zonavalue.com Robo-advisor

Tu asesor automático gratuito de fondos y etf
Basado en estrategias value investment

Mis estrategias value investment de selección de activos:

Lorenzo Serratosa

Lorenzo Serratosa
CEO de Kau Markets EAFI

Las carteras de fondos y ETF que forman el corazón de nuestro asesor automático gratuito han sido creadas y se trabajan cada día para conseguir un objetivo muy simple y definido:

Máxima rentabilidad con un control exhaustivo de la volatilidad y el riesgo

Qué fondos buscamos

Buscamos fondos de inversión con históricos largos, con gestores especializados en diversas áreas geográficas o activos, que no hayan cambiado en mucho tiempo y que construyan carteras que, unas vez analizadas desde un punto de vista cuantitativo, nos ofrezcan margen de seguridad y garantías de retornos suficientes como para invertir en ellas.

Mensualmente revisamos las carteras para realzar los cambios pertinentes.


Qué ETF buscamos

Buscamos ETF sobre índices, sectoriales y especializados para invertir en aquellas áreas geográficas, sectores, cestas de valores o activos que, analizados los datos, presentan margen de seguridad y garantías de retornos suficientes.

Mensualmente revisamos las carteras para realzar los cambios pertinentes.


Los modelos del Quantitative value investment aplicados por primera vez a la selección de fondos y ETF

Value Investment

Nuestros principios de inversión value investment

Para ello combinamos el análisis cuantitativo de las carteras de los diversos fondos, ETF y planes de pensiones con un análisis macro desde una perspectiva austriaca y un análisis profundo del riesgo a través de modelos matemáticos avanzados para determinar cuáles son aquellos activos y zonas geográficas en las que encontramos valor en cada momento, creando carteras ponderadas, equilibradas y rentables.

Además de todo ello, aplicamos ciertos principios de sentido común que he ido interiorizando a lo largo de 20 años de experiencia en los mercados y los negocios y que todo inversor debería conocer a la hora de abordar la inversión a través de fondos, ETF, o planes de pensiones:

1. La bolsa es el activo más seguro y rentable a largo plazo.

La bolsa ha batido a los bonos y la inversión inmobiliaria en cuanto a rentabilidad y riesgo en los últimos 200 años de historia, con todas las crisis e incertidumbres vividas. Y ello con liquidez inmediata y diferimiento de impuestos. A cambio debemos pagar el precio de la volatilidad, un precio demasiado bajo para no pagarlo, sobre todo para el que comprende que la volatilidad, lejos de ser un problema, es una oportunidad.

Esto es algo que todo inversor debe conocer para afrontar su asset allocation con éxito. A partir de aquí cada uno debe recorrer su camino hacia la bolsa a su ritmo y tomar sus decisiones de inversión según su capacidad de sufrimiento a corto plazo; pero eso si, teniendo muy claro lo que muestran los datos.


2. Por lo tanto riesgo y volatilidad no son la misma cosa.

La volatilidad es el camino que recorren los precios para llegar a un sitio y es fruto de muchos factores externos a la marcha diaria de las empresas cotizadas. La volatilidad se determina por la variabilidad de los precios, que pueden verse afectados por acontecimientos tales como atentados, problemas políticos, etc.

El riesgo, por su parte, es la posibilidad que tenemos de perder nuestro dinero debido a decisiones erróneas o fallos en los análisis realizados.

Cada uno debe evaluarse por separado para no confundir una cosa con otra.

El riesgo podemos medirlo y minimizarlo. Por lo tanto, asumiremos los mínimos riesgos que debamos asumir, y solo aquellos que tengan sentido poniendo la probabilidad a nuestro favor.

La volatilidad, sin embargo, no podemos preverla. Tal y como decía Graham, "el mercado es esquizofrénico pero a largo plazo recupera la cordura". Esa irracionalidad del mercado es lo que genera la volatilidad y, desde la tranquilidad y el análisis racional de lo que estamos haciendo, debemos aprovecharla para extraer de ella puntos extra de rentabilidad.


3. El asset allocation en el mundo de hoy ya no es lo que era.

La crisis financiera de 2008, la llegada de la tecnología a la inversión y un mundo más globalizado, envejecido y endeudado en relación al PIB, han cambiado las normas del mercado. Para adaptarnos a ello debemos abandonar los viejos patrones de la distribución de activos según los cuales la renta fija constituye un activo seguro y sin volatilidad y la renta variable es lo contrario.

Esto ya no es así en el mundo de hoy, la renta fija no está carente de volatilidad ni riesgo, y la diversificación en busca del control debe venir por otro lado, debe venir del lado de estrategias sofisticadas de retorno absoluto, market neutral, coberturas con derivados, etc.

Value Investment


4. La gestión activa debe basarse en principios claros que mejoren las rentabilidades históricas de la gestión pasiva.

Tan solo el 20% de los fondos de inversión que se comercializan en España bate a su índice de referencia. Esto es un hecho. Si vamos a pagar comisiones de gestión a un profesional, debe ser porque este gestor se las gane batiendo a los índices, si no es mejor comprar un ETF. Por lo tanto, es importante saber escoger cuando vamos a pagar a alguien por hacer su trabajo.


5. La inversión debe ser racional y basada en datos.

No hay decisión racional que no se fundamente en datos objetivos. Y no hay inversión rentable que no este fundamentada en análisis racionales.

Podemos ganar mucho por una decisión tomada al azar, pero no conoceremos los fundamentos de esta ganancia y nos será difícil repetirla. La cuestión, por tanto, no es ganar un 20% un día, sino hacerlo año tras año y eso se requiere datos, estudio y decisiones racionales.


6. Hay que tener en cuenta que muchas veces, como inversores, ganaremos más por lo que no hacemos, evitando problemas, que por lo que hacemos.

Cuando hemos estudiado una situación y definido nuestra estrategia utilizando datos históricos, conocimientos económicos y análisis cuantitativos pormenorizados el trabajo está hecho. Solo queda seguir la línea y esperar resultados.

Y sobre todo, no dejarse llevar por la modas momentáneas que puedan surgir en medios de comunicación casi siempre interesados en vender esto o aquello.

No hacer malas inversiones ya es una gran inversión, cualquiera con un poco de experiencia lo sabe.


7. Y sobre todo debemos tener constancia y ser fieles a lo que hacemos para que la rentabilidad realmente de sus frutos.

Ningún gran inversor cambió su estrategia porque un día o un mes no funcionó. Yo tampoco lo hago, y hay momentos en los que el mercado dibuja extraños e irracionales movimientos que producen que muchos pequeños inversores crean que nuevas tendencias han surgido, que ahora es diferente y que hay que moverse con la masa.

Esto nunca es así, nunca es diferente y siempre acabamos encontrando que lo racional es que lo que se acaba imponiendo, que cuando la marea baja se ve si el rey estaba desnudo. Por lo tanto, no vale la pena seguir el camino de la mayoría sino caminar tranquilo y confiado sabiendo que estamos haciendo lo que debemos hacer para que nuestro dinero rente.





Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies