Cinematografía financiera, Wall Street II.

Las mejores películas y series sobre inversión: Wall Street II : El dinero nunca duerme (2010)

Wall Street II : El dinero nunca duerme (2010)

Según su título “ Wall Street II : el dinero nunca duerme”, a simple vista podía parecer la versión más fiel de cómo se maneja el dinero de la economía mundial, dirigida por oliver Stone y centrado en el guión de Stephen Schiff y Allan Loeb, se basa en un mundo inmerso en la crisis financiera de 2008.

Wall Street II: El dinero nunca duerme.
Wall Street II: El dinero nunca duerme.

 

Se trata de la primera secuela que Stone ha hecho de cualquiera de sus películas,alcanzando una grandísima expectación el día de su estreno. Michael Douglas repite su papel de Gordon Gekko, por el que ganó el Oscar al mejor actor protagonista, y Shia LaBeouf, Josh Brolin, Carey Mulligan, y Frank Langella son también estrellas en la película. Charlie Sheen retoma su papel como Bud Fox en una breve aparición.

Sinopsis

Gordon Gekko (Michael Douglas), todo un tiburón de las bolsas, que fue procesado y condenado a prisión por ‘prácticas ilegales’, y que tras pasar más de dos décadas en la cárcel se encuentra en un mundo nuevo y desconocido, muy diferente de aquél que dominó.

Su  máxima prioridad después de quedar en libertad es recuperar la relación con su hija. Ella está saliendo con un joven brooker de éxito, que ve como su mentor se suicida tras verse envuelto en una estafa. Una muerte de la que el joven culpa a un inversor. Para poder vengarse, el joven e inexperto corredor de bolsa se unirá a Gekko que, movido por el amor a su hija, accede a volver a la arena de Wall Street.

Wall Street II fotograma de la película.
Wall Street II fotograma de la película.

Jake Moore (Shia Labeouf) es un agente consejero y asesor de una empresa de finanzas, tiene una vida acomodada y una forma de vivir a base de mucho dinero. Las personas para las que trabaja son despiadados acaudalados corporativos que se traicionan y destruyen unos a otros sin piedad, Jake está en medio de todo el tumulto de la burbuja financiera, es tocado y casi hundido. Cuando toda la economía cae, el gobierno niega un plan de rescate económico, la cosa está complicada para el mundo del dinero.

Un día, Jake acude a la presentación de un libro del feroz ex financiero Gordon Gekko (Michael Douglas). Gekko salió hace un tiempo de prisión, tiene una hija Winnie (Carey Mulligan) lleva tiempo sin relacionarse con ella, y desea recupérarla, resulta que Winnie es novia de Jake.

Wall Street II, fotograma de la película.
Wall Street II, fotograma de la película.

 

El joven entabla amistad con Gekko y le promete que propiciará un encuentro con su hija, a cambio Gekko también le proporcionara algún privilegio, y Jake sin darse cuenta se está metiendo en una zona de arenas movedizas.

Motivos para verla

Oliver Stone, en “Wall street: el dinero nunca duerme”, pretende recuperar al personaje de Gekko y resucitar el tema del mundo de las finanzas. Esta vez con un peso mas ligero y menos osada, centrándose en la caída del símbolo del capitalismo salvaje, pero dándole un toque sentimental que envuelve toda la película.

Stone nos presenta de nuevo el tema de la burbuja financiera, secuela de la ya famosa Wall Street, que hiciera con gran acierto en el año 1987. Los recursos técnicos y estéticos son merecedores de ser recalcados y mantiene un ritmo interesante, pero aun así no sé puede comparar con la primera obra.

Wall Street II: El dinero nunca duerme.
Wall Street II: El dinero nunca duerme.

 

Su antecesora poseía un ritmo delirante de tensión continua que en ésta está ausente, la energía de los personajes antiguos aquí no aparece. La fascinante maldad que brotaba en el ambiente de aquélla no se ven en ésta en ninguno de sus puntos más altos.

Oliver Stone es un maestro contando la historia y la cuenta fenomenal, pero se echa mucho de menos al Stone crítico del sistema político de los Estados Unidos, queda totalmente ausente ese toque característico al que nos tiene acostumbrados.

Hablando de actores hay que destacar a Josh Brolin ( Shia Labeouf ) quien enfatiza su trabajo en su personaje protagonista. Creando en él la sensación de normalidad bajo la cual se oculta la turbulencia de un hombre tremendamente ambicioso.

Michael Douglas (Gordon Gekko) exhibe una interpretación un poco estática aunque siempre mostrando en sus ojos muestran magistralmente lo que el personaje necesita trasmitir; Susan Sarandon aparece muy poco y, bueno su personaje es necesario pero transparente absolutamente; en cuanto a Carey Mulligan (Winnie) , hace un papel visible desde el principio sin cambiar su registro habitual.

 

¡Síguenos en nuestras redes!