Bolsa, Iván García, KAU+, Lorenzo Serratosa.
 .

NO EXISTÍA INTERNET

Cuando yo empecé a invertir no existía la red, y teníamos que mirar las cotizaciones de bolsa en el periódico del día siguiente o en el teletexto de la televisión.
Luego llegó internet, allá por los años 90, con aquellos módems que hacían tanto ruido y, con ellos, el acceso a la información en tiempo real, ¡qué cambio! 
pcsystem
Aun así, la información relevante de las empresas (aquella que nos acerca los estados financieros de las compañías y que nos sirve para analizar qué comprar, cuándo y cómo) para tomar decisiones verdaderamente fundamentadas y crear estrategias ganadoras, aún era cosa de unos pocos: de aquellos con tiempo y dinero suficiente para tener contratados decenas de analistas para recopilar y ordenar los datos publicados por las empresas.

 

 
 

1995: YAHOO!

Recuerdo que el primer lugar en el que poder encontrar algo de información  era Yahoo, que ofrecía algunos ratios muy básicos allá por 1995. Y en ese contexto, en el contexto del nacimiento de la era de la información a finales de los años 90, comencé a dedicarme al asesoramiento financiero de fondos y grandes patrimonios. 
yahoo-finance
Obviamente, no existían herramientas que nos permitieran organizar y procesar toda la información que requeríamos de las compañías cotizadas en los más importantes mercados para poder manejarla con criterio, y diseñar nuestras estrategias de inversión.

 

Necesitábamos acceder con facilidad a los estados financieros de las empresas,  los ratios que nos hablan de su solvencia, sus ventas, su cash flow, y su precio de cotización, pero eso no era tan sencillo.  Estábamos en desventaja frente a los que pagaban multitud de analistas para hacer esto y esa desventaja en bolsa significa la diferencia entre ganar y perder.

 

Algunos habían marcado el camino de los que debíamos que hacer, como  Google, que a través de su algoritmo comenzó a ofrecernos los resultados de lo que andamos buscando sea cual fuere el tema. Nada igual existía  en el mundo financiero, al margen de las incipientes casa de noticias como Bloomberg, pero era lo que necesitábamos.

 

“VAMOS A CREAR ESA HERRAMIENTA”: KAU+ PROFESIONAL
Mini linea
Imagen-Kau-2
.¿De otro modo, cómo podríamos hacer nuestro trabajo con garantías de éxito? Y nos pusimos a ello… Así nació KAU+ profesional.
A partir de ahí dedicamos muchas horas de trabajo a KAU+ para que cumpliera su función en nuestro trabajo, y lo conseguimos.

 

Y más aún, hoy podemos poner al alcance del inversor particular algo con lo que jamás ha contado:
Información relevante de las empresas de los principales mercados y estrategias de inversión adaptadas a los mercados de hoy en día. Las mismas que nosotros utilizamos en nuestro trabajo. Amén de  herramientas sencillas de usar, pero necesarias, para diseñar sus propias estrategias.

 

El mundo ha cambiado mucho,  y los mercados financieros también lo han hecho. Internet ha conseguido poner las bases para que los inversores particulares puedan invertir tratando de tú a tú a las grandes casas de análisis.

 

Los datos estaban ahí, solo hacía falta darles forma, y eso hace KAU+, poner en manos de cada inversor aquello que todos los profesionales utilizan en su trabajo diario de una forma simple, manejable y accesible. 
 .
 ..
LA INFORMACIÓN ES UN DERECHO 

 

Es su derecho. A pesar de no haber contado con ella nunca. Le invito, pues, a que deje atrás el pasado, y ejerza su derecho.

 

Constitución

 

Le propongo que deje de invertir sin conocimientos objetivos y utilice lo que las nuevas tecnologías ponen hoy a su alcance.

 

Para mí es un orgullo abrirle la puerta a la inversión profesional y poder decirle que cuenta con las mismas armas que los grandes inversores en unos mercados cada vez más rápidos, más volátiles y más difíciles de prever, en los que es necesario contar con nuevas estrategias y formas de invertir, y gestionar nuestro patrimonio, de tal forma que, sean capaces de adaptarse a los nuevos tiempos.
.

 

Banner Kau + Cursos 2

 

alargado

Qué es KAU+

Valora el artículo