Guía para elegir el plan de pensiones que mejor se adapte a ti

01/12/2021

Si estás pensando en tu futuro de cara a la jubilación y quieres disfrutarla sin temor a tu economía personal, elegir un plan de pensiones es una idea fantástica para que ahorres poco a poco, y vayas generando una rentabilidad a lo largo del tiempo. De esta forma, a la par que ahorras, no dejarás que la inflación se coma tus ahorros, disfrutando de un plus llegada la edad de jubilación.

En este artículo aprenderás a distinguir qué planes de pensiones son buenos para ti y en qué basarte para elegirlos. 

¿Por qué elegir un plan de pensiones? 

Los planes de pensiones son un instrumento de inversión que no destaca por su flexibilidad a la hora de ofrecer variedad de tipos de inversión, esta característica, nos hace algo difícil la tarea de encontrar uno que se adapte perfectamente a nuestro perfil. Aun así, disponemos de una gran variedad de planes en los que cada uno se centra en un perfil generalizado. A continuación, os hablamos de los principales factores a tener en cuenta para saber si un plan de pensiones es adecuado.

Perfil de inversor

Cada plan de pensiones tiene una filosofía de inversión adecuada a cada tipo de perfil, los hay más conservadores, más arriesgados etc… En primer lugar, debemos averiguar cuál es nuestro perfil como inversor: aversión al riesgo, objetivos propios, qué rentabilidad esperamos obtener. Como siempre se ha dicho, para gustos los colores.

En este factor entra en juego tu capacidad económica que determinará la cantidad que podrás permitirte invertir, el riesgo que estás dispuesto a asumir, cuáles son tus conocimientos financieros y qué plazo temporal dispones para realizar tu inversión.

Visión a largo plazo

Los planes de pensiones son un instrumento que por lo general vamos a mantener a largo plazo, un mínimo de 10 años, por sus características a la hora del rescate. Por ello, se nos recomienda utilizar un plan de pensiones de renta variable, los mas adecuados a largo plazo por su rentabilidad. Aunque, la elección en cuanto al ratio rentabilidad-riesgo que podemos asumir depende mucho de la edad en la que nos encontremos para iniciar el plan. En cada ámbito de edad se recomienda un nivel de rentabilidad-riesgo. No tiene mucho sentido asumir el mismo riesgo a los 60 años que a los 30. En edades tempranas tenemos una mayor capacidad para soportar riesgo, frente a edades más adultas.

Si estás próximo a tu fecha de jubilación o tienes un perfil muy conservador, la renta fija es tu aliado. Es recomendable invertir lo antes posible, para aprovechar el beneficio del interés compuesto, puesto que tiene un gran potencial a largo plazo, permitiendo multiplicar hasta más de un 50% la inversión realizada.

Cuanto antes empecemos mejor

Iniciar una inversión a la edad de 30 años, frente a los 40, no marca una gran diferencia. Si conoces los beneficios del interés compuesto, seguro estarás de acuerdo en que realizar una inversión ahora o dentro de diez años, es un coste de oportunidad inmenso. Además de los beneficios generados por el plan en esos diez años, (mencionando otra vez la intervención del interés compuesto) generamos un hábito de ahorro que nos beneficiará como inversores.

El interés compuesto podemos equipararlo a una bola de nieve que cada vez se hace más grande. Es por ello que la edad en la que invirtamos es un factor clave. Cuanto antes empecemos más recorrido tendrá la bola de nieve para hacerse más grande. Y, recordemos, el interés compuesto es en cierta medida exponencial, así que cambiará mucho el resultado final de invertir 20 años a invertir 30. Nuestra recomendación sería, empezar a invertir lo antes posible, para así recoger una buena rentabilidad en un futuro.

Comisiones

¡Ojo con las comisiones!. Desde un principio desconoceremos la rentabilidad futura que podrá obtener el plan, pero no las comisiones. Como las comisiones son un factor limitante para nuestros beneficios, elegir el plan de pensiones que mas nos beneficie en cuanto al pago de las comisiones, es clave. Las comisiones, limitadas por ley, no pueden sobrepasar diversos márgenes porcentuales dependiendo de la renta en la que invertimos. Pero no por ello las dejaremos pasar por alto.

Investiga más allá de lo que intenten venderte

Las entidades bancarias siempre miran por su propio interés. Lo más probable es que intenten venderte los productos que más les benefician. Incluso, hacen menciones de ofertas y regalos para impulsar la venta de sus planes de pensiones, ya que son uno de sus productos estrella. Muchos de estos planes ofertados por la entidad bancaria, suelen ser planes mediocres e incluso los peores productos que hay en el mercado, se ofertan para conseguir un mayor porcentaje de tráfico de inversores. Por estas razones, insistimos en la investigación y comparación antes de escoger un plan de pensiones, y si lo necesitas, acude a un asesor financiero. Iniciar una inversión es una decisión sumamente importante que no deberíamos dejar en manos de una entidad que mirará siempre por su beneficio.

Rate this post



SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER