bogle, cuatro pilares, inversion, invertir a largo plazo, Ray Dalio, Warren Buffet.

Los libros sobre inversión son sin duda un arma necesaria para tener opinión propia en el mundo de la inversión en bolsa. Cuanto más leamos más difusas serán nuestras convicciones previas, y podremos abrir la mente a nuevas formas de entendimiento referente a lo que pensábamos que sabíamos. No sólo en lo referente a la inversión funciona así, sino en general cuando se trata de aprender.

El siguiente ranking someterá tu conocimiento a un test de stress y te hará cambiar de opinión para mejorar. No te lo pierdas y disfruta de la lectura, ten la mente abierta y trata de aprender de quienes han demostrado tener algo que enseñarnos.

Espero que disfrutéis de esta pequeña colección sobre libros de inversión.

Buffettología

Empiezo con Buffettología ya que tengo especial cariño a este libro porque me lo recomendó un profesor en la universidad hace ya muchos muchos años y fue el primer libro que me leí de esta categoría.

Fue escrito por Mary Buffett (la actual ex-nuera de Warren Buffet) y David Clarke. A lo largo de los años Mary aprendió mucho de Warren Buffet y así lo plasma en el libro. En éste desgrana poco a poco el fantástico método de inversión que realiza Warren desde un enfoque totalmente empresarial.

Con este método descubre las empresas en las que merece la pena invertir en base al parámetro calidad (que tengan ventajas competitivas). Para después, si queda satisfecho, calcular la rentabilidad esperada de la inversión analizando los precios.

Para analizar la calidad sigue los siguientes pasos:

  • ¿posee la empresa algún monopolio del consumidor o producto de marca identificable, o es una commodity?
  • ¿Está la empresa financiada sensatamente?
  • ¿los beneficios de la empresa son sólidos y muestran una tendencia creciente?
  • ¿sus inversiones son prudentes?
  • ¿la empresa recompra acciones?
  • ¿La gestión de beneficios que no son distribuidos incrementa el valor de la empresa a tipos de interés interesantes?
  • ¿La rentabilidad del capital de la empresa es superior al promedio?
  • ¿Puede la empresa ajustar los precios acorde a la inflación?
  • ¿Se necesitan grandes inversiones de capital en la empresa?

Para analizar los precios Warren hace proyecciones de valor futuro de un negocio y selecciona aquellas empresas que le van a rendir un mínimo de 15% anual (interés compuesto).

Warren distingue entre tres tipos de negocio:

  • Los que fabrican productos que se desgastan/usan rápidamente, que tienen un atractivo de marca y que los comerciantes tienen que llevar o utilizar para mantenerse en el negocio.
  • Las empresas de servicios de comunicación repetitiva, que los fabricantes deben utilizar para inducir al público a comprar sus productos.
  • Empresas que ofrecen servicios repetitivos al consumidor, que las empresas y personas necesitan permanentemente.

Warren Buffett también separa los negocios en dos categorías: los monopolios de consumo o puentes de peaje (Toll bridge). Para él, un monopolio de consumo es una excelente compañía que tiene un producto de marca como Coca-Cola. Y un puente de peaje es una magnifica empresa que ofrece servicios que otras empresas tienen que usar si quieren hacer negocios.

Por último, comentar que en el tipo de estrategia de Buy & Hold, la calidad y el crecimiento son la clave.

Guía para invertir a largo plazo

Guía para invertir a largo plazo de Jeremy Siegel (profesor de la Wharton School University of Pennysylvania) es un bestseller a nivel mundial sobre inversión.

El libro nos guía para poder tomar buenas decisiones en el confuso entorno económico global que tenemos en la actualidad. Jeremy nos explica cómo la inversión en acciones a largo plazo es la mejor alternativa para hacer crecer nuestro patrimonio. Para esto, analiza las rentabilidades de un periodo de más de 200 años (1802-2012) tanto de las acciones como de los bonos a lo largo de los años. Acredita su tesis a favor de comprar acciones a largo plazo con datos totalmente irrebatibles.

El periodo de estudio contiene muchas crisis, recesiones y dos guerras mundiales, y aún así la rentabilidad real anualizada (descontando la inflación) es del 6,6%.

Nos cuenta cómo a pesar de haber momentos tan dispares como pérdidas catastróficas o beneficios desmesurados, los inversores que se aferren a una buena selección de acciones de empresas, obtendrán a largo plazo una rentabilidad superior a los que inviertan en bonos u otros activos.

El libro está estructurado en cinco capítulos:

  1. En este primer capítulo, Jeremy explica detalladamente cómo las crisis han influenciado en las cotizaciones de las acciones. Estudia las rentabilidades de las acciones después de sufrir las fuertes caídas, las decisiones políticas que se tomaron y la influencia sobre las jubilaciones.
  2. Aquí toca varios temas como por ejemplo cómo afectan los impuestos a los accionistas, la importancia de invertir a nivel mundial, formas de valoración… También compara con cifras la rentabilidad a lo lardo del tiempo de las acciones comparada con los bonos, dejando ver claramente que a largo plazo las acciones funcionan mucho mejor, a pesar de que los bonos funcionaron bien en determinados momentos.
  3. En el tercer capítulo, explica la relación existente entre las acciones, las decisiones políticas y los ciclos económicos. Enseña por qué suben o bajan los mercados (los tipos de interés, el paro, el crecimiento económico de los países…)
  4. El libro en este apartado habla de tanto del comportamiento de los inversores, como de los fondos de inversión y derivados financieros que operan sobre índices: futuros, etfs, opciones… y del análisis técnico. Sobre este último, comenta la utilidad que tiene este tipo de análisis, pero aclara que no es el Santo Grial.
  5. En este quinto apartado, Jeremy entra a explicar los fondos de inversión indexados y su rentabilidad. Por último, hace recomendaciones sobre cómo estructurar una cartera a largo plazo.

El libro fue calificado por el diario The Washington Post como “Uno de los mejores libros sobre inversiones de todos los tiempos”.

Los cuatro pilares de la inversión

Este conocido libro de Bernstein trata de cómo hacer caso omiso de brokers, periodistas, especuladores y empresas. Propone tener claro la dirección de tus inversiones con el objetivo de generar riqueza a largo plazo, apoyando todo esto en cuatro puntos básicos (bautizados como “los cuatro pilares de la inversión”) para construir una cartera de inversión con rendimientos periódicos sin la ayuda de ningún asesor financiero.

Estos pilares son:

  1. Teoría: necesitamos conocer la teoría de lo que vamos a hacer. En este caso, hay que leer mucho sobre inversión financiera.
  2. Historia: hay que conocer la historia de lo que hacemos/vivimos para tener la perspectiva correcta y así tomar con ese conocimiento las decisiones más adecuadas. Por esto, los analistas y traders hacen constantemente “Back-Tests” de estrategias para verificar si sus intuiciones son correctas o no. El conocimiento de la Historia financiera te da un extra de experiencia. según Bernstein, necesitamos conocer lo sucedido a lo largo de muchos años respecto a la inversión a largo y corto plazo sobre distintos tipos de activos, la influencia de las nuevas tecnologías y cómo cada cierto tiempo los mercados se vuelven “psicóticamente eufórico” o “tóxicamente depresivo” (básicamente la alegoría de Mr. Market de Benjamin Graham).
  3. Psicología: ésta afecta más a las inversiones a corto plazo (que dependen en gran medida de ella) que a las de largo plazo, aunque sigue siendo muy importante. Hoy en día se está investigando mucho sobre behavioral finance (economía conductual) y la economía del comportamiento al respecto. La psicología del ser humano no está diseñada para dar respuesta a las decisiones que hay que tomar en los mercados financieros. Ésta responde de forma inversa a lo que los mercados exigen. La única manera de resolver esto es a base de reglas y hábitos que debemos aprender para evitar tomar decisiones irracionales.
  4. El negocio: es imprescindible entender cómo funciona el negocio de aquello en donde invertimos nuestro dinero. A cada negocio deberemos exigirle un retorno económico, no importa qué tipo de negocio sea. Si no es así, el negocio desaparecerá tarde o temprano. En el caso que nos aborda (inversión financiera) hay que saber que los brokers, los fondos de inversión o planes de pensiones viven de nosotros, ¡no son tus amigos! En esta industria existe un único objetivo: sacar dinero del público inversor a través de comisiones.

El pequeño libro de la inversión en valor

Primero hablemos del autor y sus inicios. Christopher H. Browne se Graduó en Historia por la Universidad de Pensilvania en 1969 y trabajó más de treinta años en Tweedy, Browne Company LLC. Esta compañía está especializada en value investing (inversión en valor) y es la más antigua de Wall Street. Entre sus clientes destacan los grandes Benjamin Graham y Warren Buffett. La empresa pasó de agencia de valores que negociaba compañías pequeñas y no cotizadas a gestora de fondos de inversión. Desde su creación en 1993, ha conseguido superar al mercado a lo largo de los años.

El pequeño libro de la inversión en valor, es un libro en el que Christopher H. Browne plasma su estrategia de creación de riqueza escrita con un estilo directo y atractivo para todos los públicos.

Realmente lo que explica en el libro no es nuevo. Explica cómo la inversión en valor es la mejor estrategia para ganar dinero a largo plazo. Ésta consiste en comprar acciones de empresas que están por debajo de su valor intrínseco para venderlas en un futuro cuando el mercado reconozca su valor y coticen muy por encima.

Browne comenta cómo hace primero un análisis del balance de situación de las empresas (activo y pasivo circulante, current ratio (AC/PC), test ácido, fondo de maniobra (AC-PC)…) y después estudia la cuenta de resultados (exige unos ingresos que sean crecientes, saber de dónde proceden, un margen bruto estable, examina los costes de estructura,  elimina los resultados extraordinarios…). También estudia el BPA y BPA diluido a través del EBIT.

El libro te da las claves para comprender y llevar a cabo una de las estrategias de inversión más interesantes y efectivas que existen hoy en día.

Acciones ordinarias y beneficios extraordinarios

El libro Acciones ordinarias y beneficios extraordinarios de Philip Arthur Fisher te brinda toda la información que necesitas saber para realizar inversiones inteligentes, independientemente de tu estilo de inversión. Estés buscando grandes beneficios o simplemente mantener los fondos existentes, este libro te muestra el camino hacia el éxito.

A pesar de que fue publicado en 1956, los consejos que ofrece sobre inversión siguen vigentes y son tan relevantes como lo eran en su momento. Acciones ordinarias y beneficios extraordinarios establece las bases de lo que debes buscar cuando inviertes en una empresa, y te ayuda a determinar si eres un inversor de alto riesgo o conservador.

El libro explica:

  • cómo determinar si una acción está sobrevalorada
  • por qué el precio de las acciones no te dice si una empresa es realmente buena
  • cómo no dudar cuando es hora de comprar

Aquí encontraremos consejos como: las estrategias de inversión inteligente se centran en empresas con potencial de crecimiento a largo plazo; hay que investigar una empresa desde todos los ángulos que puedas antes de invertir en ella; busca bajadas en el precio de una acción para comprarla a bajo precio; ten confianza en tus elecciones y no sigas al rebaño; una empresa que apuesta por sus trabajadores es una buena inversión; calcula el ratio precio-beneficios de una compañía para determinar si estás pagando el «precio real»…

Para ser un inversor de éxito, debes estar dispuesto a investigar. ¡El verdadero valor de una compañía se basa en mucho más que el precio de sus acciones! Si estás dispuesto a participar en el trabajo de detective, puedes cosechar grandes recompensas sin importar si eres un inversor conservador o uno de alto riesgo.

Si quieres leer un resumen más extenso de este libro lo tienes disponible aquí.

Cómo invertir en fondos de inversión con sentido común

John Clifton «Jack» Bogle, el autor de este libro, que falleció hace un par de semanas,​ fue un inversor, hombre de negocios y filántropo estadounidense. Fue el fundador y director ejecutivo de la legendaria empresa de inversiones The Vanguard Group creada en 1975. Bogle fue también el inventor de los fondos indexados (replican un índice comprando los valores de éste).

Publicó este bestseller en 1999 y es considerado un clásico dentro de esta categoría de libros. Cómo invertir en fondos de inversión con sentido común fue un gran éxito en Estados Unidos.

Este libro es una extraordinaria guía sobre cómo gestionar carteras de inversión. Su metodología es la inversión a largo plazo en acciones y bonos de elevada calificación, con paciencia, sin rotaciones ineficientes y con un bajo coste.

Bogle expone en el libro sus estrategias de inversión y su visión sobre la rentabilidad, el riesgo, la indexación y cómo afecta el tiempo en todo ello.

Hace una fuerte crítica y comenta cómo la mayoría de gestores no baten al mercado, ya que existen conflictos de intereses en la industria de fondos de inversión.

Nos da las claves para hacer una buena selección de fondos y nos enseña todo lo que necesitamos saber para no morir en el intento.

El libro fue revisado y actualizado en 2009 por el mismo John C. Bogle actualizadolo con algunos nuevos tipos de fondos, como por ejemplo los ETF (Exchange-Traded Fund), que se han desarrollado en los últimos tiempos y que no aparecían en la versión original.

Padre rico, padre pobre: ¡qué enseñan los ricos a sus hijos sobre el dinero, que los pobres y la clase media no hacen!

El libro Padre rico Padre pobre me lo sugirió un amigo hace unos 10 años y me encantó!. Fue publicado en 1997 y combina la autobiografía con consejos personales para marcar los pasos para ser financieramente independiente y rico. El autor argumenta que lo que enseña en este bestseller del New York Times son cosas que nunca se nos enseñó en la sociedad, y que lo que la clase alta transmite a sus hijos es el conocimiento necesario para obtener (y mantenerse) ricos. Robert cita su gran carrera como inversor y su retiro a la temprana edad de 47 años como evidencia de su enorme éxito.

El libro tiene muchos conceptos clave. Aquí los muestro en síntesis:

  • El temor a la desaprobación de la sociedad nos impide abandonar la «carrera de ratas» (rutina interminable de trabajar para todos, excepto uno mismo) y enriquecernos.
  • El miedo y la codicia pueden llevar a las personas financieramente ignorantes a tomar decisiones irracionales. Cuando se trata de dinero, todo el mundo, sea rico o no, experimenta dos emociones básicas: codicia y miedo. Si tienes dinero, es posible que te concentres en todas las cosas nuevas que puedes comprar (emoción: codicia). Si no tienes dinero, entonces te preocupa que nunca tengas suficiente (emoción: miedo). Las personas que son ignorantes sobre cómo administrar sus finanzas son especialmente propensas a dejar que estas emociones afecten en su toma de decisiones.
  • A pesar de ser tan importante para la prosperidad tanto personal como social, no recibimos entrenamiento en inteligencia financiera. Esta falta de capacitación en inteligencia financiera es un problema no solo para los jóvenes de hoy sino también para los adultos con alto nivel educativo, muchos de los cuales toman malas decisiones con su dinero.
  • La autoeducación financiera y una evaluación realista de tus finanzas son los cimientos de la riqueza creciente.
  • Para ser rico, debes aprender a correr riesgos. Todas las personas con éxito financiero han asumido riesgos para llegar a donde están, y tienen éxito porque gestionan y no temen estos riesgos.
  • El camino hacia la riqueza es largo, así que debes mantenerte motivado.
  • La pereza y la arrogancia pueden llevar incluso a las personas con conocimientos financieros a la pobreza.
  • Invierte solamente en activos (ponen dinero en tu bolsillo) y evita pasivos (sacan dinero de tu bolsillo)
  • Tu trabajo paga las cuentas, pero tu negocio es lo que te hará rico
  • Minimiza el pago de impuestos conociendo el sistema fiscal de tu país

Si quieres leer un resumen más extenso de este libro lo tienes disponible aquí.

El pequeño libro para invertir con sentido común

El pequeño libro para invertir con sentido común, también publicado por John C. Bogle, proporciona una descripción detallada de dos opciones de inversión diferentes: fondos gestionados activamente y fondos indexados. El libro explica por qué es mejor que tu dinero esté en un fondo indexado de bajo coste en lugar de hacer inversiones arriesgadas y de alto coste en fondos mutuos.

Explica por qué no se crean todos los fondos mutuos iguales, y por qué los fondos indexados son la única manera de no ser robados por honorarios y gastos. Descubre:

  • la diferencia entre un fondo pasivo y un fondo activamente gestionado

    • por qué siempre debes elegir el fondo con las tarifas más bajas
    • cómo puedes evitar las burbujas del mercado

Los fondos gestionados de forma activa son caros y a menudo tienen un rendimiento inferior al del mercado. Pocos fondos funcionan bien, y no hay garantía de que incluso esos pocos continúen haciéndolo. La mayoría de las personas invierte en fondos gestionados activamente sin darse cuenta de todas las implicaciones. Coloca la mayoría de tus activos en fondos indexados seguros y de bajo coste. Elije el fondo de índice más económico.

Ten cuidado con las nuevas tendencias de inversión.

Siempre que estés considerando dónde invertir tu dinero duramente ganado, se escéptico cuando se trata de las últimas tendencias de inversión.

La conclusión del libro es que Invertir en fondos gestionados activamente es una mala idea: solo se comen el dinero ganado duramente, mientras que los mediadores financieros hacen una fortuna. Obtén más de tu dinero invirtiendo en un fondo indexado.

Si quieres leer un resumen más extenso de este libro lo tienes disponible aquí.

El hombre más rico de Babilonia

El hombre más rico de Babilonia es una serie de parábolas establecidas en la antigua Babilonia con respecto a la sabiduría financiera. El autor, George S. Clason, utiliza parábolas en forma de consejos modernos para ayudarte a acumular riqueza.

El secreto principal para conseguir riqueza era: «Una parte de todo lo que ganas es tuyo para mantener». Es decir, no debes gastar todo lo que ganas, sino ahorrar una parte e invertirlo con prudencia. Debes invertir tus ahorros en algo que genere más riqueza, como acciones, bonos del gobierno o empresas startup. Si haces esto bien, tus ahorros aumentarán de valor sin ningún esfuerzo adicional de tu parte.

El libro postula que uno de los secretos para tener éxito financiero es admitir siempre lo poco que sabes, destacando que hay mucha ignorancia en el campo de las finanzas y que no está demás estudiarlas, pudiendo aprovechar la ignorancia de los demás que no se molestan en hacerlo. Esto podría, por ejemplo, ayudarte a detectar oportunidades de inversión antes que otros o hacer intercambios lucrativos con ellos.

El Hombre más rico de Babilonia transmite consejos útiles como, por ejemplo, que solamente puedes acumular riqueza poco a poco aprendiendo a través de un proceso de ensayo y error; que debes hacer inversiones a largo plazo donde tu dinero trabaje para ti; que hay que trabajar duro para detectar oportunidades y aprovecharlas; cómo endeudarte tomando decisiones financieras irracionales te puede llevar a la ruina…

El libro lo podríamos resumir básicamente en dos pilares fundamentales:

  1. Vive por debajo de tus posibilidades
  2. Invierte parte de lo que ganas sabiamente.

Si quieres leer un resumen más extenso de este libro lo tienes disponible aquí.

Principles: Life and Work

Hablemos un poco de Ray Dalio, el autor de este libro. Ray es un inversor multimillonario, gestor de fondos y filántropo. Compró sus primeras acciones (Northeast Airlines) a los 12 años consiguiendo triplicar su inversión. Estudió finanzas en Long Island University y en 1972 entró a trabajar en la división de comodities de Merrill Lynch. En 1973 consiguió el MBA de Harvard Business School.

Fundó en 1975 Bridgewater Associates, una firma de gestión de inversiones que en 2005, se había convertido en el mayor fondo especulativo del mundo. Según Bloomberg, Bridgewater Associates ha generado para sus inversores más dinero que cualquier otro hedge fund.

Para Dalio hay un conjunto de principios que considera el pilar de su éxito. Básicamente el libro cuenta cómo estos principios te ayudarán a tomar decisiones, incluso durante los momentos más caóticos y confusos. Estos principios dependen de uno mismo, pero siempre es buena idea construir relaciones fiables y transparentes con todas las personas con las que trabajas. Como gerente, eres como un mecánico y tu empresa es como una máquina. Puedes usar diagramas de flujo y métricas para que las cosas funcionen sin problemas, y asegurarte de que tu empresa sea sólida, construyéndola desde arriba hacia abajo y manteniendo la proporción de gerentes/empleados relativamente pequeña.

En el libro, Dalio deja patente que ha aprendido más de sus errores que de sus aciertos. Se arruinó en 1982 pero no se dio por vencido y aprendió de sus errores. Con los años adquirió una experiencia tal que le permitió salir “de rositas” de la crisis financiera de 2008. Con su estrategia de operativa de créditos y divisas consiguió unos beneficios del 8,7%!

Ray Dalio, ha sido apodado “el Steve Jobs de la inversión”.

Si quieres leer un resumen más extenso de este libro lo tienes disponible aquí.

Si tuviese que elegir un par de libros para empezar, sin duda serían Padre rico, padre pobre y Buffettología por ser interesantes a la par que sencillos. Tras leer Principles de Dalio o Los 4 pilares de la inversión, dejaría para el final El pequeño libro para invertir con sentido común y por último Acciones ordinarias y beneficios extraordinarios.

Si has disfrutado con esta selección de libros te gustará sin duda Los 10 mejores libros de Value Investing y 10 libros recomendados por Warren Buffet.