ratio PER, selección de valores, value investing.

Estés buscando grandes beneficios o simplemente mantener los fondos existentes,  el libro de Philip Arthur Fisher «Acciones ordinarias y beneficios extraordinarios» te muestra el camino hacia el éxito.

Os dejo un resumen aquí:

Comprar Acciones ordinarias y beneficios extraordinarios

Conoce los secretos del éxito de la inversión conservadora y de alto riesgo.

Si bien la bolsa de valores sube y baja de un año a otro, es bueno saber que algunos de los fundamentos de la teoría de la inversión han permanecido constantes durante generaciones.

A pesar de que Acciones ordinarias y beneficios extraordinarios fue publicado en 1956, el consejo que ofrece sobre la inversión es tan relevante como lo era cuando Eisenhower era presidente de los EE. UU.

Estos apuntes establecen las características clave de lo que debes buscar cuando inviertes en una empresa, y te ayuda a determinar si eres un inversor de alto riesgo o conservador.

¡Como un detective, un inversionista de éxito hace su tarea y profundiza para obtener toda la información pertinente antes de poner su dinero sobre la mesa!

Después de leer esto, sabrás

  • cómo determinar si una acción de la compañía está sobrevalorada;
  • por qué el precio de las acciones no te dice si una empresa es realmente buena; y
  • cómo vencer la duda y no dudar cuando es hora de comprar.

Las estrategias de inversión inteligente se centran en empresas con potencial de crecimiento a largo plazo.

La percepción común de la inversión es que es trepidante y brutal, con inversores que compran y venden aparentemente por capricho, buscando beneficios rápidos sobre todo.

La inversión inteligente implica mucho más pensamiento y planificación, y está idealmente enfocado a largo plazo. Los inversores inteligentes no buscan beneficios rápidos, sino que buscan empresas con potencial de crecimiento que con el tiempo multiplicarán una inversión inicial.

No es fácil identificar qué compañías ofrecen este tipo de potencial de crecimiento. De hecho, muchas acciones están sobrevaloradas o infravaloradas, lo que puede dificultar la inversión.

Los inversores inteligentes buscan empresas con potencial que, no obstante, aún estén infravaloradas, ya que dichas empresas pueden, cuando sea el momento, crecer con tal rapidez que un inversor puede duplicar o incluso triplicar su inversión inicial.

Afortunadamente, las empresas con potencial de crecimiento pueden ser reconocidas por sus características comunes.

Dichas compañías ofrecen productos y servicios que idealmente podrían mantener altos volúmenes de ventas durante al menos algunos años. Las empresas con buen potencial de crecimiento también invierten en investigación y desarrollo, para seguir creciendo incluso cuando una línea de productos actual ya no ofrece oportunidades de crecimiento.

La década de 1950, por ejemplo, fue un gran momento para los fabricantes de televisores. Pero a mediados de la década, casi todos los que querían una televisión en blanco y negro ya tenían una. Esto significa que, hasta que se desarrolle la televisión en color, las compañías de televisores enfrentan un crecimiento plano; entonces ellos tuvieron que adaptarse.

Motorola, ahora conocido por teléfonos móviles, solía producir televisores y radios. Pero la gerencia tuvo la previsión de aprovechar las habilidades técnicas y la experiencia de la compañía para entrar en el negocio de las comunicaciones bidireccionales, y continuó aumentando las ventas mientras que las ventas de otros fabricantes de televisores quedaron estancadas.

Las empresas con alto potencial de crecimiento también tienen un sólido equipo de gestión y buenas relaciones con los empleados. No inviertas en una empresa cuyos empleados estén demasiado ocupados discutiendo para ser productivos, y cuyos ejecutivos no puedan inspirar solidaridad o una visión compartida con el personal.

¡Haz tu tarea! Investiga una posible compañía desde todos los ángulos que puedas antes de invertir.

La inversión de éxito se parece mucho al trabajo de un detective, ya que necesitas investigar exhaustivamente y analizar todos los datos disponibles para que sean efectivos.

Libro Acciones ordinarias y beneficios extraordinarios

Al considerar el potencial de inversión de una empresa, querrás recopilar información detallada sobre la empresa desde todos los ángulos posibles.

Por supuesto, puedes localizar fácilmente a un operador y preguntarle en qué compañías le recomendaría invertir. Sin embargo, no hay garantía de que le proporcione información precisa, porque los operadores deben proteger sus propios intereses.

En cambio, emplea el método del “rumor”: busca información de todas las fuentes posibles.

Ponte en contacto con proveedores, clientes, ex empleados e investigadores científicos o ejecutivos de asociaciones comerciales. Te sorprenderás de lo que encontrarás, siempre y cuando te asegures de que no hará pública la información ni la divulgará su informante.

Ponerse en contacto con algunos de los competidores de la compañía también podría arrojar información sorprendentemente precisa y detallada.

Una vez que hayas desarrollado un perfil de la compañía, es hora de ponerse en contacto con la gerencia de la compañía directamente para hacerles preguntas informadas.

El método “rumor” es preciso, pero requiere mucho tiempo. Para evitar perder tiempo, elige cuidadosamente las empresas que deseas investigar.

Esto requerirá que preselecciones las empresas que podrían ofrecer el tipo de potencial de crecimiento que deseas para tu inversión.

Comienza simplemente hablando con amigos u otros inversores, mirando materiales impresos y preguntándote qué compañías parecen prometedoras. Si lees en el periódico, por ejemplo, que el gerente de una empresa está renunciando debido a algunos negocios cuestionables, ¡entonces no querrás perder tu tiempo en esa compañía!

Sigue aprendiendo más leyendo este resumen Acciones ordinarias y beneficios extraordinarios!

Busca bajadas en el precio de una acción para obtenerla a bajo precio, para llegar lejos cuando la empresa crezca.

Una vez que hayas identificado una empresa con un buen potencial de crecimiento a largo plazo, ¿es hora de comprar?

Como se mencionó anteriormente, las acciones a menudo están sobrevaloradas o infravaloradas, entonces, ¿cómo puedes asegurarte de obtener el máximo rendimiento por tu inversión?

Los precios de las acciones reflejan la percepción de la comunidad financiera del valor de una acción en el momento actual, y estas calificaciones crean un círculo vicioso. Si la comunidad valora una acción demasiado alto, por ejemplo, entonces la gente tendrá prisa por comprar, en función de su valor percibido. El precio de las acciones continúa subiendo, lo que resulta en una «burbuja» de precios.

La gente no compra ni vende con la vista puesta en el futuro. Por ejemplo, si una empresa con éxito tiene un gasto inesperado, incluso algo tan benigno como un proyecto de investigación, esto puede hacer que la comunidad inversora rebaje las proyecciones futuras para la empresa.

Como resultado, el precio de las acciones de la compañía caerá, incluso si el proyecto de investigación fuese a impulsar la rentabilidad en el futuro.

¡Esta simple comprensión de la irracionalidad de la bolsa de valores puede ayudarte a obtener beneficios extraordinarios!

Las compañías con potencial para crecer son a menudo innovadoras, e inevitablemente se encontrarán con obstáculos en el camino. En consecuencia, la comunidad financiera infravalorará las acciones de estas compañías.

Para ilustrar esto, imagina una empresa de fabricación de artilugios con un gran potencial de crecimiento. Al principio, el bombo (hype) que rodea a la empresa hace que suba el precio de las acciones.

Sin embargo, pronto aparece un problema: el molde de fundición para los artilugios de la empresa no estaba dimensionado correctamente. Ahora todos piensan que el producto es un fracaso; y el precio de las acciones cae.

Esto representa el momento perfecto para que compres a bajo precio, para obtener beneficios cuando la empresa finalmente resuelva sus problemas.

Libro Acciones ordinarias y beneficios extraordinarios

Si pierdes una oportunidad como esta, no te preocupes, ya que puede haber otra oportunidad de entrar durante la próxima inmersión. Por ejemplo, las acciones de la compañía se elevan después de que soluciona sus problemas de molde de fundición, pero anuncia que su personal de ventas ha acumulado costos inesperados.

Exasperada, la comunidad financiera piensa que la compañía nunca lo logrará. ¡Sin embargo, para ti, es una oportunidad de obtener las acciones a bajo precio nuevamente!

Ten confianza en tus elecciones. No cedas a la duda, o sigas la mentalidad del rebaño inversor.

La duda es natural. Inevitablemente, una vez que hayas identificado una acción que deseas comprar, sentirás las punzadas de duda que te hacen dudar.

Un inversor exitoso, sin embargo, no tiene lugar para la duda. No lo dudes una vez que hayas identificado una empresa con potencial de beneficios.

A menudo, esta duda deriva de los caprichos de la multitud. Si nadie más está saltando sobre una acción, ¿no podría eso significar que no es realmente tan valiosa?

Sin embargo, ya has visto cómo la comunidad financiera a menudo está equivocada sobre el valor de una acción. Sin duda, da miedo comprar cuando todos los demás están vendiendo. Pero si realmente crees que una empresa tiene potencial, respira hondo y compra.

Además, realmente no quieres comprar lo que todos los demás están comprando. En ese punto, las acciones serán demasiado costosas para ser una gran inversión.

Y si lo dudas, es posible que nunca vuelvas a tener la misma oportunidad. Resiste la tentación de permitir que el precio de una acción caiga aún más para conseguir una mejor rentabilidad de la operación. Al hacerlo, es posible que pierdas una oportunidad de oro.

Eso es exactamente lo que le sucedió a uno de los conocidos del autor que quería comprar 100 acciones de una acción que cotizaba en 35,50. En un esfuerzo por ahorrarse 50 centavos, ofreció solo $ 35 por acción. ¡Sin embargo, el precio de las acciones siguió aumentando!

Si hubiera hecho esa inversión extra de 50 centavos ese día, ¡habría ganado un total de $ 46.500 unos 20 años después!

Finalmente, una vez que hayas encontrado una buena inversión, debes aferrarte a ella. Desde una perspectiva comercial, sólo hay tres razones válidas para vender una acción.

Primero, calculaste mal el potencial de crecimiento de la compañía. En segundo lugar, tu juicio era sólido, pero las condiciones de la empresa cambiaron. Y tres, has invertido en una acción mediana en el corto plazo para estar ocupado mientras buscas una inversión increíble.

Cualquier otra razón, como ganar dinero rápidamente o seguir a la multitud, solo puede dañarte. ¡Una empresa con un gran potencial de crecimiento nunca puede ser sobrevalorada!

Los inversores conservadores deberían buscar empresas sólidas y organizadas con potencial de crecimiento.

Hasta ahora hemos examinado cómo ganar a lo grande con las inversiones de empresas de alto crecimiento. Sin embargo, para algunos inversores, una estrategia de beneficios más moderada con un crecimiento gradual pero constante es más atractiva.

Como inversor conservador, quieres una empresa fuerte que todavía tenga potencial para crecer. Si estás tratando de ir a lo seguro, no debes invertir en nuevas empresas, sin importar lo prometedoras que sean. Por el contrario, mantente atento a las grandes empresas establecidas que tienen un historial comprobado de rentabilidad.

Libro Acciones ordinarias y beneficios extraordinarios

Sin embargo, para que esta estrategia funcione, la compañía aún necesita tener un potencial de crecimiento para mantener su posición en el mercado.

Esto no necesita ser un potencial estratosférico, por supuesto. Por el contrario, la empresa simplemente debe ser capaz de crecer y desarrollarse. De lo contrario, eventualmente será superada por competidores más ágiles.

Una compañía que es fuerte y capaz de crecer demuestra estas cuatro características principales.

En primer lugar, los métodos de producción de la compañía son de bajo costo, de modo que puede continuar obteniendo beneficios incluso cuando los precios suben, a través de períodos inflacionarios o crashes del mercado.

En segundo lugar, la empresa está bien organizada y es efectiva en su mercado, lo que significa que realmente puede ofrecer sus productos y servicios.

En tercer lugar, la compañía tiene una excelente trayectoria en investigación y desarrollo técnico, lo que le permite continuar innovando y mejorando sus productos y servicios.

Finalmente, la compañía necesita demostrar conocimientos financieros. Debe ser capaz de asignar recursos sólo a iniciativas con potencial de beneficios, y tener buen ojo para las señales de advertencia que indican que es hora de seguir adelante.

Los empleados valiosos forman el núcleo de cualquier empresa estable, orientada al crecimiento, y son buenas inversiones.

Si eres un inversor conservador, también es importante examinar la base de empleados de una empresa y obtener más información sobre cómo la empresa los trata. Hay dos razones principales para esta estrategia.

En primer lugar, el potencial de crecimiento de una empresa depende por completo de los empleados que ponen en marcha la estrategia de la compañía. De hecho, todas las ventajas de una empresa son el resultado directo del trabajo realizado por sus empleados.

Para fomentar el desarrollo técnico innovador, por ejemplo, una empresa necesita equipos de investigación y desarrollo dedicados y ambiciosos. Para garantizar que los métodos de producción sean de bajo costo, una empresa necesita un gerente brillante que esté siempre atento a los beneficios en eficiencia.

En segundo lugar, la forma en que una empresa trata a su personal puede ayudarte a determinar lo productiva y efectiva que es esa compañía en general.

Las personas no ofrecen los mejores resultados cuando son maltratadas; sin embargo, las empresas tienen éxito cuando se valora a los empleados. Al observar las políticas de gestión y recursos humanos de una empresa, puedes obtener una mejor idea de cómo se dirige una empresa y juzgar mejor su potencial a largo plazo.

Mira, por ejemplo, la forma en que la empresa maneja las promociones de empleados. Si rara vez promueven desde dentro y en su lugar prefieren contratar desde fuera de la empresa, entonces esta es una fuerte indicación de que la empresa no está preparando a los empleados o desarrollando potencial a través de la capacitación.

Esta es una señal de advertencia de que la empresa no maneja sus recursos humanos de forma inteligente, y por lo tanto no es el tipo de empresa en la que le gustaría invertir.

Lo mismo se aplica a la capacidad de la gerencia de trabajar en equipo. Si el gerente de una compañía parece que está dirigiendo solo, ¿cómo se puede esperar que se gestione de manera eficiente a medida que la empresa crece?

Busca en su lugar una empresa que forme equipos bien organizados y gerentes que puedan delegar efectivamente la responsabilidad.

Un inversor conservador busca empresas que puedan garantizar la rentabilidad a largo plazo.

Al evaluar una empresa, un inversor conservador debe mirar hacia el futuro. La compañía no solo debe ser fuerte hoy, sino que también debe tener los medios para proteger su posición a lo largo del tiempo.

Al hacer esta evaluación, un inversor debe ver la rentabilidad de una empresa no como la suma de sus rendimientos, sino más bien en términos del tamaño de sus márgenes de beneficio. ¡Cuanto más grande, mejor!

Debes encontrar una empresa que sea rentable a largo plazo, una que continúe creciendo incluso durante tiempos económicos desafiantes.

La razón por la cual la rentabilidad es tan importante es porque el crecimiento siempre requiere inversión monetaria, ya sea para investigación y desarrollo, inventario nuevo o comercialización. Por lo tanto, la compañía debe garantizar su rentabilidad futura para financiar gastos adicionales por venir.

La rentabilidad también le da a la compañía un amortiguador cuando cae en tiempos difíciles; cuando los costos aumentan, la empresa debe tener efectivo disponible para mantenerse en el negocio.

Pero, ¿cómo puede un negocio garantizar beneficios a largo plazo? En resumen, ¡siendo mejor que la competencia!

Libro Acciones ordinarias y beneficios extraordinarios

La rentabilidad a largo plazo de una empresa depende de su capacidad para hacer o crear algo que los competidores no pueden, a menos que la competencia le robe su cuota de mercado.

Una forma de garantizar el dominio del mercado es a través de “escala”. En otras palabras, un gran productor puede producir más de lo que un competidor pequeño puede, y a un costo menor.

Por ejemplo, una gran empresa que produce un millón de lápices al mes tendrá un costo de producción por lápiz más bajo que una empresa que solo puede producir 100.000 lápices por mes.

Otra forma de garantizar la posición de mercado de una empresa es creando desarrollos técnicos que no pueden legalmente ser copiado por otras compañías, debido a patentes o derechos de autor.

Debes asegurarse de que la estrategia de una empresa tenga en cuenta y esté preparada para el desarrollo a largo plazo del negocio.

Calcula el ratio precio-beneficios de una compañía para determinar si estás pagando el «precio real».

Una empresa puede ser valorada incorrectamente en función de los caprichos de la multitud de inversión. Como verás, el valor de una acción es incluso más  subjetivo que eso. De hecho, su valor cambia de persona a persona.

De hecho, una empresa puede valer más para un inversionista arriesgado que para uno conservador.

Un inversor arriesgado podría valorar una acción más alta si se espera que una empresa crezca rápidamente, pero este hecho no ayuda al inversor conservador. Un inversor conservador no debería pagar en términos de expectativas.

En cambio, un inversor conservador paga el precio real de una acción.

Básicamente, el inversor conservador está buscando empresas estables y en crecimiento que actualmente están infravaloradas o tienen un precio acorde a su valor real.

Una forma de determinar esto es mediante el uso del ratio PER. Para hacerlo, simplemente toma el precio de las acciones de una empresa y divídelo entre los beneficios por acción de la compañía.

Por ejemplo, si una compañía está ganando $ 1 por acción y vende sus acciones a $ 10, entonces su relación precio-beneficios es 10/1, o diez. Sin embargo, en su último informe anual, si la compañía dice que ganó $ 1.82 por acción, esto reduce la relación a 10/1.82, o cinco.

Sin embargo, los beneficios más altos representan proyecciones positivas, lo que podría causar un gran aumento en el precio de las acciones. Imagina que las acciones de la compañía ahora se venden por $ 40. La relación sería 40/1.82, o 22, mucho más alta de lo que era anteriormente.

Depende del inversor conservador decidir si las características de la empresa justifican la creencia del mercado de que la empresa seguirá creciendo más allá de su valor actual de $ 40.

Mientras que a alguien que busque grandes beneficios a corto plazo no le moleste el precio de una acción de $ 40, un inversor conservador puede pensar que el precio es demasiado alto, considerando lo que sabe sobre la administración de la compañía.

Resumen final Acciones ordinarias y beneficios extraordinarios

Para ser un inversor de éxito, debes estar dispuesto a excavar. ¡El verdadero valor de una compañía se basa en mucho más que el precio de sus acciones solamente! Si estás dispuesto a participar en el trabajo de detective, puedes cosechar grandes recompensas sin importar si eres un inversor conservador o uno de alto riesgo.

Compra Acciones ordinarias y beneficios extraordinarios ahora en la librería de zonavalue.com

Si te interesan los libros de esta temática te interesará:

When Genius Failed: el ascenso y la caída de Long-Term Capital Management

Lo más importante: Para invertir con sentido común

Secretos de la mente millonaria