Hablando con mi pareja hace unos días, surgió un el tema de porqué ahorrar y cómo hacerlo en especial de cara al ahorro futuro de los niños. La realidad es que en los colegios no se afronta este tema, y la gente va perdida en cuanto a las consecuencias que tiene ahorrar sin que el ahorro esté remunerado por encima de la inflación real; y, sobre cómo hacerlo.

Este asunto me abrió la puerta a pensar en un artículo que pudiera ser lo más ilustrativo posible a este respecto. Espero que os sea de interés.

  1. Sobre el concepto de ahorro.
  2. Qué es la inflación.
  3. El dinero bajo el colchón o en un producto remunerado.
  4. Otras vías de rentabilizar el ahorro.

 

Sobre el concepto de ahorro

Lo primero que debéis saber es porqué hay que ahorrar.

Las economías sonde de base inflacionaria, es decir, el precio de las cosas en general sube con el paso del tiempo. Recordar cuando antes comprabas un café por 60 pesetas y ahora pagamos por él 200 pesetas (1,2 euros). El precio del café se ha multiplicado por 3,33 veces.

Dicho de otro modo, el dinero según pasa el tiempo, vale menos. Un mismo euro que hoy compra un bote de Coca-Cola, dentro de un tiempo no comprará ni la chapa de la apertura del bote de la Coca-Cola.

La cuestión entonces es, si ahorramos, y tenemos ese dinero guardado en una caja fuerte o bajo del colchón…; cuando queramos hacer uso de él dentro de digamos 10 ó 15 años, ¿cuántas cosas podremos comprar con ese dinero?. Si aplicamos la misma depreciación que vimos en el caso del café, podríamos comprar entonces sólo un 30% de lo que hoy podemos comprar con ese dinero. Es decir, vamos a perder el 66% del dinero que tengo en la caja fuerte.

No habrá menos dinero, si teníamos ahorrado por ejemplo 10.000 euros, seguirán habiendo 10.000 euros, sin embargo dentro de 10 ó 15 años, con 10.000 euros podré comprar sólo un 30% de las cosas que hoy podría comprar con esos mismos 10.000 euros.

A eso se le llama inflación.

 

Entonces, si queremos ahorrar a largo plazo debemos cuidar muy mucho qué hacer con esos ahorros, porque ahorrar para perder dinero a un ritmo tan brutal, no parece de sentido común. Mejor gastarlo, pues al menos disfrutas de ese otro 66% del total que de otro modo desaparecerá.

La otra opción es ahorrar y tratar de que esos ahorros te ofrezcan una rentabilidad superior a la inflación real, es decir, si el ritmo de depreciación del dinero es pongamos para los próximos años del 5%, debes obtener más de un 5% de rentabilidad a esos ahorros para, al menos, mantener el mismo nivel adquisitivo. Es decir, que el dinero que tengas ahorrado al menos compre dentro de 15 años las mismas cosas que hoy puede comprar.

 

Pongamos un ejemplo:

Hagamos unos números más precisos (me encantan las matemáticas, y su pragmática exactitud), que revelarán mucha más información.

Supongamos que decides hacer un plan de ahorro en el que pones 100 euros al mes, todos los meses debajo del colchón. ¿Qué pasará dentro de 15 años?.

 

100 euros al mes * 12 meses * 15 años = 18.000 euros de ahorro

 

Perfecto, supongamos una inflación real del 5% a lo largo de los próximos 15 años. Eso implica en en valor adquisitivo vamos a perder 5.470,52 euros a lo largo de esos 15 años. Por tanto nos quedará un equivalente de 12,529,48 euros.

O lo que es lo mismo, dentro de 15 años con esos 18.000 euros que tengo en el colchón, podré comprar lo que hoy podría comprar con 12,529,48 euros. He perdido por el camino un 30% de mis ahorros.

Existe un escenario peor. Decir que la inflación real va a ser de un 5% para los próximos años es ser muy optimista. Contemos con que tras la crisis las economías Europeas se han endeudado muchísimo y hay dos formas de que desaparezca la deuda:

 

  1. Pagarla. Poco probable en las condiciones en las que estamos, pues no hay dinero para todo. Subir impuestos nos toca al bolsillo, con lo que reduce nuestra capacidad de ahorro, y la población activa que aporta ingresos al estado se reduce, con lo que tampoco veremos pensiones en el futuro; como para pagar deuda estamos…
  2. Inflación. La inflación es una herramienta para los estados, pues sólo por el mero hecho del paso del tiempo, el valor del dinero se reduce, igual que el valor de la deuda. Para quien está endeudado la inflación es una ventaja; para quién tiene ahorros, una desventaja.

 

Parece que estamos en un lío. Pues no os quepa duda de que el estado (gobiernos, políticos) velarán por reducir la deuda vía inflación. Muy malo para quien quiera ahorrar. Peor, por otro lado, si no ahorras, olvídate de tener una pensión…; en fin, estamos en un lío de tres pares de cojones.

Si una inflación galopante sería muy bueno para el gobierno y su interés por reducir deuda; tanto malo sería para él ahorrador. Supongamos una inflación real del 10%.

En las cuentas que hicimos antes, tras haber ahorrado 18.000 euros poquito a poco y con esfuerzo, nos quedarían 9.004,83 euros. Nos hemos cepillado un 50% de nuestros ahorros a la par que el Gobierno ha reducido un 50% su deuda.

Os aseguro que los políticos, da igual el partido, color o todas estas etiquetas que tanto gustan de utilizar, elegirá reducir su deuda aún a costa de quesos que hayan ahorrado pierdan la mitad de su dinero.

Los que no hayan ahorrado, o tengan deudas, se verán beneficiados. Ahora bien, veremos qué hacen cuando sean abuelitos…

Es una encrucijada compleja para cualquier mente un poco despierta.

 

La solución

Sólo existe una, desde mi punto de vista: has de ser capaz de que tus ahorros te den una rentabilidad anual media superior al 10%, pero vayamos por partes:

Eres una persona que dice: “yo no quiero riesgo, prefiero la caja fuerte o el colchón. Estás jodido”.

No entiendo de finanzas, prefiero un depósito a plazo fijo que me pague un 2% a 10 años. Esta opción es mejor que la anterior, y si no tienes o no ves más alternativas es fantástica. Mejor un depósito a plazo fijo o una cuenta remunerada que el dinero bajo del colchón ya que al menos ganarás un 2% a interés simple mientras, aunque perderás un 10% de forma compuesta. Eso significa que perderás mucho más rápido de lo que ganas, pero al menos una buena parte la recuperarás gracias a la remuneración que te ofrece el depósito. Estás jodido pero no tanto.

No puedes invertir esos ahorros en la empresa se ningún amigo tuyo, ni participar de la idea comprar un piso para reformar ni nada por el estilo, pues estamos hablando que esos 18.000€ no los tienes de golpe, son el ahorro tras 15 años de guardar 100€ al mes. Con lo que los 18.000€ los tendrías al final del periodo, cuando ya estás jodido.

Conclusión: estás jodido. Bueno, todavía no, espera

Lo primero en lo que tienes que pensar es si los argumentos anteriores te convencen de que necesitas hacer algo con tus ahorros.

Lo segundo es que te preguntes lo siguiente: ¿si pudiera invertir ese dinero poco a poco, 100€ al mes, en una empresa que gana dinero, por ejemplo de un amigo que conozco, consideras que estaría ahí mejor invertido que debajo de un colchón?.

Entiendo que responderás que sí, al menos así sabes que obtendrás una rentabilidad “X” por cada euro que deposites en esa empresa, y esa rentabilidad podría ser muy superior a un 10%, por tanto no solo solucionarías el problema de la inflación real, sino que además obtendrás una rentabilidad extra.

Esto pinta mejor…; lo malo: no tienes ni a ese amigo ni a esa empresa que te permita participar de su negocio de forma tan altruista, así, poquito a poco con tus 100€ al mes. No.

Entonces, ¿qué haces?. Bueno una cosa, si encuentras esa empresa que te permitiera hacer eso, ¿te parecería una buena opción?. Yo creo que si. Mejor eso que perder un 50% a tus ahorros en 15 años, ¿no?.

Si bien, ten en cuenta una cosa: si encontrarás esa empresa, deberías conocer muy bien a sus dueños, deberías estar seguro de que ganan dinero y no tienen pérdidas, que está bien gestionada, que tus ahorros están en un lugar seguro. Y ahora ellos llegan a un acuerdo contigo y entras a formar parte de su accionariado, y según vas añadiendo 100€ al mes, más participación de la empresa tienes.

De hecho aún si la encontraras, ¿no crees que el riesgo de que tus ahorros estén en una sola empresa es muy elevado?. No se, imagina que esa empresa atraviesa un periodo donde caen sus ventas, y entra en pérdidas. En ese caso, si antes repartía beneficios, ahora repartirá pérdidas, ¿no?. Seguro que eso ya no te gusta…

Bueno, tranquilo/a, ¿qué tal si ponemos esos 100€ mensuales en una cesta de empresas?. En ese caso, quizá alguna de ellas no gane dinero en algún momento, pero si las has elegido con sentido común supongo que todas ganarán por lo general dinero, y en caso de que alguna lo pierda en algún momento, podemos estar tranquilos.

En este caso, parece que si las empresas ganan dinero, que esa es la finalidad última de toda empresa, y ganan más de un 10%, pues ya lo tenemos. Hemos resuelto el enigma…

 

El problema:

¿Qué empresa te ofrece la posibilidad de invertir en su accionariado, de forma que compres una pequeñísima participación de ella, junto con otras, digamos 20 ó 30 más, con una suma total de dinero de 100 euros al mes?

Sólo las empresas que cotizan en bolsa.

Entonces, ahora te entran los miedos…. ufff la bolsa!!!!!.

Has oído muchas cosas sobre la bolsa, pero en realidad de lo que yo hablaba antes era de la bolsa, y sin embargo no parecía que te diera miedo. Parecía que tenía sentido esa argumentación. ¿Ahora, porque le hemos puesto nombre te da miedo?.

Mira la bolsa, no es sino un mercado donde se compran y venden empresas. Y tiene la ventaja de que puedes comprar cualquier participación, por pequeña que sea en ella. También existe otra solución, invertir en un fondo de inversión.

 

¿Qué es un fondo de inversión?

Bueno un fondo de inversión es lo que te he dicho antes, un gestor se dedica a seleccionar un puñado de empresas que tengan sentido, se sean buenas, que ganen dinero…; y tú puedes comprar una participación de ese fondo con tus 100 euros al mes.

Esta alternativa será la mejor de todas, primero porque un gestor profesional selecciona las empresas, segundo porque no pagas impuestos mientras no retires el dinero del fondo, y tercero porque tú no tienes que elegir las empresas en las que invertir. Tan sólo te dedicas a hacer una aportación mensual y te olvidas.

 

Mucho mejor es un fondo que un plan de pensiones, por:

  1. si necesitas el dinero en algún momento, lo puedes retirar sin penalización.
  2. no cobran comisiones los intermediarios tipo compañías de seguro.
  3. puedes conocer al gestor y alinearte con sus intereses, saber si te gusta y concederle tu confianza.
  4. mantienes y acumulas inversión períodicamente (100 euros al mes) durante esos 15 años que hablábamos antes.
  5. Supongamos que el fondo obtiene una rentabilidad media anual del 15%.

 

El resultado

Asunciones para los próximos 15 años.

  1. 15 años
  2. ahorro mensual de 100 euros
  3. interés medio anual del 15%
  4. inflación del 10%

 

AÑO CAPITAL INTERESES TOTAL
1 €0,00 €0,00 €0,00
2 €1.200,00 €32,27 €1.232,27
3 €2.400,00 €126,14 €2.526,14
4 €3.600,00 €284,69 €3.884,69
5 €4.800,00 €511,18 €5.311,18
6 €6.000,00 €808,99 €6.808,99
7 €7.200,00 €1.181,69 €8.381,69
8 €8.400,00 €1.633,03 €10.033,03
9 €9.600,00 €2.166,94 €11.766,94
10 €10.800,00 €2.787,54 €13.587,54
11 €12.000,00 €3.499,17 €15.499,17
12 €13.200,00 €4.306,37 €17.506,37
13 €14.400,00 €5.213,96 €19.613,96
14 €15.600,00 €6.226,91 €21.826,91
15 €16.800,00 €7.350,51 €24.150,51
16 €18.000,00 €8.590,29 €26.590,29

 

En este caso, al cabo de 15 años hemos ahorrado 18.000 euros pero gracias a las ganancias de las empresas de las que eres socio a través del fondo, el valor de tus ahorros, no sólo han mantenido el poder adquisitivo, sino que además han generado una ganancia extra de 8.590,29 que también han superado la depreciación por inflación, es decir, manteniendo el poder adquisitivo.

Por tanto contaremos con 26.590,29 euros, mucho mejor que los 9.004 euros con los que contábamos si dejábamos los ahorros debajo del colchón.

Hay una cosa que tienes que tener en cuenta y con eso terminamos. Las empresas que no cotizan en bolsa ganan dinero y crecen, y tú ves sus cuentas de resultados cuando tu amigo te ofrece que participes de ella y te dice que la compres a un precio X que no sabes si caro o barato, tendrás que hacer tus números para comprobarlo, o fiarte de él. Pero una vez has comprado, no hay nadie que te taladre con si el precio de la empresa sube o baja ya que no cotiza en bolsa y tu preocupación está en si la empresa sigue ganando dinero o no.

Las empresas que cotizan en bolsa tienen publicado el precio al que vale cada dia, cada segundo…; eso es un estrés para tí. Pero ten en cuenta que si no cotiza no te estresa, llamas a tu amigo y le preguntas cómo va todo y ya está. No miras precios ni nada, ni te preocupa si los periódicos dicen que todo va mal o bien. Si la empresa de tu amigo sigue ganando dinero, tú tan contento.

En un fondo de inversión, todas las empresas cotizan en bolsa, con lo que tenemos un mercado que nos dice cada día lo que vale ese día la empresa en bolsa. Pero ese precio, como en el del caso de tu amigo, sube y baja de acuerdo a expectativas, miedos, alegrías, etcétera; sin embargo, en el caso de la empresa de tu amigo, tú no te enteras de esas variaciones, porque nadie te canta con un megáfono si el precio sube o baja, en bolsa por el contrario sí te están machacando con eso. Lo mejor que puedes hacer es no hacer caso a ese precio, sino a confiar en que tienes compradas un montón de empresas que ganan dinero y tú lo harás con ellas.

Quizá en algún momento ese mercado irracional las valora por debajo de su precio justo, y tú estás asustado porque el fondo ha bajado; pero por otro lado, en otros momentos ese mismo mercado esquizofrénico las valorará muy por encima; tampoco deberás alegrarte. Tan solo olvidarte y esperar 15 años. Con esas variaciones, si el fondo es de un buen gestor, habrás conseguido una media de un 12% – 15% de rentabilidad y podrás decir que sí, que has logrado el objetivo de ahorrar y no perder dinero con el intento.

Suerte.

 

Otra alternativa

Que te lo hagas tú mismo. Es decir, que tengas la inquietud de aprender a seleccionar empresas en las que invertir e inviertas tú mismo en ellas a través de una cuenta de valores en tu entidad bancaria.

Esto puede ser mucho más rentable, pero tiene el inconveniente de que debes aprender a hacerlo.

Te voy a dar una fórmula para seleccionar “empresas maravillosas que cotizan a precio de ganga” y con eso podrás tú mismo seleccionarlas.

La fórmula la encontrarás en el libro “El pequeño libro que bate al mercado” de Joel Greenblatt.

Él describió una fórmula fantástica y argumenta con maestría el porqué de esa fórmula.

Si tienes inquietud en todo esto, no dejes de leer el libro, pero para quienes prefieran el resumen, aquí os dejo un artículo donde os explico cómo ponerla en práctica.

El resultado de esa fórmula es de un 27,49% anual medio, con eso números, si hacemos el mismo cálculo que hicimos antes para ver cómo afecta la inflación ha nuestros ahorros, y cómo las ganancias nos ayudan a compensarlo, llegaremos al siguiente resultado:

Asunciones para los próximos 15 años.

    1. 15 años
    2. ahorro mensual de 100 euros
    3. interés medio anual del 27,49%
    4. inflación del 10%

 

 

 

AÑO CAPITAL INTERESES TOTAL
1 €0,00 €0,00 €0,00
2 €1.200,00 €107,85 €1.307,85
3 €2.400,00 €438,02 €2.838,02
4 €3.600,00 €1.028,32 €4.628,32
5 €4.800,00 €1.922,99 €6.722,99
6 €6.000,00 €3.173,76 €9.173,76
7 €7.200,00 €4.841,15 €12.041,15
8 €8.400,00 €6.995,98 €15.395,98
9 €9.600,00 €9.721,15 €19.321,15
10 €10.800,00 €13.113,59 €23.913,59
11 €12.000,00 €17.286,74 €29.286,74
12 €13.200,00 €22.373,34 €35.573,34
13 €14.400,00 €28.528,65 €42.928,65
14 €15.600,00 €35.934,37 €51.534,37
15 €16.800,00 €44.803,05 €61.603,05
16 €18.000,00 €55.383,41 €73.383,41

 

Mucho mejor, con unos ahorros de 100 euros al mes durante 15 años, nos quedaría un neto 73.283,41 euros netos después de la inflación. Habiendo ahorrado sólo 18.000 euros en el total de los 15 años transcurridos.

Por supuesto si la inflación estimada fuera menor, mucho mejor para todos.

De hecho, si no hubiera inflación nuestra ahorro sería de 177.791,29 euros al cabo de 15 años.

 

€18.000,00 €159.791,29 €177.791,29

Como veis la inflación se come 104.407,88 euros. Un auténtico demonio este de la inflación. Como para no tenerla en cuenta señores y señoras.

No se dejen engañar por la publicidad engañosa de la banca, por el miedo que les han instalado en sus vidas para controlarles. Tampoco compren la polarización política, no se dejen manejar como borregos instalados en la lógica de una sociedad que es fácil de manejar cuando es predecible en masa. Cambien su futuro con 100 euros al mes, o lo que crean o puedan ahorrar y dispónganlo en un buen fondo de inversión, o si se atreven gestiónenlo ustedes mismos. Pero ahorren y háganlo bien.

Inversión y ahorro desde cero

4.3 (86.67%) 6 votes