Guía práctica para invertir en bolsa con poco capital

14/10/2021

Como hablamos en el post ¿Cómo invertir en el mercado de valores para principiantes? es preferible empezar a invertir en bolsa a partir de una cierta cantidad, para evitar que las comisiones se coman nuestra rentabilidad. Aunque sea cierto, es aconsejable invertir una cantidad a pesar de que esta sea baja, antes que esperar a ahorrar una cantidad mayor. Mientras esperamos ahorrando, el tiempo corre y con él las rentabilidades que podríamos estar ganando.

Este artículo está enfocado para aquel público ansioso e ilusionado por invertir en bolsa, sin necesidad de tener un gran capital. Porque si, es posible empezar a invertir en bolsa con poco dinero. 

Al contar con poco capital para invertir, debemos tener aún más razones para depositar en la inversión solo el dinero que podemos permitirnos perder. Porque invertir en bolsa no significa siempre ganar. 

También debemos llevarnos cuidado con las comisiones de compra-venta, por si son comisiones fijas y no porcentuales y dependiendo de la cantidad invertida, podremos salir perdiendo con tan solo el pago de comisiones. 

¿Qué pasos deberíamos seguir para empezar en este mundo con poco dinero?

Antes de adentrarte en la inversión en bolsa, deberías formarte tanto como puedas en este mundo, aprender conceptos básicos, leer libros, incluso aprovechar toda la información que disponemos en internet, como pueden ser artículos como este y vídeos gratuitos que puedes encontrar en Zonavalue TV

  • Paso 1: define un plan de inversión

En este paso deberíamos estudiar nuestra economía, con 3 puntos a tener en cuenta: los ingresos que tenemos, la parte que ahorramos de esos ingresos, y la parte que invertimos a partir de los ahorros. Como hemos comentado anteriormente, en bolsa debemos invertir el dinero que podamos permitirnos perder. Deberemos destinar una parte de los ahorros que no necesitemos, a la inversión. 

Estos 3 puntos son fundamentales, si no cumplimos con uno de los 3, no podremos generar riqueza. Mucha gente cumple el primer punto, pero pocas pasan al segundo y menos al tercero. Si que es verdad que cuanto más dinero ingresemos más podremos ahorrar y por consiguiente mas podremos invertir, pero aunque ganemos poco, si ahorramos gran parte y conseguimos hacer unas buenas inversiones podremos sacarle una gran rentabilidad a esas pocas cantidades. Es por eso que debemos estudiar bien el capital a invertir, y aún más si contamos con un capital tan pequeño. 

  • Paso 2: analiza el mercado

El mercado de valores no es un juego en el que cada quien apuesta dejando actuar a la suerte. Hay que tener en cuenta que debemos conocer el mercado/sector en el que queremos invertir, investigar la empresa a la que queremos adquirir la acción, o conocer el producto de inversión elegido, solo así podremos prever las oscilaciones de los precios en el mercado. 

Para ello podemos realizar dos análisis para tener una idea del comportamiento que podrá tener la inversión.

Análisis fundamental: trata de averiguar el valor de una acción mediante la situación de la empresa, se basa en noticias financieras, publicación de datos como el PIB, el IPC…

Análisis técnico: Se basa en estudiar los precios de cotización que ha ido teniendo la empresa en el pasado, y fijándose en distintos indicadores, que haciendo una serie de cálculos estadísticos pueden llegar a predecir el próximo movimiento del precio. 

Por simplificarlo, el análisis fundamental es el que estudia el entorno macro y microeconómico de la empresa, y el técnico sus números de cotización. 

  • Paso 3: define una estrategia y elige un broker 

No podemos invertir a nuestra suerte a ver que pasa, o probando con las empresas más conocidas. Existen oportunidades mucho más allá de Coca-Cola o Amazon, o de las tan conocidas acciones. También disponemos de un gran número de productos en los que poder invertir: ETFs, contratos por diferencia, bonos, futuros. 

Debemos definir una estrategia con la que nos sintamos cómodos, que se adapte a nuestra manera de pensar y de interpretar el mercado, y sobre todo, que se adapte a nuestro capital. También necesitamos un broker que nos haga de intermediario y que nos facilite las operaciones de compra-venta, ya que no tenemos acceso a la inversión en bolsa de manera directa. Debemos buscar un broker que nos ofrezca unas comisiones bajas, en el caso de que dispongamos de poco capital, las comisiones son un factor clave a tener en cuenta si queremos conseguir algo de rentabilidad. 

  • Paso 4: diversifica

Tenemos que hacer caso al famoso dicho: “No pongas todos los huevos en la misma cesta” y llevarlo al mundo de la inversión. La diversificación es básica en cualquier cartera de productos. Si por ejemplo, solo tenemos un tipo de activo en la cartera y este baja, perderemos la totalidad de la cartera, de lo contrario  que si tenemos la cartera diversificada con varios tipos de activos, de diferentes países y sectores, uno puede bajar, pero es muy poco probable que bajen todos a la vez, por lo que el resto de activos protegerán el capital de la cartera. 

Conclusión:

Personalmente, creo que el que tiene tiempo, es más rico que el que tiene dinero. Aprovecha el tiempo del que dispones en formarte, porque cuanto más conozcas de bolsa antes de invertir, invertirás con más seguridad y decisión.

Antes de empezar a invertir tu dinero, debes invertir tiempo en formarte, de lo contrario sería como ir a una casa de apuestas y apostar acechando a la suerte. Debemos comprender cuándo, dónde y por qué invierto mi dinero en la selección de activos que tengo.

5/5 - (2 votes)



SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER