NOTICIAS EN TIEMPO REAL SOBRE LA BOLSA,
ÍNDICES BURSÁTILES, APERTURAS Y CIERRES
DE MERCADO, MATERIAS PRIMAS ...

Los crecientes “índices de miseria” desafían a los bancos centrales a parpadear :Mike Dolan

13/05/2022

Es viernes 13 y ya se han recortado más de 10 billones de dólares del valor de los mercados bursátiles mundiales este año, mientras que los “índices de miseria”, que mezclan la inflación y las tasas de desempleo, se disparan. ¿Ha llegado el momento de que los bancos centrales parpadeen?

Los mercados han empezado a entrar en pánico ante las probables subidas de los tipos de interés de los bancos centrales para frenar la inflación desde los máximos de 40 años. Los inversores están desesperados por ver cualquier señal de que el cálculo del endurecimiento se desplace de las presiones de los precios a los recortes del coste de la vida y los riesgos de recesión.

Los ahorradores y los especuladores, acostumbrados desde hace años a esperar una política monetaria más fácil para suavizar las perturbaciones económicas o políticas, han tenido que adaptarse este año a la idea de que la alta inflación es quizás la mayor perturbación y que no hay una “política de ajuste” instantánea en marcha.

Lejos de acudir al rescate de los ansiosos mercados de renta variable y de renta fija, los bancos centrales parecen decididos a seguir endureciendo sus políticas. Como señala Societe Generale, los rendimientos de los bonos a largo plazo y los índices de endurecimiento de las condiciones financieras están subiendo a la par, algo inusual después de al menos dos décadas en las que los rendimientos se hundieron en respuesta a los desplomes financieros.

Pero siempre hay un punto de inflexión en la política monetaria si la propia recesión que se avecina desplaza las expectativas de inflación.

Aliviar la presión sobre el coste de la vida es claramente la prioridad política. Pero los precios de la energía y de los alimentos, impulsados por las limitaciones de la oferta, pueden no responder a la subida de los tipos de interés, mientras que el aumento de los costes de los préstamos encarece el crédito para los hogares más pobres y acaba con los activos, a menudo excesivamente inflados, de los más ricos.

Las dos mayores conmociones políticas del año -la invasión rusa de Ucrania y los cierres de China- exageran tanto las fuerzas inflacionistas como las recesivas. Pero la rapidez con la que el golpe de la demanda domina el pensamiento es lo que los mercados tienen que vigilar ahora.

El jueves, el Instituto de Finanzas Internacionales, con sede en Washington, recortó sus previsiones de crecimiento global para mostrar un “aplanamiento de facto” de la economía mundial este año, con una contracción en China este trimestre.

LOS OBSTÁCULOS DE LOS BANCOS

La semana pasada, el Banco de Inglaterra fue el primero de los bancos centrales del G7 que se mostró más beligerante y dudó ante la tarea casi imposible que tenía por delante. Aludiendo a la inflación del 10% y a la contracción de la economía a finales de año, volvió a subir los tipos de interés, pero reveló las divisiones internas sobre la necesidad de aumentarlos.

Los datos del jueves mostraron que la economía del Reino Unido ya se había contraído inesperadamente en marzo, incluso antes de que se eliminaran los topes de los precios de la energía y se aumentaran los impuestos, lo que sugiere que las dudas del Banco de Inglaterra están más que justificadas.

Aunque los mercados monetarios siguen esperando que los tipos de interés oficiales del Reino Unido se dupliquen con creces hasta superar el 2% el año que viene, los rendimientos de los gilts a 2 años están volviendo a caer, bajando más de medio punto porcentual desde la reunión del BoE, hasta el 1,2%. La libra esterlina se ha desplomado más de un 3% en el mismo periodo y ha perdido casi un 10% este año frente al dólar.

Puede que Gran Bretaña tenga problemas domésticos peculiares -incluyendo el Brexit, un fuerte salto en el tope del precio de la energía y el aumento de los impuestos-, pero muchos pueden verlo como un ejemplo del acto de equilibrio político que se avecina.

Aunque los funcionarios del Banco Central Europeo hablan abiertamente de subidas de los tipos de interés, los mercados redujeron esta semana sus expectativas de endurecimiento para finales de año en 15 puntos básicos, hasta menos de 80 puntos básicos. Los rendimientos de referencia alemanes a dos años volvieron a caer hasta cero desde los 35 puntos básicos.

Los funcionarios de la Reserva Federal de EE.UU. parecieron redoblar su retórica de múltiples subidas de tipos de 50 puntos básicos, ya que la inflación de abril, del 8,3%, volvió a superar las previsiones, mientras que los mercados de trabajo siguen siendo ajustados.

Al contrario que en Europa, los rendimientos del Tesoro estadounidense a dos años se mantuvieron por encima del 2,5%, lo que contribuyó a que el dólar, ya elevado, alcanzara máximos de 20 años (DXY) y a que las condiciones mundiales se endurecieran aún más.

Sin embargo, la tormenta que se avecina hizo que las estimaciones del mercado monetario estadounidense sobre el tipo máximo de la Reserva Federal para el próximo año descendieran hasta el 3%, desde el 3,40% de principios de mes.

¿Aparecen grietas a medida que se instala la “miseria”?

Los llamados “índices de miseria” se crearon a finales de la década de 1960 y son crudos agregadores de las tasas de inflación y desempleo diseñados para captar el grado de estrés de los hogares. Algunos añaden los tipos de interés oficiales para ilustrar el flujo y reflujo de los costes del crédito.

El aumento de la inflación hace que estos sismógrafos de la inquietud pública vuelvan a moverse. Los índices que recogen los tipos de interés se dispararán aún más en los próximos meses si los bancos centrales siguen presionando. Y si la inflación no cede antes de que aumente el desempleo, la mezcla podría volverse explosiva.

Del G7, el Reino Unido ya parece el más atípico, con el “índice de miseria” británico ya en su nivel más alto en más de 20 años.

“El BoE es probablemente el primer banco central que ha concedido la batalla contra la inflación en favor de salvar la economía y al consumidor británico de las consecuencias de una profunda recesión”, dijeron los estrategas de Jefferies a los clientes.

“No obstante, el índice de miseria empezará a subir y esto no es ciertamente bueno para la libra o los gilts británicos”.

Reuters. Traduce Serenity Markets

BUSCAR

ÚLTIMOS TITULARES

Los vehículos de motor impulsan los inventarios de las empresas estadounidenses en marzo

16:33 || 17/05/2022

Macro

Villeroy, del BCE: La reunión de los ministros de finanzas del G7 en Alemania debatirá la regulación de las criptomonedas

16:31 || 17/05/2022

Macro

El FDA amplía la elegibilidad para la dosis de refuerzo de la vacuna covid-19 de Pfizer-Biontech a los niños de 5 a 11 años

16:31 || 17/05/2022

Macro

Dimon, CEO de JP Morgan: la fortaleza de la economía de EEUU se enfrentará “de frente” a las subidas de tipos

16:28 || 17/05/2022

Macro

Yellen dice que los aranceles al petróleo ruso podrían combinarse con un embargo petrolero gradual

16:27 || 17/05/2022

Macro

Yellen dice que la UE se compromete seriamente a proporcionar financiación a Ucrania

16:26 || 17/05/2022

Macro

El operador estatal de tránsito de gas de ucrania dice que Gazprom ha reservado una capacidad de tránsito de 51,51 millones de metros cúbicos para el 18 de mayo, frente a los 48,91 mcm reservados para el 17 de mayo

15:55 || 17/05/2022

Macro

Home Depot considera que la escasez de viviendas durará 5 años

15:42 || 17/05/2022

Macro

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER