruza la línea del valor intrínseco situándose por debajo de ella, entonces podremos considerar que la acción se encuentra a un precio razonablemente barato. 

El valor de mercado es un valor que se obtiene a partir de la multiplicación del número de acciones que posee una empresa por el precio de cada una, ya que también es conocido como capitalización de mercado. El valor intrínseco no es un número que se sepa a ciencia cierta, se deriva a partir de un análisis fundamental, en el que se estudia el patrimonio neto de la empresa, su flujo de caja, comparándola con empresas parecidas dentro del mismo sector etc… pero nunca se suele obtener un valor exacto. 

Para empezar, una acción es una pequeña parte del capital social de una empresa que el inversor (llamado accionista) adquiere con el fin de obtener una rentabilidad a cambio de ello. El accionista adquiere una parte de la empresa en proporción al número de acciones que posea de ella y para obtener la máxima rentabilidad posible en la adquisición de una acción es primordial comprarla a un buen precio. Pero, ¿Cómo puedo saber si la acción se encuentra a un buen precio? pues te lo detallamos a continuación. 

Diferentes formas para encontrar una acción infravalorada:

Existen diferentes ratios calculables a partir de diferentes características de la empresa. Con el cálculo de estos ratios podemos sacar una conclusión general sobre si una acción es cara o barata. 

A través del ratio PER: el PER (price earning ratio) una de las herramientas más comunes para valorar una acción, es un ratio que mide la relación precio-beneficio que tiene una acción, es decir, cuanto me compensa en forma de beneficios pagar ese precio por la acción. Se calcula dividiendo la capitalización bursátil de una empresa entre su beneficio neto. 

Por ejemplo: una acción que cotiza a un precio de 50€ con un beneficio neto por acción de 5€, tendría un ratio PER de 10. Hay un baremo en cuanto a los resultados del ratio, en el que podemos considerar según el resultado, si una acción esta cara o barata.

  • PER por debajo de 10: es considerada una acción infravalorada.
  • PER entre 10-20: se considera una inversión con retornos adecuados.
  • PER superior a 20: en la mayoría de los casos considerada una acción sobrevalorada.

Para medir este ratio en una acción, es aconsejable compararlo con el PER histórico de la empresa, con el del mercado, el sector etc… 

En teoría, el resultado de este ratio indica los años que vamos a tardar en recuperar la inversión, en caso de que los ingresos de la empresa sean estables.

A través del ratio PVC: llamado precio/valor libro o precio/valor contable, nos muestra la relación entre el precio que indica el mercado que tiene una acción y el valor que nos da su contabilidad. Se calcula dividiendo la capitalización bursátil de la empresa entre su valor contable.

También disponemos de un baremo en el que fijarnos para determinar si la acción que queremos adquirir está cara o barata. 

  • resultado mayor a uno: la acción puede estar sobrevalorada, aunque es el resultado más común en este ratio. 
  • resultado entorno al 1: se dice que podría ser una buena oportunidad de compra.
  • resultado menor que 1: es considerada una empresa con muchas posibilidades de quiebra, pero también puede ser considerada una buena inversión value, siempre que se haga un estudio de la capacidad de recuperación de esta.

Rentabilidad por dividendo: no es un ratio como tal, pero se expresa en forma de porcentaje y nos dice la cantidad de dividendo que la empresa paga respecto al precio de la acción en el mercado. Es otro de los factores a observar, podemos decir que a mayor rentabilidad por dividendo, el accionista recibirá mayores cantidades de dividendos por acción, por lo que se considera que una empresa que tenga mayores porcentajes de rentabilidad por dividendo está mejor valorada en el mercado. A largo plazo, mayor porcentaje de dividendos se traduce en más ingresos para el inversor, y posiblemente si una empresa reparte altos dividendos es por que tiene altos ingresos, lo que nos lleva al siguiente factor. 

El pay-out: tampoco es un ratio como tal, pero expresa el porcentaje de beneficios que la empresa destina a repartir dividendos. Cuanto mayor es el pay-out, mayores serán las cantidades de beneficios destinados al pago de dividendos entre accionistas. Al fin y al cabo, este factor es un poco subjetivo, y depende mucho de la estrategia que siga la empresa, además de su tamaño, si una empresa es relativamente pequeña y tiene bastantes capacidades de crecimiento, al inversor le va a interesar más que su pay-out sea bajo para que invierta en su propio crecimiento. Con una empresa grande, que ya se ha desarrollado lo suficiente y le es muy difícil crecer, al inversor le va a beneficiar más que su reparto de dividendos sea más alto.

Ratio deuda-capital: Es un ratio que compara la deuda que tiene una empresa en relación a sus recursos propios. Mide el grado de apalancamiento que utiliza una empresa para financiar su crecimiento, a mayor cantidad de deuda, mayor será el apalancamiento, y por lo tanto, mayor será el riesgo que esté afrontando la compañía. También nos puede indicar la solvencia de las obligaciones financieras de una compañía respecto al sector de referencia. 

El ratio se calcula dividiendo el pasivo de la empresa entre su patrimonio: pasivo / patrimonio neto

Es un ratio que nos puede ayudar a determinar los niveles de riesgo a los que se expone la empresa, y el potencial que tiene para financiar sus proyectos con su propio capital. 

Como podréis ver, no hay ningún ratio ni factor que nos diga al 100% si un acción se encuentra en un buen momento de compra, ni por debajo de su valor intrínseco, lo cierto es que existen infinidad de ratios y maneras de analizar una empresa, así como el análisis cualitativo. Al fin y al cabo, si esto fuera tan fácil todo el mundo sabría identificar rápidamente una acción infravalorada y la bolsa sería un mundo demasiado fácil a la par que aburrido. En resumen, con una combinación de los ratios mas influyentes, y con un buen análisis fundamental de la empresa podemos llegar a una conclusión y situar la acción en un ámbito caro o barato. 

Rate this post



SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER