Fondos de Inversión, Inversión Pasiva.

MIEDOS Y DESCONOCIMIENTO ANTE VEHÍCULOS DE INVERSIÓN DE RENTA VARIABLE – FONDO DE INVERSIÓN

 

 

Tal y como vimos en el artículo sobre el plan de pensión, la mayoría de las personas tienen ideas preconcebidas sobre los productos de inversión en renta variable, y un gran numero de ellas, por no decir todas, o son erróneas o no se ajustan a la realidad.

 

 

Lo primero que cualquier persona con la que hables sobre que inviertes en este tipo de productos o que estás pensando en invertir te va a decir es: “!!Estas loco!! Vas a perder todo tu dinero!!”; u otra que también me gusta mucho es: “!!Eso es para ricos!!”.

 

 

Vamos a ir desentrañando poco a poco todos y cada uno de esos productos y todo lo que les rodea. En este artículo nos centraremos en los Fondos de Inversión y sus características, en su funcionamiento y en las maniobras que se pueden realizar con este tipo de productos.

 

 

Así que, como diría el famoso Jack el Destripador: “Vayamos por partes”. Antes de nada os explicaré de la forma más profunda y clara que pueda, qué es un Fondo de Inversión.

 

 

 

QUÉ ES UN FONDO DE INVERSIÓN Y CÓMO FUNCIONA

 

 

 

Las Instituciones de Inversión Colectiva (IIC), o como se conocen coloquialmente, los Fondos de Inversión, son vehículos de inversión que recogen las aportaciones de diversos participes, en donde los participes ceden a los gestores la toma de decisiones sobre la inversión de su patrimonio. La inversión se realiza de forma conjunta en los activos que el equipo gestor considera adecuados para obtener la máxima rentabilidad posible, en función de una estrategia de inversión previamente definida.

 

 

Los Fondos de Inversión están formados por un patrimonio, que no tiene personalidad jurídica, y que está dividido en participaciones. El fondo puede invertir en una amplia posibilidad de activos: ETF, Acciones, Opciones, Derivados, FOREX, así como en productos no financieros como bienes inmuebles o materias primas. Pero siempre deben respetar la filosofía de inversión definida en sus estatutos.

 

 

Todos los fondos nacen con una determinada filosofía de inversión, en la que se especifica la distribución de activos en la cartera. La exposición del fondo a renta variable (más arriesgado) o a renta fija (más conservador) determinará el perfil de riesgo del mismo. También se debe especificar si va a invertir en una determinada región, o en más países, incluso pudiendo invertir a nivel global.

 

 

Dos conceptos a explicar, los cuales son fáciles pero que son necesarios para comprender la esencia del Fondo de Inversión son:

  • El patrimonio del fondo de inversión, que es el dinero que lo forma, esté invertido o no en activos financieros.
  • La cartera de un fondo de inversión, que es el conjunto de títulos que este posee.

 

 

Los Fondos de Inversión están supervisados por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), también se responsabilizan de que con sus decisiones están cumpliendo con los límites de transparencia, liquidez y diversificación que exige la regulación para asegurar la mejor protección de los inversores. Las sociedades gestoras tienen la obligación de remitir la información relativa a sus fondos a la CNMV de manera periódica, y son las encargadas de llevar el registro de las participaciones de los fondos de inversión.

 

 

TIPOS DE FONDO DE INVERSIÓN

 

 

Dependiendo del tipo de productos en el que el fondo invierta su capital y las limitaciones de inversión que le sean aplicadas, existen distintos nombres para referirse a cada uno de ellos:

  • Fondos monetarios: se caracterizan por la ausencia de exposición a renta variable, riesgo de divisa y materias primas. Deben aceptar suscripciones y reembolsos de participaciones diariamente. Realizan inversiones a corto plazo, activos a menos de 1 año.
  • Fondos Inmobiliarios: Invierten en activos inmobiliarios y obtienen sus rendimientos del alquiler de los mismos y de la evolución de los precios
  • Fondos de renta fija: se caracterizan por la ausencia total de exposición a renta variable.
  • Fondos de renta variable: tienen una exposición mínima del 75% en renta variable.
  • Fondos mixtos: en este grupo podrá encontrar fondos de renta fija mixta, con una exposición a renta variable inferior al 30%, o fondos de renta variable mixta, con una exposición a renta variable inferior al 75% y superior al 30%.
  • Fondos de gestión pasiva: su política de inversión consiste en replicar o reproducir un índice bursátil o financiero.
  • Fondos total o parcialmente garantizados: en función de si aseguran o no la totalidad de la inversión inicial.
  • Fondos de Fondos: Invierten más del 50% de su patrimonio en otros fondos de inversión.
  • Fondos de retorno absoluto: persiguen un objetivo de gestión, no garantizado, de rentabilidad y riesgo. Los fondos de inversión libre (“Hedge Funds”) suelen pertenecer a esta categoría. Son libres de realizar cualquier maniobra en corto o largo para conseguir ese retorno absoluto.
  • Fondos globales: son fondos cuya política de inversión no encaja en ninguna de las anteriores.

 

 

Cada uno de ellos daría perfectamente para escribir un extenso artículo, así que por ahora vamos a quedarnos con la información global que aporto en este punto; en cualquier caso lo que nos debe quedar claro es que hay una gran variedad de ellos y que unos encajarán con nuestras necesidades y otros no, por lo que tenemos que realizar una búsqueda activa y minuciosa de que tipo es él más adecuado para cada uno de nosotros.

 

 

FIGURAS INTERVINIENTES EN UN FONDO DE INVERSIÓN

 

 

Aparecen dos figuras que intervienen en la actividad del Fondo de Inversión, la Sociedad Gestora y la Entidad Depositaria.

 

 

SOCIEDAD GESTORA DE UN FONDO DE INVERSIÓN

 

 

 

Es la sociedad anónima encargada de la administración y gestión de un fondo de inversión. Estas sociedades prestan sus servicios a cambio de una comisión de gestión, que suele ser una cantidad porcentual sobre el volumen de fondos administrados o sobre la rentabilidad lograda. La sociedad gestora no es propietaria del fondo, sino que lo administra en nombre de los partícipes, que son las personas físicas o jurídicas que aportan el capital.

 

 

Sus funciones y objetivos son:

  • Establecer el Objeto de Inversión.
  •  Llevar la Contabilidad.
  •  Realizar Publicaciones Exigidas Legalmente.
  • Controlar la Sociedad Depositaria.

 

 

ENTIDAD DEPOSITARIA DE UN FONDO DE INVERSIÓN

 

 

 

La función del depositario es la de custodiar y vigilar los activos que componen el fondo. Este puede ser un banco, caja de ahorros, sociedad de valores o cooperativa de crédito que esté inscrita en la CNMV. El depositario cobra una comisión al fondo de inversión en concepto de depósito.

 

 

Si el fondo de inversión cambia de depositario, los partícipes tienen derecho a recibir la totalidad de su inversión sin aplicarse ningún tipo de cargo o importe. Además, la propia entidad depositaria tiene como obligación supervisar y vigilar la actuación de la entidad gestora. En particular deberá comprobar que la gestora ha respetado los coeficientes y criterios de inversión previstos en la ley así como controlar que el cálculo del valor liquidativo ha sido realizado correctamente. También debe contrastar la calidad y suficiencia de la información, documentación y publicidad remitida a la CNMV.

 

 

COMISIONES DE GESTIÓN Y DEPÓSITO

 

 

Antes de nada debemos tener claro que estas comisiones en realidad son los honorarios de la sociedad gestora y la sociedad depositaria del fondo por llevar a cabo sus tareas, todos merecemos y tenemos derecho a recibir un pago por nuestro trabajo.

 

 

 

Estas comisiones se denominan implícitas, es decir,  son deducidas automáticamente del valor liquidativo del  fondo de inversión. Por lo que cuando vemos el valor liquidativo del fondo este ya es libre de comisiones.

 

 

En lo referente a la comisión de gestión hay tres modos de calcularse. Puede establecerse como un porcentaje sobre la base del patrimonio del fondo, sobre los rendimientos del mismo o teniendo en cuenta ambas variables. Las comisiones de gestión a aplicar en términos anuales no podrán superar estos límites:

 

-Comisión calculada únicamente sobre la base del patrimonio de un fondo, el límite máximo será un 2,25%.

-Comisión calculada sobre los rendimientos del fondo de inversión, el límite máximo será de un 18%.

-Comisión calculada sobre ambas variables (la más común), serán del 1,35% del patrimonio y el 9% de los resultados sobre “marca de agua”.

 

*Marca de Agua: Con el objetivo de proteger al partícipe para que no soporte comisiones sobre el “mismo éxito”, la CNMV obliga a la sociedad gestora a articular un sistema de imputación de comisiones sobre resultados que evite que un participe pague comisiones cuando el valor liquidativo de sus participaciones sea inferior a un valor previamente alcanzado por el fondo, y por el que haya soportado comisiones sobre resultados anteriormente.

 

Una explicación gráfica:

Fuente: Esfera Capital

 

Si el fondo tiene una corrección por debajo del punto A, y luego comienza a subir de nuevo como se aprecia en la imagen, durante todo ese tramo de “recuperación” no se aplicará ninguna comisión de éxito. Solo cuando la rentabilidad del fondo supere el nivel máximo anterior, es decir el Punto B de la gráfica, se empezará aplicar nuevamente la comisión de éxito.

 

Por tanto, la “marca de agua”, es una medida que beneficia al partícipe, ya que si el fondo tiene un mal rendimiento, se dejará de cobrar las comisiones de éxito.

 

 

 

En cuanto a las comisiones de depósito no tienen apenas impacto en el valor liquidativo de las participaciones y por consiguiente en la rentabilidad que obtendréis. Las comisiones de depósito no podrán ser superiores al 0,2% del patrimonio del fondo.

 

 

CÓMO INVERTIR EN UN FONDO DE INVERSIÓN

 

 

Los Fondos de Inversión se dividen en participaciones, estas son las partes alícuotas del capital total del fondo en cada momento. El número de participaciones que forman un fondo de inversión no es un valor fijo como ocurre con las acciones de una empresa, sino que dependen de las compras y ventas que se realicen de las mismas. La compra de participaciones se denomina suscripción y la venta de las participaciones, reembolso.

 

 

El funcionamiento de un fondo de inversión es muy sencillo. El partícipe pone su dinero en el fondo y adquiere participaciones. La sociedad gestora integra ese dinero en el fondo y lo invierte dónde considera conveniente (acciones, bonos, divisas…).

 

 

Al precio de la participación de un fondo de inversión en una determinada fecha se le denomina valor liquidativo y es este valor es el que nos permitirá ver la evolución del fondo. El valor liquidativo es el conjunto del patrimonio que compone el fondo dividido por el número de participaciones en circulación. Cuando el inversor adquiere participaciones mediante las aportaciones que realiza, está comprando una parte del fondo, es decir, está formando una pequeña cartera igual a la del fondo.

 

 

Dichas participaciones se pueden suscribir completas o parcialmente, es decir, puedes adquirir por ejemplo  1000€ si suscribes 10 participaciones con valor liquidativo de 100€, o bien puedes suscribir 580€, con los que te pertenecerán 5,8 participaciones. Estas acciones se pueden realizar desde casa enviando un simple email o con una llamada telefónica.

 

 

VENTAJAS DEL FONDO DE INVERSIÓN

 

 

Los fondos de inversión ofrecen una serie de ventajas a los inversores:

 

-CAPITAL

Si no posees un gran capital, te será muy difícil invertir en un conjunto variado de acciones. Por el contrario, si inviertes en un fondo de inversión no tendrás este problema y, además, los costes se repartirán entre todos los partícipes. Por otra parte, una vez realizada la inversión mínima inicial (que varía de un fondo a otro pero que generalmente suele ser el coste liquidativo de una participación) puedes seguir haciendo aportaciones por cantidades pequeñas según quieras, mensuales, trimestrales….. y del importe que quieras.

-DISPONIBILIDAD DEL CAPITAL

A diferencia de lo que vimos sobre el Plan de Pensiones, en el Fondo de Inversión no hay ningún impedimento de retirar fondos parcial o totalmente cuando quieras, simplemente dando una orden a la gestora te reintegrarán TU CAPITAL en la cuenta asociada que designes, normalmente esta orden se ejecuta inmediatamente si la transmites antes de las 12:00, si se realiza mas tarde normalmente se ejecuta para la mañana siguiente.

 

-FACILIDAD DE MANIOBRA

Si quieres suscribir participaciones de un fondo de inversión(compra de participaciones) puedes hacerlo de forma sencilla, en la mayoría de casos con una simple llamada telefónica o un email.

 

-DIVERSIFICACIÓN

Con una sola inversión se accede a toda una cartera de distintas acciones y mercados. Al tener muchos activos se reduce el riesgo de pérdidas significativas que tenemos al comprar por nuestra cuenta solo unas pocas acciones, por ejemplo.

 

-COMISIONES ÚNICAS

Si comparamos el invertir nuestro capital en un Fondo de Inversión, frente a invertir en bolsa por nuestra parte. Todas las operaciones de compra-venta, y por tanto todas las comisiones aplicables en el caso de invertir nosotros y operar en bolsa nos son aplicadas directamente por cada movimiento, en cambio, en el fondo quedan dentro de la operativa del mismo y no nos repercuten apenas ya que los costes de maniobra para estos fondos o son nulos o son muy reducidos, y además tampoco nos repercuten de forma directa ya que como vimos, el valor liquidativo es neto.

 

-REGULACIÓN ESTATAL

El fondo de inversión no puede hacer lo que quiera con su dinero. Tiene que respetar una reglas marcadas por su propio reglamento de gestión y siempre dentro del marco de la Ley y Reglamento de las Instituciones de Inversión Colectiva. Por otra parte, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) tiene entre sus funciones las de controlar la actuación de los propios fondos de inversión y proteger a los partícipes de las malas actuaciones de los gestores.

 

-SEGURIDAD

Los fondos de inversión no están dentro del balance del banco. Es decir, a diferencia de lo que ocurre cuando contratamos un depósito, el banco no puede prestar ese dinero a otros bancos ni a un ciudadano en una hipoteca. Si la gestora quiebra, la CNMV nombrará otro gestor del fondo, pero el dinero no sufrirá.

 

-PROFESIONALIDAD

Si te planteas invertir directamente en acciones u en obligaciones, deberás como ya he repetido en anteriores artículos, dedicar un gran esfuerzo a adquirir FORMACIÓN y a destinar  una gran cantidad de TIEMPO a esa actividad, a no ser que quieras dejar a la suerte tu capital.

Los partícipes generalmente no siempre tenemos el tiempo ni los conocimientos necesarios para poder analizar todas las opciones de inversión adecuadamente, búsqueda de activos, vigilar el equilibrio y la diversificación de la cartera y valorar el riesgo. Al contratar un fondo esta labor se delega en un profesional, el cual gana a éxito y que busca para todos la mejor rentabilidad con el menor el riesgo.

 

-TRANSPARENCIA

El partícipe tiene un amplio acceso a la información más relevante del fondo y la gestora de forma abierta y pública. Por ejemplo, informes mensuales con los últimos datos del fondo (valores en cartera, rentabilidad, etc.), análisis de los asesores sobre la evolución de la estrategia, etc.

 

-COBERTURA INTERNACIONAL

Los Fondos de Inversión pueden ser de carácter internacional, pueden invertir en cualquier parte del mundo lo cual es una gran ventaja competitiva al poder compensar o diversificar aparte de en distintas empresas, en distintos sectores y en distintos países. Particularmente prefiero siempre los fondos con cobertura internacional por la seguridad que ofrece estar cubierto por distintos mercados.

 

-FISCALIDAD

A diferencia de lo que vimos sobre el Plan de Pensiones, el cual tributa como rendimientos del trabajo, los fondos de inversión tributan por ahorro 

La posesión de fondos de inversión no tributa en el IRPF como tal, se tributa por la ganancia (plusvalía) o pérdida patrimonial que se genera al reembolsar participaciones, es decir, solo pagas si ganas dinero y cuando lo retires, y solo sobre la parte de plusvalía. Los distintos tramos impositivos son:

-Hasta 6.000 euros – 19%

-Entre 6.000 euros y 50.000 euros – 21%

-Más de 50.000 euros – 23%

Además puedes cambiar tu capital de un fondo de inversión a otro sin tener que tributar absolutamente nada.

 

 

FONDO DE INVERSIÓN COMO VEHÍCULO DE AHORRO FAMILIAR

 

 

 

A parte de todas las ventajas descritas anteriormente voy a englobar unas pocas más no mencionadas anteriormente en este título. Ya que según mi punto de vista es uno de los aspectos más a tener en cuenta por la mayor parte de inversores a largo plazo y que se preocupan de la economía de su familia a futuro.

 

 

Trataré de recoger de la forma más fácil todos los aspectos que quiero trasmitiros… para ello vamos a ponernos en el caso hipotético que pertenecemos a una familia de 4 miembros.

 

-COTITULARES

Dependiendo del Fondo de Inversión, este nos permite añadir a más de un titular, esto quiere decir que en ejemplo de familia que usaremos, podemos inscribir como cotitulares a los dos cabezas de familia y a los dos hijos que forman la familia.

 

 

Ahora llega el momento de pensar fiscalmente; los cabezas de familia podemos realizar aportaciones periódicas al fondo, dinero que ya ha tributado fiscalmente. Este dinero pasa a formar parte proporcional a cada uno de los cotitulares del fondo. Como vimos anteriormente, del capital del fondo solo tributaría como ahorro la plusvalía obtenida y solamente cuando se retirase, el capital aportado no queda en ningún caso sujeto a doble fiscalidad, además no es aplicable en este caso el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones.

 

 

Pasados los años al llegar a la jubilación podemos realizar bien la retirada total del capital (no recomendable, gran error) o retirada de cantidades mensuales para complementar la jubilación pública; lo que hay que tener muy presente es que solo hay que pagar impuesto por la parte de beneficios que se retira, por eso se aconseja la retirada de pequeñas cantidades y no todo de una, además mientras el capital está en el fondo, este nos está retribuyendo plusvalías. Y teniendo en cuanta que estamos en el caso de un fondo familiar, el dinero lo dejaríamos generando estas plusvalías.

 

 

Uno de los episodios más peliagudos a los que las personas nos enfrentamos llegado el momento, es al fallecimiento de nuestro progenitor. Este es un momento duro y complejo, tanto por la situación emocional como por la cantidad de burocracia a la que nos enfrentamos.

 

 

En este caso nos enfrentaríamos a la herencia del fondo, al heredar un fondo de inversión lo único que ocurre es que las participaciones del fondo cambian de titular y pasan a estar a nombre de los herederos. A partir de ahí como heredero puedes hacer lo que quieras con tu fondo: venderlo, traspasarlo o quedártelo, a efectos fiscales el precio de compra será el del valor de las participaciones a fecha del fallecimiento.

 

 

Hay que tener en este punto clara una ventaja que se produce con los fondos de inversión, este cuenta con la ventaja adicional de que puede cobrarse de forma anticipada para hacer frente al Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, siempre que Hacienda lo estime oportuno y lo autorice.

 

 

Los pactos sucesorios intervivos respecto a un fondo de inversión no paga IRPF incluso si se dispone del capital antes del fallecimiento del titular, ya que se hace uso de la plusvalía del muerto. Esta es una gran herramienta ya que muchas veces el hecho de heredar produce una situación de crisis en las personas al no poder hacer frente a las cargas fiscales vinculadas a la herencia de los bienes.

 

 

Explicaré un poco más las ventajas alrededor de la Plusvalía del Muerto:

  • Puede hacerse uso del capital del mismo fondo para pagar el Impuesto de Sucesiones y Donaciones.
  • Los beneficios acumulados proporcionales al fallecido están exentos de impuestos, pasan directamente a los otros miembros familiares cotitulares del fondo, solo teniendo que afrontar el impuesto de Sucesiones relativo a ese importe heredado.

 

 

Gracias a la plusvalía del muerto los herederos no tendrán que pagar impuestos por las ganancias acumuladas por fondos de inversiones. A efectos prácticos esto suponer ahorrar ente un 19% y un 23% de impuestos sobre los beneficios.

 

 

¿ES LA MEJOR OPCIÓN PARA MÍ?

 

Sin duda no todo lo que le sirve a una persona le sirve a todas las demás, ahora llega el momento de que decida si este producto satisface sus necesidades.

 

 

No todos los fondos son idénticos entre sí, existe una amplia variedad de ellos. Unos cobran más comisiones que otros, algunos son más rentables que otros pero en cualquier caso queda reflejado que los fondos de inversión constituyen la mejor opción para invertir con un horizonte temporal a largo plazo, y que cuentan con una gran cantidad de ventajas frente, quizá, los mismos productos que tradicionalmente se nos venden como herramientas de ahorro o inversión a largo plazo.

 

 

Si queréis seguir profundizando sobre el Fondo de Inversión os animo a que permanezcáis atentos al siguiente artículo, donde desentrañaremos la forma más efectiva de elegir un fondo y las maniobras más interesantes operativas que se pueden realizar.

 

 

Un saludo !!!

FONDO DE INVERSIÓN-MIEDOS Y DESCONOCIMIENTO

5 (100%) 3 votes