NOTICIAS EN TIEMPO REAL SOBRE LA BOLSA,
ÍNDICES BURSÁTILES, APERTURAS Y CIERRES
DE MERCADO, MATERIAS PRIMAS ...

Las empresas se enfrentan a un nuevo reto climático: las oficinas domésticas

05/05/2022

Las empresas tecnológicas y financieras que lideran los esfuerzos por reducir las emisiones del cambio climático se encuentran con un nuevo reto derivado del trabajo a distancia: el CO2 que sale de las oficinas domésticas.

Algunas empresas han empezado a contar lo que ocurre cuando los empleados arrancan los ordenadores en casa, encienden los hornos de gas e ignoran los campus corporativos de mayor eficiencia energética del mundo. Resulta que las instalaciones domésticas popularizadas por la pandemia están erosionando parte del beneficio climático de los desplazamientos abandonados.

“Las emisiones no desaparecieron”, dijo Amanda von Almen, jefa de reducción de emisiones de Salesforce.com Inc CRM.N. “Sólo se desplazaron a otra área”.

La mitad de las 20 grandes empresas con las que habló Reuters, incluida Salesforce, han estimado las emisiones de las oficinas en casa.

Seis de ellas informaron de cifras detalladas, mostrando que su medio millón de trabajadores emitió colectivamente el equivalente a 134.000 toneladas de dióxido de carbono en aproximadamente el primer año de la pandemia. Leer la historia completa Eso equivale a consumir 15 millones de galones de gasolina o a quemar 67.000 toneladas de carbón.

Aunque el hecho de que millones de empleados no se desplacen al trabajo desde casa supone un beneficio para el clima, los resultados subrayan que el trabajo a distancia no es una solución sencilla para reducir las emisiones de las empresas.

“El trabajo a distancia no ha aportado los beneficios medioambientales que algunos esperaban”, afirma Steve Sorrell, profesor de política energética de la Universidad de Sussex. “Pero probablemente deberían haber prestado más atención a las décadas de trabajo en este campo que sugieren que el impacto medioambiental puede ser menor de lo esperado”.

Las empresas informaron de diversos beneficios del reciente cambio al teletrabajo. Salesforce descubrió que el trabajo a distancia ha reducido las emisiones en un 29% por empleado, mientras que la gestora de fondos con sede en Boston, Fidelity Investments Inc, descubrió que el cambio al trabajo mayoritariamente a distancia eliminó el 87% de sus reducciones de emisiones en 2020.

Facebook, ahora Meta Platforms Inc FB.O, calculó que los empleados, a través de los desplazamientos y el trabajo a distancia, produjeron más de una tonelada de CO2 por persona en 2020, frente a las 2 toneladas del año anterior, cuando sólo se contabilizaron los desplazamientos.

Sin embargo, la mitad de las empresas encuestadas por Reuters no cuentan las emisiones de la oficina en casa, incluyendo a los líderes tecnológicos y financieros Apple Inc AAPL.O, Amazon.com Inc AMZN.O y Wells Fargo & Co WFC.N.

“Anticipamos que estas emisiones son pequeñas en relación con nuestra huella de carbono y todavía estamos evolucionando nuestra metodología”, dijo Apple al explicar su decisión.

E incluso las empresas que calculan la producción de los hogares están divididas sobre qué hacer al respecto. Para cumplir con su compromiso de operar con energía 100% renovable, Meta ha comprado suficientes créditos de energía renovable para igualar el uso de los trabajadores remotos, pero no está compensando el gas natural de las oficinas en casa.

Salesforce y GOOGL.O de Alphabet Inc. excluyeron la electricidad de las oficinas en casa de sus objetivos del 100%, ya que sopesan diferentes iniciativas para el uso doméstico. Sin embargo, ambas compran créditos de carbono para compensar las emisiones estimadas del teletrabajo.

Los expertos en clima afirman que estas soluciones se quedan cortas: Después de invertir miles de millones de dólares en oficinas tradicionales con paneles solares en los tejados, iluminación natural y reciclado de agua, los empresarios que optan por el trabajo híbrido necesitan planes claros para que todas las oficinas sean igual de ecológicas.

“Si nos tomamos en serio el cumplimiento de nuestros objetivos, el mundo empresarial debe tomar la delantera y pensar en los hogares como áreas de mejora”, afirma Eleftheria Kontou, profesora adjunta de ingeniería civil y medioambiental de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign.

¿CUÁNTAS BOMBILLAS SE NECESITAN…?

Uno de los obstáculos a la hora de contabilizar las emisiones de las oficinas domésticas es que no existe una norma sobre cómo o qué contar. Microsoft Corp MSFT.O, tratando de resolver el problema por sí misma, llegó a la conclusión de que el personal remoto trabaja ocho horas al día utilizando un ordenador portátil, dos monitores y tres bombillas.

Otras, como Salesforce, han encuestado a los trabajadores sobre sus hogares y sus facturas de energía, y muchas empresas se limitan a considerar el uso residencial típico en las regiones donde residen sus trabajadores.

Pero si para calentar una oficina en casa hay que calentar toda la vivienda, ¿cómo se contabilizan las emisiones? ¿Y cómo se contabiliza una oficina de la sede que está disponible pero no se utiliza?

Al menos los análisis de investigación que estudian el trabajo a distancia, incluido uno de la Agencia Internacional de la Energía, han advertido en general que las emisiones podrían aumentar a medida que las empresas sigan alimentando las oficinas tradicionales para ofrecer flexibilidad y algunos trabajadores asuman más desplazamientos, aunque menos frecuentes.

“En el peor de los casos, un futuro de trabajo híbrido podría… crear un mundo en el que los edificios y los hogares se utilicen de forma ineficiente, con un sistema de transporte incapaz de responder a la demanda cambiante y potencialmente con más coches en las carreteras”, escribió la consultora británica Carbon Trust en un informe de 2021 sobre el trabajo a distancia.

Ante la incertidumbre sobre el cómputo, el minorista de actividades al aire libre REI Co-op esperará a que haya “normas uniformes en el sector” antes de contabilizar el 10% de su plantilla que es remota o móvil, dijo Andrew Dempsey, director senior de sostenibilidad, y no es el único.

El centro de intercambio de información sin ánimo de lucro CDP afirmó que menos de 200 de las 13.000 empresas que le comunicaron datos medioambientales el año pasado mencionaron el trabajo a distancia e incluyeron las emisiones correspondientes. El Protocolo de Gases de Efecto Invernadero, la herramienta de contabilidad más habitual, ofrece desde 2011 orientaciones para contabilizar el teletrabajo, pero no especifica cómo calcular esas emisiones.

El asesor climático de las empresas, William Theisen, jefe norteamericano de ATOS.PA EcoAct de Atos SE, calificó de preocupante la escasa información.

“No creo que evitarlo sea el camino más responsable”, dijo. “Si todo el mundo esperara a tener normas claras sobre el recuento de las emisiones del trabajo a distancia, no pasaría nada”.

Reuters. Traduce Serenity Markets

BUSCAR

ÚLTIMOS TITULARES

El gobernador del BOJ, kuroda, afirma que las acciones de Rusia están causando una gran inflación

15:43 || 20/05/2022

Macro

La SEC acusa a Wells Fargo Advisors de infracciones relacionadas con el blanqueo de capitales

15:21 || 20/05/2022

Macro

Visco, del BCE: podríamos enfrentarnos a una recesión moderada, que podría empeorar según las circunstancias

15:20 || 20/05/2022

Macro

Emir de Qatar: esperamos poder suministrar gas natural licuado a Alemania en 2024 con nuestra expansión de gas

15:12 || 20/05/2022

Macro

El canciller alemán Scholz, sobre Irán: esperamos que los acuerdos sean finalmente aceptados por todas las partes, y esperamos que no se pierda esta oportunidad

15:11 || 20/05/2022

Macro

Fink, CEO de BlackRock: muchos gérmenes de inflación están en nosotros la escasez de mano de obra y los salarios.

14:41 || 20/05/2022

Macro

Villeroy, del BCE: aún vemos importantes palancas de crecimiento en los próximos años

14:36 || 20/05/2022

Macro

Nagel, del BCE, dice que los tipos de interés negativos son cosa del pasado

14:30 || 20/05/2022

Macro

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER