¿Qué es y para qué sirve el Blockchain?

15/12/2021

La tecnología blockchain ha ganado mucha atención en todo el mundo debido a sus características, como la transparencia, la inmutabilidad, la descentralización y la trazabilidad. Desde las grandes empresas a las startups, pasando por los bancos y los gobiernos, todo el mundo ha comenzado a fijarse en la tecnología blockchain y cómo ésta puede suponer un cambio en el paradigma actual. Por ello, vamos a desgranar qué es el blockchain y para qué sirve.

Blockchain es más sólido y seguro que los sistemas centralizados, ya que se basa en un modelo de contabilidad descentralizada. Pero ¿Qué es blockchain, cómo funciona y qué problemas puede resolver?

Definición de Blockchain

Como su nombre indica, una blockchain es una cadena de bloques que contiene información digital. Creada por un grupo de investigadores en 1991, el primer objetivo de esta técnica de estructuración de datos era asegurar los registros digitales para que nadie pudiera manipularlos con posterioridad.

Pero lejos de ser una innovación con gran adopción desde el principio, blockchain quedó en desuso hasta que Satoshi Nakamoto revivió la tecnología en 2009 para crear una criptomoneda: Bitcoin.

La blockchain es básicamente un libro de contabilidad distribuido, en el que los registros digitales se reparten entre todos los nodos participantes de la red. Cada nodo mantiene una copia actualizada del libro de contabilidad. Una vez que unos datos han sido registrados en una cadena de bloques, resulta muy difícil manipularlos o cambiarlos.

Para entenderlo con más sencillez, veamos un bloque de esa blockchain. Cada bloque de la cadena consta de los siguientes elementos:

  • Datos
  • Hash del bloque
  • Hash del bloque anterior

Los datos que se registran en cada bloque dependen del tipo concreto de blockchain. Por ejemplo, la cadena de bloques de Bitcoin guarda los detalles de una transacción, como el receptor, el remitente y el número de monedas que se envían.

Un hash del bloque es similar a una huella digital (siempre única) que identifica el bloque y su contenido. Una vez que se crea un bloque, se genera un hash. El valor del hash cambia con cada cambio en el bloque. Por lo tanto, los valores hash ayudan a detectar los cambios realizados en los bloques.

Cada nuevo bloque contiene el hash actual y el hash del bloque anterior, lo que implica que cada bloque está vinculado entre sí y crea una cadena de bloques, lo que conocemos como Blockchain.

Si alguien manipula uno de los bloques, los cambios que se hagan en este bloque harían que el hash del bloque también cambiase. Como resultado, haría que todos los demás bloques de la cadena fueran inválidos porque el valor hash válido del último bloque no coincide.

 

Cómo se usa el blockchain

 

Blockchain tiene una serie de atributos que lo hacen interesante y útil para multitud de aplicaciones:

  • Inmutabilidad
  • Confianza
  • Auditabilidad
  • Transparencia

Estos atributos hacen de blockchain una tecnología ventajosa con aplicaciones empresariales y financieras como:

Contratos inteligentes (Smart contracts)

Almacenados en la cadena de bloques, estos contratos son programas sencillos que pueden ejecutarse en función de unas condiciones determinadas. Los contratos inteligentes aportan confianza al sistema al permitir la liberación controlada de datos.

Ethereum, un proyecto de código abierto, fue construido específicamente para desarrollar los contratos inteligentes.

Economía compartida

A medida que surgen empresas como Airbnb y Uber, la economía compartida también está ganando mucha tracción. Hoy en día, los usuarios que quieren disponer de servicios de transporte compartido tienen que depender de intermediarios como Uber.

Al permitir las transacciones entre iguales (Peer to Peer o P2P), la cadena de bloques permite la interacción directa entre todas las partes implicadas.

Gestión de la identidad

La cadena de bloques ofrece nuevas formas mejoradas para verificar las identidades de las personas, con la posibilidad de digitalizar toda la documentación. La implementación de la cadena de bloques en la gestión de las identidades puede mejorar el nivel de privacidad y seguridad de los individuos y los organismos.

Dado que el sistema de identidad blockchain está descentralizado, no hay posibilidad de que haya un único punto de fallo, dando lugar a ataques informáticos.

Registro de la propiedad

Los registros y títulos de propiedad tienden a ser susceptibles de fraude debido a la participación de los múltiples intermediarios y la falta de transparencia. Por ello, muchos países están considerando proyectos de registro de la propiedad basados en blockchain.

Con la ayuda del registro de la propiedad en una cadena de bloques, un comprador puede interactuar directamente con un vendedor  (P2P) sin tener que depender de terceros, maximizando la seguridad y minimizando la confianza necesaria en los intermediarios.

5/5 - (1 vote)


SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER